Categorías: Opinión

Lo cruento y lo incruento

Por: Luis Humberto Tovar Trujillo

Durante esta semana de pasión, recordamos en forma incruenta, la forma cruenta en que Jesús Nuestro Señor, ofrendó su vida para dignificar las nuestras, liberándonos del pecado, del demonio, del bajo mundo.

Siempre recordamos, particularmente durante esta semana, la crueldad del padecimiento del Redentor, la infamia, esa sevicia brutal de su juzgamiento injusto, pero debió ser así según los relatos bíblicos para redimir nuestras vidas.

Pareciera que eso nos importara poco o nada; en algún relato se dice: “Y viendo Dios la maldad del hombre”, llamo a Noe y, de ahí se desprende todo el relato del arca, precisamente fastidiado el creador de la maldad humana y, lo instruyó, salvando a los elegidos de Noe.

Episodios como Nínive, Sodoma y Gomorra, muy conocidos, donde queda demostrada la furia divina por la maldad del Hombre, pero también la capacidad de compasión, cuando realmente la humanidad entra en cintura frente a los anuncios del creador y se postra a sus pies, suplicando compasión y perdón.

Estos antecedentes son muy importantes, para reflexionar sobre esa monstruosa capacidad humana para destruir, escasa para crear formas para la supervivencia digna, sino su propia destrucción;  episodios como las agendas de algunos países desarrollados, aliados en el mal, como reducir el tamaño de la humanidad, asesinando a los que están por nacer, a los mayores de edad, los llamados de la tercera edad, porque supuestamente la relación costo beneficio indica que no son útiles para la sociedad por sus altos costos sociales.

Lo más grave aún, es impedir el derecho a nacer vivo y viable y, nacidos también, para extraer órganos y hormonas de infantes, previo su sacrificio, determinadas elites del capitalismo moderno, aliados con el comunismo chino, para impedir el deterioro humano normal.

Todo financiado por elites pagadas por Soros, Bill Gate, entre otros y, en los que participan los Clinton, Bush, los Obama, la nueva cúpula del poder americano, Biden y Cía., y lo peor, se informa que algo gravísimo se descubrirá con el trancón del Canal de Suez.

Me pareció de especial atención, la publicación en redes sociales “El Palacio de Justicia ha sido tomado dos veces: la toma de 1985 por el M19 y la toma del Cartel de la Toga”.

La una cruenta y esta última incruenta. Los dos, producto de la maldad humana; la del M 19 costó la vida a la mejor Corte Suprema de la época ilustre del derecho y la jurisprudencia; esta última, la vergüenza que nos ha sacado sangre en los valores y principios de una buena administración de justicia.

La negación de la justicia es negar el derecho, la sociedad y el estado. Somos res nullius, cosa de nadie.

 

 

DHWeb

Compartir
Publicado por
DHWeb

Entradas recientes

Diario del Huila 13 de mayo del 2021

Diario del Huila digital para hoy 13 de mayo del 2021, "El vandalismo empañó marcha…

24 mins hace

Periodismo En Vivo, conduce Melquisedec Torres

Los titulares de hoy JUEVES en #PeriodismoEnVivo #DiarioDelHuila - Finalmente renunció la canciller Claudia Blum…

1 hora hace

¿Irracionalidad?

  Después de evaluar lo ocurrido como consecuencia del paro nacional, donde los colombianos han…

7 horas hace

¿Y ahora qué?

  15 días de paro, el pueblo perdió el miedo a la autoridad, una autoridad…

7 horas hace

Día internacional de la enfermería

El 12 de mayo de cada año se celebra el día de la enfermería en…

8 horas hace

Nueva jornada de movilización en Neiva

Ayer en la capital opita se vivió una nueva jornada de movilizaciones, esta vez con…

8 horas hace