sábado, 22 de septiembre de 2018
Política/ Creado el: 2018-08-25 03:35

Las aristas del escándalo de elección de contralor y personera en Neiva

Para las autoridades, en las elecciones de ambos funcionarios se configuraron varios delitos que son materia de investigación. Aún no se sabe nada del paradero del empresario René Cantillo, quien también es solicitado por las autoridades.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | agosto 25 de 2018

De un tiempo para acá, la elección de personeros y contralores ha estado llena de suspicacias y controversias.

Cabe destacar que la elección de estos dos cargos en cualquier municipio es una de las primeras y más importantes tareas que hacen los nuevos concejales y diputados.

El personero debe vigilar la conducta de los empleados y trabajadores públicos de la correspondiente entidad territorial y velar por el respeto de los Derechos Humanos. Por su parte, el contralor debe ejercer la vigilancia de la gestión fiscal y de los particulares que manejen fondos o bienes públicos.

La decisión el día jueves de la Fiscalía de hacer efectiva ordenes de captura a una serie de personas entre las cuales se encuentran concejales en ejercicio, un diputado y hasta un empresario de nombre René Cantillo, deja entrever para el ente investigador  que para la elección de personero y contralor de Neiva, se había montado toda una estructura para favorecer dichas elecciones.

Ayer, en las diligencias concentradas adelantadas para legalizar la captura se determinó continuar con ellas el próximo lunes después de las 8 de la mañana.

Como resultado de las investigaciones de la Fiscalía se dieron las capturas de:

Heidy Lorena Sánchez Castillo

Fue elegida por el Concejo de la ciudad como la sucesora de Jesús Elías Meneses, tras una sesión en la que se recalcaron varios de los cuestionamientos que previamente habían realizado algunos aspirantes y concejales acerca del  proceso.

La decisión del cabildo se dio tras ratificar los resultados otorgados por la Universidad Surcolombiana en el concurso público de méritos en donde la nueva personera obtuvo el primer lugar con un resultado final de 72,97%. Asumió funciones el 1 de marzo de 2016.

En su momento,  algunos funcionarios y organizaciones denunciaron la existencia de  irregularidades en la escogencia dado que el nombramiento se había realizado sin el estudio y aprobación del Concejo.

Lo anterior conllevó a una suspensión de la funcionaria de su cargo y que meses después la Sección Quinta del Concejo de Estado revocó mediante sentencia de primera instancia proferida el 22 de septiembre del 2016 por el Tribunal Administrativo del Huila.

Cabe destacar que en el caso de la Personera de Neiva, se encuentra recluida en un centro asistencial de Neiva debido a que se encuentra en estado de embarazo y de acuerdo con la valoración de Medicina Legal, su estado es de alto riesgo.

José Hildebrand Perdomo Fernández

En lo que respecta a la elección de Contralor de Neiva, todo inicio el 27 de noviembre de 2015 cuando el Concejo de Neiva realizó la convocatoria pública de méritos para elegir a la persona para dicho cargo para el periodo 2016-2019.

La mesa directiva de entonces, integrada por Luis Eduardo Penagos (presidente), Jorge Eliecer Cante (primer vicepresidente) y Oscar Humberto Urueña (segundo vicepresidente) fue la encargada de calificar las hojas de vida, la presentación y sustentación del plan de gestión de cada uno de los aspirantes.

El más destacado en este proceso, fue el abogado y ex jefe de la oficina jurídica de la Universidad Surcolombiana, José Hildebrand Perdomo Fernández.

El proceso también presentó algunas irregularidades que también fueron denunciadas y el proceso de entrevista ya tenía de acuerdo con resultados ponderados un virtual ganador en este caso José Hildebrand Perdomo Fernández, quien luego en la elección de audiencia pública logró la designación con 17 votos a favor, 1 en blanco y 1 ausente.

Quienes se vieron marginados del proceso y que detectaron presuntas irregularidades en el mismo, se dieron a la tarea de hacer las respectivas denuncias ante la Procuraduría Segunda Delegada para la Vigilancia Administrativa que abrió investigación.

