miércoles, 13 de noviembre de 2019
Especiales/ Creado el: 2019-09-23 09:36

Los hallazgos de la Contraloría en Hidroituango

Detectó seis hallazgos, dos con incidencia fiscal y cuatro administrativos. Estimó en $839.454 millones la afectación patrimonial que trajo la decisión de permitir el paso del río Cauca por la Casa de Máquinas, en 2018.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | septiembre 23 de 2019

Riesgos de inestabilidad en algunas zonas, grietas dentro del macizo de Casa de Máquinas y modificaciones contractuales que vulneran el principio de planeación son algunas de las conclusiones del control excepcional a los recursos del proyecto Hidroituango realizado por la Contraloría General, entre marzo y julio pasado, que se conoció ayer.

Para el ente de control, la gestión del proyecto por parte de Empresas Públicas de Medellín (EPM) no “solo ha incumplido los objetivos que se propuso en materia de resultados físicos y financieros, sino también los principios de eficiencia y eficacia, en este último caso generando una destrucción de valor”.

En el informe se detectaron seis hallazgos, dos con incidencia fiscal y cuatro administrativos. Entre los primeros se encuentra, en primer lugar, el lucro cesante, calculado en $1.1 billones. Se hace alusión a los recursos que no se han recibido porque el proyecto no ha entrado en operación. El otro hallazgo fiscal, por $2.9 billones, se da por ineficacia en las obras del proyecto. Adicionalmente, se estimó en $839.454 millones la afectación patrimonial que trajo la decisión de permitir el paso del río Cauca por la Casa de Máquinas, durante la emergencia presentada en abril de 2018.

Hallazgos adminsitrativos

En relación con los hallazgos de carácter administrativo, la Contraloría expuso que “ponen al descubierto situaciones de riesgos de daño o deterioro de algunos equipos, mayores costos por almacenamiento de los que no se han podido poner en servicio, riesgos de estabilidad en algunas zonas, grietas dentro del macizo de casa de máquinas y modificaciones contractuales que vulneran el principio de planeación”.

 “Proyectos como el de Hidroituango deben cumplir con altos estándares de diseño y construcción, dado el impacto social, ambiental y económico que producen, pero la conclusión de la Contraloría es que esto no ha sido así. La razón para señalar esta situación es que se evidencian debilidades en los estudios técnicos tanto en obras de la logística inicial, como de las obras principales, que ocasionaron modificaciones a los contratos por mayores cantidades de obras, inclusión de nuevos ítems, rediseños y cambios de técnicas constructivas, lo que generó mayor tiempo y costos para el proyecto”, indicó el ente de control fiscal.

Un aspecto adicional expuesto por la Contraloría es que EPM construyó la central de generación mediante la subcontratación con empresas especializadas que, si bien no está prohibido en el contrato, “deja en duda la experiencia constructiva de la empresa, que sustentó la decisión de abandonar la opción de subasta internacional y optó por una negociación directa para desarrollar el proyecto”.

Proyecto costoso

La Contraloría realizó un análisis comparativo de los costos en dólares por kilovatio instalado (USD$/KW) en proyectos hidroeléctricos comparables y empresas generadoras de energía con características similares o comparables con Hidroituango, en el mercado nacional e internacional. El resultado de este análisis indicó que el proyecto presenta el costo de inversión más alto: cerca de 2.096 USD$/KW, con el agravante que aún no ha entrado en operación y en consecuencias las inversiones seguirán aumentando hasta la terminación del proyecto y puesta en operación.

ENS

En el informe también se señala que el proyecto tendría cierre financiero en 35 años si se pusiera en marcha hoy. “Analizado en contexto con lo expresado por EPM, referente a que el proyecto tiene un horizonte de diseño de 50 años, permite sustentar la seria preocupación de la Contraloría General de la República, frente al futuro y viabilidad financiera del proyecto. La recuperación de la inversión sería de aproximadamente 35 años”, señala. No obstante, al no existir una fecha para conclusión de la obra “no es posible establecer un periodo finito para la recuperación de la inversión”.

Decisiones que afectaron el proyecto

Para el organismo de control, una de las decisiones tomadas por EPM que mayor impacto causó al proyecto fue la no construcción de las guías de las compuertas de cierre de los túneles de desviación. Dicho efecto se reflejó, no solamente en los costos del proyecto, los cuales aumentaron, sino también en la entrada en operación y generación del proyecto. En reiteradas ocasiones, de acuerdo con el informe, la Junta de Asesores de EPM manifestó su desacuerdo frente al denominado “Plan de Aceleración” y la construcción de la Galería Auxiliar de Desviación, señalando que “los riesgos técnicos asociados con la aceleración no son aceptables para un proyecto de esta envergadura” y, además, “existe aún incertidumbre de que las múltiples y delicadas tareas restantes para lograr el desvío se ejecuten oportunamente”.

Afectación patrimonial por daños

Los auditores de la Contraloría cuantificaron en cerca de $839.454 millones la afectación patrimonial que trajo la decisión de permitir el paso del río Cauca por la casa de máquinas, durante la emergencia de abril de 2018, y las consiguientes situaciones que ocasionó como daños en la infraestructura y equipos, y afectaciones ambientales y sociales. El ente de control indicó que dicha afectación podría aumentar por equipos que EPM estima perdidos y aún no se tiene dictamen definitivo sobre estos. Además, hay algunos eventos cuya cuantía está por determinar, como la reparación de oquedades, la fracturación en la roca, los blindajes de acero instalados, las obras civiles en casa de máquinas, entre otros.

Inestabilidad de algunas obras del proyecto

La Contraloría señaló que se observó inestabilidad por desprendimiento de material del macizo y de las obras de protección del talud del margen derecho del vertedero, en el sitio denominado Capitanes, en el sector ubicado debajo de la construcción de la Base Militar Capitanes y de la zona sur de la galería de compuertas, “que se afectó por un deslizamiento ocurrido durante la contingencia, Lo anterior motivó el reforzamiento estructural de la galería, situación que puede aumentar y generar riesgo de estabilidad en esta zona. Al momento de la visita de la CGR, que no incluyó el ingreso a toda el área de casa de máquinas, se observaron grietas dentro del macizo de casa de máquinas”.