sábado, 16 de diciembre de 2017
Opinión/ Creado el: 2017-12-06 08:49

Libres

Escrito por: Margarita Suárez Trujillo
 | diciembre 06 de 2017

Esta ha sido la columna más difícil de escribir. Tantas emociones vividas en las últimas horas, tienden a nublar la mente. Me encuentro en Salamanca, España, con mi hija María Margarita, quien reside en esta ciudad. Gracias a la tecnología seguí el suceso del lunes en el Palacio de Justicia. Expectante, nerviosa, ansiosa, casi desesperada contando los minutos, para saber la decisión del juez de apelaciones sobre la medida de aseguramiento de mi hermano Pedro y sus compañeros Carlos Ramos y Carlos Puentes. Luego… la palabra más bella que se puede escuchar: Libres. Continúo emocionada al saber que Pedro ya regresó a su casa y pudo abrazar a su esposa Madeleine, a su hija Juanita y a sus pequeños María Paula de 9 años, Mario Hernán de 4, y Manuel José de sólo 2. Su otra hija, la médica María Alejandra, se encuentra estudiando en El Paso, Texas, y le tocó vivir el proceso a larga distancia. Agradecida con Dios y con mis palancas ante el Todopoderoso, el Beato Pedro María Ramírez próximo primer Santo del Huila, Santa Teresa de Jesús y las Vírgenes de Fátima y Guadalupe. Me les pegué para que intercedieran porque en los últimos días los enemigos afilaron sus garras para hacer daño. Afortunadamente, a pesar de su poderío económico, político y mediático, no lograron su cometido. Fue una emoción indescriptible lo que dijo el abogado defensor Edgar Bello: “La Fiscalía nunca pudo demostrar que estas personas fueran un peligro para la sociedad o que podían haber ocultado pruebas o que podían dañarlas o que no iban a comparecer. Al contrario, lo que dijo el señor juez fue la falta de argumentación que siempre mostró la Fiscalía”. Recordó el jurista que en Neiva, el día que se hizo la legalización de captura, porque los implicados se entregaron de manera voluntaria, estuvo la Vicefiscal General, María Paulina Riveros, quien habló de homicidio lo que se considera “una atrocidad jurídica” de la cual, seguramente, deberá retractarse. La funcionaria también afirmó que el accidente de trabajo en el estadio, donde hubo cuatro personas fallecidas, había ocurrido en el año 2014, durante el mandato de Pedro Suárez, cuando todo el Huila sabe que aconteció en agosto de 2016. Terrible lapsus. Bienvenido Pedro y los dos Carlos a la libertad.

 

Comentarios