Su designación como Contralor de Neiva, trajo consigo una demanda de nulidad presentada por algunos participantes ante el Consejo de Estado la cual lo suspendió del cargo pero que finalmente fue revocada y que permitió que Hildebrand Perdomo retornara a su cargo.

Concejales

De acuerdo con la fiscalía, al margen de las irregularidades presentadas en ambos procesos, se dice que recibieron dádivas hasta por $12’000.000 para que votaran a favor de sus candidatos.

Al parecer, en los procesos de selección cumplidos a finales de 2015 e inicios de 2016, los cabildantes se inclinaron por Heidy Lorena Sánchez Castillo y José Hildebrán Perdomo, las dos personas referenciadas con dineros de por medio, según advierte el ente acusador.

Adicional a ello, la Fiscalía indica que algunos cabildantes habrían solicitado cargos en la Personería y Contraloría para que la elección fuera efectiva.

A los concejales implicados se les imputa los delitos de Cohecho por dar u ofrecer,  Cohecho propio, Contrato sin cumplimiento de requisitos legales e interés indebido en la celebración de contratos.

El hecho como tal involucra a Carlos Sterling, Jesús Garzón, Juan Carlos Ramón, Ovidio Serrato, Dolcey Andrade, Deiby Martínez, Marco Alirio Carrasquilla, Roberto Escobar y Luis Eduardo Penagos; de igual forma a los exconcejales Yiyo Cante y Oscar Urueña, quien hoy ostenta la dignidad de diputado.

Luis Antonio Medina Arias

Dentro de las capturas referidas por la fiscalía, se encontraba también el nombre de  Luis Antonio Medina Arias, que según el ente investigador estuvo a cargo de la estrategia que a través del concurso de méritos, diera un resultado favorable a los dos funcionarios que se favorecieron con el cargo de personero y contralor respectivamente.

Medina Arias, en la época de los hechos se desempeñaba como Coordinador del área de Proyectos Especiales de la Universidad Surcolombiana, y explicó que la razón jurídica por la que el ente universitario realizó este convenio era por su autonomía universitaria, ya que, como universidad pública, la ley 30 de 1993 les da esta potestad.

Desde que se inició el concurso público de méritos para aspirar a la Personería de Neiva, el proceso generó toda clase de dudas por las presuntas irregularidades que se estarían presentando en el Convenio Interadministrativo de Cooperación suscrito entre la Universidad Surcolombiana y el Concejo Municipal de Neiva.

Según conocedores de la materia, el convenio suscrito tendría vicios jurídicos, ya que la universidad, en la propuesta que presentó a la corporación ofrecía los servicios de las facultades de Ciencias Jurídicas y Políticas, Administración, Ciencias Sociales y Humanas; no obstante, en la ejecución, estos centros de estudio fueron desconocidos y a su vez se presentó una tercerización de contratos.

René Cantillo

Para la fiscalía, el empresario del café, es una de las piezas claves en este proceso. En su boletín informativo el ente investigador indica que los elementos recopilados hasta el momento por el Fiscal de Conocimiento, indicarían que un contratista privado de la región financió la candidatura de dos de los aspirantes a los entes de control y, presuntamente, entregó dádivas hasta por $12’000.000 a varios de los entonces integrantes del Concejo de Neiva, para que votaran a favor de sus candidatos.

“Al parecer, en los procesos de selección cumplidos a finales de 2015 e inicios de 2016, los cabildantes se inclinaron por las dos personas referenciadas con dineros de por medio y, adicionalmente, habrían solicitado cargos en la personería y contraloría para que la elección fuera efectiva, como finalmente ocurrió”.

Ayer cuando se cumplía la legalización de captura de los implicados en este caso, el fiscal relató ante la juez que lleva el caso que a René Cantillo, no se le pudo dar captura debido a que no se encontraba en su domicilio, así mismo refirió que en el proceso de allanamiento en los domicilios referenciados no se encontró por lo tanto la orden como tal no se pudo hacer efectiva.

Extraoficialmente se conoció que el empresario estaría tratando de lograr un principio de oportunidad con la fiscalía y hacer su entrega voluntaria en compañía con su abogado.

 

Comentarios