El Gobierno dio la orden de partida para que inversionistas, generadores y comercializadores presenten sus ofertas para la tercera subasta de energías renovables. Desde el próximo 27 de agosto, los interesados tendrán plazo para registrarse.

En efecto, y de acuerdo con el Ministerio de Minas, Colombia espera adjudicar a finales de octubre contratos de energía renovable para proyectos de al menos 5.000 megavatios de capacidad para abastecer a usuarios industriales y grandes empresas a partir de 2023.

Los productores locales Celsia, Empresas Públicas de Medellín, Isagén, Grupo Energía Bogotá y multinacionales como EDP Renovaveis, Enel Green Power SpA y Electricite de France están entre los posibles postulantes.

La subasta forma parte de proyectos por unos US$6.000 millones planificados para generar en total 7.000 megavatios.

Precisamente, la firma XM, en calidad de subastador, publicó el pliego definitivo de la subasta de contratos de largo plazo. Esta publicación se da después de finalizar la etapa de comentarios al prepliego de condiciones el pasado 23 de julio, en la que se recibieron 272 observaciones de 31 interesados.

El ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, dijo que “esta tercera subasta permitirá seguir consolidando la transición energética que ha hecho de Colombia un referente internacional en la incorporación de energías renovables de fuentes no convencionales. La publicación del pliego de cargos nos permitirá avanzar en el proceso para adelantar con éxito esta nueva subasta, diversificando nuestra matriz eléctrica y haciéndola más resiliente».

La subasta

La subasta de energías renovables de largo plazo será de sobre cerrado de dos puntas y de participación voluntaria para compradores y vendedores. El criterio de dos puntas implica que tanto desde el lado de la oferta como de la demanda se reciben ofertas y el resultado de la asignación tiene en cuenta a ambos.

Katharina Grosso, directora ejecutiva Fenoge, dijo que “seguimos dando pasos de gigante hacia la transformación energética de nuestro país. El Fenoge cumple un papel protagónico en esta tercera subasta con su rol de financiador dentro del panorama energético colombiano, facilitando los espacios de integración entre inversionistas, gestores de recursos y comercializadores de energía» afirmó

Cronograma

El cronograma de las principales actividades de la subasta se inicia desde el registro de los interesados entre el 17 y 27 de agosto. Posteriormente, entre el 3 y 16 de septiembre se conocerán los requisitos de precalificación, el 1 de octubre los postulados deberán presentar la garantía de seriedad, el 26 de octubre se conocerán las ofertas y se decidirá la adjudicación. Asimismo, para el 20 de diciembre las empresas favorecidas deberán entregar las garantías y firmar la adjudicación definitiva.

María Nohemí Arboleda, gerente general de XM, dijo que «como resultado de la subasta de energías renovables se asignarán ofertas de venta y ofertas de compra que se concretarán en contratos de largo plazo para el suministro de energía eléctrica en Colombia, cuya vigencia será de 15 años contados a partir del 1 de enero de 2023. Estos nuevos recursos de generación permitirán complementar nuestra matriz energética y, de la misma manera, brindar mayor flexibilidad al Sistema».

Inversiones

Precisamente, con la inversión de más de $11 billones que estarían llegando a Colombia entre finales de este año y 2023, el sector de las Energías Renovables No Convencionales se consolidaría en el país y se perfila como uno de los grandes jugadores estratégicos en el mundo en materia de inversión.

“El sector atraerá millonarias inversiones en los próximos años y permitirá generar miles de empleos directos e indirectos que contribuirán a la reactivación económica del país” señaló Germán Corredor, director ejecutivo de la Asociación de Energías Renovables, SER Colombia.

Colombia se encuentra en la posición No. 25 en el Índice de Transición Energética 2020, y ha sido ubicado por 115 jugadores del sector entre inversionistas, compañías del sector privado, asociaciones de la industria y sociedad civil, que forman parte de la Coalición para la Acción de Irena, como uno de los cinco mercados emergentes más atractivos para inversiones de este tipo de energías en el mundo.

Para el caso colombiano, actualmente el país cuenta con 13 granjas solares y proyectos de autogeneración ubicadas en los departamentos de Córdoba, Bolívar, Chocó, Antioquia, Risaralda, Tolima, Meta y Valle del Cauca, y desarrolla nueve proyectos de generación eólica en La Guajira, que generarán cerca de 2.500 megavatios (MW) en los próximos años.

“Estos proyectos traen consigo la generación de más de 6 mil empleos directos y aportarán la reducción de nueve millones de toneladas de Dióxido de Carbono, contribuyendo al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los compromisos de lucha contra el cambio climático” aseguró Corredor.

En la que será la tercera subasta de Energías Renovables No Convencionales se espera fortalecer la matriz energética del país, llegando a una meta de 12% de generación con energías limpias no convencionales (eólica y solar).

En términos de proyectos de generación distribuida, que permiten generar energía fotovoltaica en industrias, colegios, universidades, centros comerciales, parques públicos, hoteles, hospitales, fincas, etc., con corte a enero de 2020, se registran en Colombia 1.511 proyectos con capacidad instalada de 32.058 KW.

Crecimiento

“El crecimiento de los proyectos distribuidos es muy importante, pues muestra el interés de muchas industrias y sectores en generar su propia energía, lo cual permite hacer ahorros importantes para el usuario, incluso vender los excedentes al sistema, y contribuir notablemente en la reducción de las partículas de CO2 contaminantes, haciendo que sus emisiones sean cada vez más limpias y contribuyendo a una mejor calidad del aire”, anotó el director de SER Colombia.

De los 1.511 proyectos, uno es de biomasa y el resto son proyectos de generación con energía solar. Estos están ubicados en: Antioquia, Arauca, Atlántico, Bogotá, Bolívar, Boyacá, Caldas, Cauca, Cesar, Córdoba, Cundinamarca, La Guajira, Huila, Magdalena, Meta, Nariño, Norte de Santander, Putumayo, Quindío, Risaralda, Santander, Tolima y Valle.

“Con la incorporación de las energías renovables, estamos dando un paso hacia la consolidación de un sistema confiable, seguro y suficiente, además de impactar de forma positiva el medio ambiente y el bolsillo de los consumidores”, aseguró Corredor.