Los ingresos de las familias colombianas continúan siendo duramente impactados por los efectos de la pandemia del COVID-19, reveló la Asociación Nacional de Instituciones Financiera.

De acuerdo con la ANIF, la crisis generada por el coronavirus ha provocado una pérdida de los ingresos de las familias en el periodo marzo-noviembre de 29.6 billones de pesos, es decir cerca de 2.8% del PIB.

Para el mes de noviembre, la reducción de los ingresos sumó 1.6 billones, una cifra similar a la de octubre y ligeramente superior al valor de marzo.

A pesar de la caída en los ingresos laborales estos se han venido recuperando lentamente por la reapertura de la economía, pero la tendencia es frágil, estimó el presidente de ANIF, Mauricio Santamaría.

De otra parte, consideró que la tasa de desempleo en el 2020 puede estar entre el 15.5% y un 16.0%.

No obstante, advirtió que “llamamos la atención sobre los riesgos que se ven a futuro para la consolidación de la recuperación del empleo, los ingresos y el bienestar de los hogares por los nuevos confinamientos y restricciones que se han adoptado en el país para frenar los contagios del COVID-19”.