martes, 25 de septiembre de 2018
Contexto/ Creado el: 2018-05-02 12:44 - Última actualización: 2018-05-02 12:51

Liniero, trabajo de alta tensión y riesgo en altura

Es la persona encargada de las labores de mantenimiento de las redes eléctricas, sin afectar o restringir el normal servicio de energía. Electrohuila creó un Campo de Entrenamiento para capacitarlos.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | mayo 02 de 2018

El trabajo de instalación, atención y mantenimiento de redes eléctricas conlleva un alto riesgo para las personas o trabajadores encargados de ejecutar diariamente tan peligrosa labor de servicio público, con exigencias cada vez más estrictas, impuestas mundialmente por el competitivo mercado del sector.

En ese moderno escenario se da origen a las tareas de manipulación en Línea Viva, también conocido como trabajos con tensión, orientados a la operación de sostenimiento sin restringir o afectar el normal fluido eléctrico.

Aunque es un método encaminado a la eficiencia y confiabilidad del servicio de energía, puede comprometer la salud y vida de los operarios y hasta la vida útil de los equipos instalados en la red, de no realizarse correctamente, cumpliendo unas condiciones establecidas en capacitación, seguridad y calidad.

Se recuerda con pesar que los primeros linieros, personal que brega en redes de alta y baja tensión, tuvieron formación empírica, con un elevado costo para su integridad física, a causa del alto riesgo al que se veían expuestos mientras experimentaban y ejecutaban labores cotidianas. Eso evidenció la urgente necesidad de capacitarlos. Así se logró reducir la tasa de mortalidad, que, para los primeros años de masificación del uso de la electricidad, correspondía a una víctima cada dos personas contratadas, en Estados Unidos.

Centro de ejercicio

Con los anteriores antecedentes, la Electrificadora del Huila sumó, a las ya existentes pautas normativas especiales en el ámbito laboral del sector eléctrico, la instalación y disposición de un Centro de Entrenamiento Técnico, completamente condicionado para el ejercicio.  

Está ubicado en la sede El Bote, con orientación en competencias básicas o especializadas para prevenir accidentes o mejorar la formación del personal operativo o aspirantes a ejercer en este campo.

“Hoy, se requiere personal calificado, experto y competente, con aprendizaje especializado en normas y procedimientos útiles para encargarse con suficiencia de garantizar la funcionalidad de las redes de distribución,”, explica el gerente de Electrohuila, Hernando Ruiz López, impulsor de la iniciativa.

Se trata de un campo semejante al lugar de la labor diaria, con postes, redes eléctricas y transformadores, como instrumento pedagógico. La persona debe aprender a escalar astas, manejar las herramientas, controlar sensaciones incomodas en alturas, conocer las medidas de prevención y evaluar las exigencias de riesgo, entre otras.

“Se enfatiza la importancia que tiene la concentración del operario en la tarea asignada, el desarrollo de habilidades para manipular equipos, la tranquilidad al ejecutar labores complejas y la importancia del trabajo en equipo”, manifiesta Ómar Hernán Garzón Angarita, profesional de la Oficina de Recursos Humanos, encargado de la instrucción general.

A continuación, asegura que el campo ha sido todo un éxito, por eso el agradecimiento con la Empresa: “Con el adiestramiento se optimizan las competencias de seguridad, minimiza el riesgo por peligros de caída o contacto con la energía y aumenta la eficiencia de las personas que con su esfuerzo y juico permanente iluminan el desarrollo del Huila”.

José Raumir Salcedo, también instructor, destaca la importancia de trabajar con todos los elementos de seguridad, paso a paso, con paciencia y destreza, “para que los trabajadores lleguen a casa como salieron”.

El escenario, además de fomentar la cultura preventiva en las tareas en altura, genera bienestar, recreación y motiva al grupo operativo con entrenamientos y encuentros de rodeo eléctrico interno, en busca del mejoramiento continuo de las competencias.

“El siguiente paso en la formación del personal es gestionar ante el Ministerio del Trabajo la Unidad Vocacional de Aprendizaje Empresarial, que fortalecerá todos los procesos de capacitación y entrenamiento en la Empresa, logrando la certificación directa de los trabajadores”, concluyó Ruiz López.