jueves, 20 de septiembre de 2018
Primer Plano/ Creado el: 2017-11-26 08:24 - Última actualización: 2017-11-26 11:02

Las dos caras del PAE en el Huila

Mientras que rectores y manipuladoras de los alimentos del Plan de Alimentación Escolar se quejan del incumplimiento de varios ítems de este importante programa, los operadores esgrimen argumentos que se escapan de sus manos. La Administración Departamental habla de más de 3.000 hallazgos este año.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | noviembre 26 de 2017

César Pérez Rojas
Diario del Huila

Según el propio Ministerio de Educación el PAE, al contrario de lo que muchos piensan, no es un programa nuevo, esto es algo que se viene trabajando en el país desde hace 70 años en un principio entre del ICBF y el Ministerio de Educación. El estado moderno del PAE se reforma después de la Ley 1450 de 2011 cuando en el margen del Plan Nacional de Desarrollo del primer mandato de Juan Manuel Santos, pasa a ser parte del Gobierno como su estrategia de cobertura nacional a nivel educativo, buscando coordinar los recursos en donde se descentralizar el programa y  paso a manos de las 95 entidades certificadas en educación que para el caso de la región son el Huila, Neiva y Pitalito, quienes son las encargadas de darle alimentación a cerca de 130.000 niños.

Actualmente este Programa ha presentado graves problemas estructurales que son evidentes, en el caso nacional hay tres problemas calves: primero la cobertura sigue siendo muy baja a pesar de ser un programa longevo cuyo derrotero es la universalidad, segundo los patrones de operación afectan la calidad, y por último la descentralización es pobre y a medias.

Con respecto al primer síntoma, en 2016 –ochenta años después de haber tomado la decisión histórica de destinar de manera permanente recursos públicos para los restaurantes escolares– apenas un 58 % de los niños y adolescentes matriculados en colegios oficiales son beneficiarios del PAE. «La cobertura es en realidad menor, pues en el mismo año todo el periodo escolar fue cubierto en apenas 20 de los 95 entes territoriales certificados».

Lo anterior significa, menciona el docente, que la cobertura está sobreestimada, pues se cuenta igual al estudiante que va al comedor escolar un día, que el que lo hace los 180 días que comprende el periodo académico. «Si se tienen en cuenta los días en los que realmente los estudiantes reciben alimentos en dichos espacios, la prestación de este servicio se reduce del 58 % al 46 %.

Otro aspecto analizado es que la cobertura es muy heterogénea; por ejemplo, mientras que en Mitú (Vaupés), Girón (Santander), Montería (Córdoba) y Duitama (Boyacá) la cobertura no supera el 20 %, en Tumaco (Cauca), Uribia (La Guajira) y Bogotá d. c. se ubica entre el 90 % y el 100 %. Esto quiere decir que un estudiante uribiero matriculado en el sistema oficial tiene casi cinco veces más oportunidades de ser beneficiario del Programa que su par mituense.

Contexto regional

El pasado 24 de noviembre se llevó a cabo la última audiencia pública convocada por la Administración Departamental la coordinación del PAE en el Huila en donde se evidenciaron varios problemas, todo esto a base de los más de 3200 hallazgos que se han presentado este año en contra de los tres operarios por temas diversos relacionados directamente con la actividad de darle alimentación a los más de 100.000 estudiantes que hay en el departamento.

Hallazgos realizados por la Procuraduría

Adolfo Gonzáles, procurador regional del Huila, quien estuvo en la audiencia expresó que luego de adelantar una actuación preventiva con el fin de hacerle un seguimiento y supervisión al PAE, con el apoyo de todos los personeros del departamento, desde principios de noviembre a los restaurantes escolares, se han hallado cinco tipo de hallazgos: No cumplimento de las minutas, alimentos en malas condiciones, pagos inoportunos a las manipuladores de alimentos, no entrega completa o faltante de alimentos y no entrega de implementos de aseo necesarios para llevar estas tareas.

Versión de Rectores y manipuladoras

Luis Utartis, docente vicepresidente de la CUT

Este docente y directivo sindical expresó en la audiencia pública que en beneficio de las mujeres manipuladoras de los restaurantes escolares, quienes en su mayoría son madres cabezas de familia, denunciaban que los operadores habían violado el Código Sustancial del Trabajo de las siguientes formas. Violación al trabajo digno y decente establecido por la OIT, el incumplimiento por parte de los operadores en el sentido de que no están llegando los alimentos e implementos necesarios para poder cumplir con sus obligaciones, y el no pago cumplido de sus sueldos y todo lo referente a sus prestaciones laborales y dotaciones que por ley les tienen que dar.

Lorena Vanesa Vera, manipuladora de alimentos

Esta manipuladora, que como ella misma lo expresa es una campesina, indicó que como trabajadoras no tenían garantías laborales, ya que tienen contratación por periodos menores a tres meses que no garantizan un estado laboral digno, además de que los pagos de Comfamiliar no se han efectuado  y conoce muchos casos de personas que como ella no han cotizado nunca. «Nos deben más de  dos meses, que se supone que nos iban a pagar a fin de mes, estamos trabajando forzosamente porque hay mujeres cabezas de hogar que se sostienen de esto y están ahogadas en deudas.

Olívio Calderón presidente de la Asociación de Directivos Docentes del Huila

El directivo docente expresó que desde que el Ministerio de Educación se hizo cargo del PAE, este ha desmejorado mucho ya que antes cuando lo manejaba el ICBF era mucho mejor por las siguientes razones:

Los padres de familia estaban dentro del proceso pero cuando vino la contratación los operadores los sacaron, ya no los dejan participar ni aportar para mejorar del servicio.

Segundo, El Ministerio de educación desde sus escritorios define qué es complemento alimenticio, esto no es la realidad porque para muchos estudiantes del Departamento eso es un complemento porque los niños salen a las 4:00 a.m. para llegar a las  7:00 a.m. y permanecen hasta las 5:00 p.m. para esos niños el complemento es el almuerzo y son niños y jóvenes desde los 5 a los 17 años entonces no vengan con el cuento de que el 20% y el 80% en la casa porque ellos no pueden ir a la casa porque viven muy lejos, sería importante que se revisara esto.

Y por último respecto a la contratación dijo que si 3.291 hallazgos no son suficiente para que lo lleven a la mesa donde concertaron eso, estamos perdidos y ahí estaban los datos.

Respuesta de los operadores

Zona Uno: Huila Nutrida 2017

Este operador afirmó luego de escuchar todas las quejas de los diversos actores del programa, que el pago de manipuladoras y la vinculación que se le había hecho durante el contrato, se realizó con periodos inferiores a un mes, porque ellos cobran por raciones entregadas y por esto no se puede hacer relaciones contractuales con las manipuladoras donde los pagos llegarían a ser fijos ya que en el caso de que no haya prestación del servicio ellos no pueden asumir obligaciones monetarias que no se retribuyan.

«Se escucha mucha queja porque a las manipuladoras no se les paga el monto justo y que se debería cancelar el salario mínimo, el problema es que cuando se hizo el estudio para este año no fue contemplado para las más de 1.800 trabajadoras que manejan los alimentos este tipo de pago, para poder hacer estos se tendrían que hacer nuevos estudios de costos y para permitir pagarles a las manipuladoras aún no estén prestando los servicios de acuerdo al arreglo contractual, por lo tanto la idea es que si se quiere llegar a sugerir estas condiciones se tiene que hacer en el próximo contacto», afirmo Triana.

Otro punto son las condiciones insuficientes de las Instituciones Educativas de muchos puntos del Huila ya que los equipos de refrigeración son muy precarios, lo que ocasiona que muchos de los alimentos se descompongan antes de ser consumidos por los estudiantes.

Zona dos: Alimentando los niños del Huila

Por su parte el operador número dos expresó que han enviado varios comunicados al Ministerio del Trabajo en donde explican que en cuanto al problema con las manipuladoras estas han presentado más de 200 solicitudes en las que expresan que no quieren desafilarse del régimen contributiv, ya que este sistema es mejor que las EPS en cuanto a cobertura sobre todo en sitios remotos, sin embargo la Gobernación les ha exigido que tenían que afiliarlos al régimen contributivo por lo cual pidieron concepto al Ministerio de Trabajo el cual les dio varias alternativas, entre las cuales ellos exigieron pagar al FOSYGA lo que permitió avanzar en las cuentas y empezar a ponerse al día con los pagos salariales de las manipuladoras lo cual según ellos no es fácil teniendo en cuenta de que son más de 750 empleadas a su cargo.

En cuanto a las quejas realzadas por el no pago de los ingresos a la Caja de Compensación familiar, la cual es hecha por Comfamiliar Huila, expresaron que no ha sido culpa de ellos sino de esta entidad ya que ellos han hecho los pagos respectivos cada mes a las manipuladoras, en lo referente a las liquidaciones y cesantías expresaron que esto sólo se hace cada seis meses cuando se acaba cada periodo académico.

Zona tres

El operador Infancia Sana y Feliz expresó que la seguridad social de las manipuladoras se ha realizado a través del FOSIGA teniendo en cuenta que todo el personal contratado bajo espacio parcial se debe pagar proporcionalmente. Indicó además que están acogidos al Ministerio del Trabajo y que hay una resolución que reglamenta este tipo de afiliaciones que expresan que las manipuladoras que fueran contratadas tenían que estar afiliadas al Sisben. Por último afirmó que la liquidación y el pago de cesantías y vacaciones se van a pagar en su totalidad.

Comentarios