DIARIO DEL HUILA, ANÁLISIS

Por: Rolando Monje Gómez

Según Fedesarrollo en junio la confianza industrial creció 9% y la confianza comercial 4,7%. Ambos indicadores se acercan a sus mejores cifras del año, que se habían visto previo al paro nacional, y responden a las expectativas para el segundo semestre

El mes de junio volvió a mostrar una recuperación de las expectativas comerciales e industriales, después que la confianza del consumidor y la empresarial en mayo, por cuenta de los bloqueos, tuvieran un frenazo del ritmo positivo.

La Encuesta de Confianza Empresarial de Fedesarrollo mostró que tanto en el indicador comercial y en el industrial tuvieron aumentos frente a mayo de este año. El Índice de Confianza Comercial (ICCO) se ubicó en 37,2%, lo que representa un incremento de 4,7 puntos porcentuales frente al mes anterior. Esa mejora se explica por un aumento del indicador de la situación económica de las empresas y en menor medida por unas mejores expectativas para el próximo semestre.

El Índice de Confianza Industrial registró un balance de 5,8%, lo que representa un aumento de 9,0% respecto al mes pasado. Este resultado se explica principalmente por un incremento de las expectativas de producción para el próximo trimestre.

En junio, el 8,4% de las empresas presentó alguna afectación en su operación, en un 43,3% relacionada con el Covid-19 y en un 49,3% relacionada con las manifestaciones y protestas. El 20,8% de las empresas afirmó que el número de empleados disminuyó comparado con un escenario prepandemia. Frente a la liquidez necesaria para responder con sus compromisos, únicamente el 29% de las empresas encuestadas puede hacerlo por más de ocho semanas.

Por otra parte, las expectativas de empleo de los industriales para el próximo trimestre se incrementaron a 11,7%, lo que implica un aumento de 2,3% frente al trimestre anterior. La percepción de los industriales sobre la presencia de actividades de contrabando se ubicó en -5,6%, lo que representa un incremento de 3,3% respecto al trimestre anterior.

Índice de Confianza Comercial

El ICCO reúne tres elementos: la percepción de la situación económica actual de la empresa o negocio, el nivel de existencias1 y las expectativas sobre la situación económica para el próximo semestre.

En junio, el Índice de Confianza Comercial (ICCO) se ubicó en 37,2%, lo que representa un incremento de 4,7% frente al mes pasado y un incremento de 40,25 respecto a junio de 2020

El incremento en la confianza de los comerciantes frente al mes anterior obedece principalmente al incremento de 16,7% del indicador de situación económica actual de la empresa y de 16,0% del indicador de expectativas de situación económica para el próximo semestre. Entre tanto, el nivel de existencias presentó un aumento de 18,5%.

Por su parte, el resultado frente a junio de 2020 se debe a un incremento de 62,4% en el indicador de expectativas de situación económica, al aumento de 37,5% en el indicador de situación económica actual y a la reducción de 20,6% en el nivel de existencias.

Confianza Industrial

El Índice de Confianza Industrial, ICI, está conformado por tres componentes: nivel de existencias, volumen actual de pedidos y expectativas de producción para los próximos tres meses.

En junio se ubicó en 5,8% en su serie original, lo que representa un incremento de 9,0% frente a mayo y un incremento de 26,7 pps relativo a junio de 2020. Su promedio móvil trimestral fue de -0,8%, lo que equivale a una reducción de 0,3% frente a la misma medición del mes pasado.

En la serie original, el incremento de junio del ICI frente al mes anterior obedece principalmente al aumento de 11,8% del indicador de expectativas de producción para el próximo trimestre, así como también del aumento del alza de 10,9% en el volumen actual de pedidos y la reducción de 4,4% del nivel de existencias. Aislando las variaciones de carácter estacional, frente al mes pasado se presentó un incremento en cada uno de los componentes.

El incremento en la confianza industrial respecto a junio de 2020 se debe a un aumento de 31,0% en el volumen actual de pedidos, al incremento de 29,5% en el indicador de expectativas de producción para el próximo trimestre y a una reducción del nivel de existencias de 19,5%.

Afectaciones por el Covid-19

La Encuesta de Opinión Empresarial, con el objetivo de detectar el grado de afectación al sector empresarial causado por el Covid-19 y las medidas de contención decretadas por el Gobierno Nacional, identificó cuatro aspectos principales que se pueden ver afectados. Estos son: estado de operación de la empresa, expectativas de cierre,  empleo y liquidez para responder con sus obligaciones.

Respecto al estado de operación de la empresa, en junio el 91,6% de las firmas consultadas no presentó una afectación en su funcionamiento, el 8,0% operó parcialmente, el 0,4% presentó un cierre temporal y ninguna presentó un cierre permanente. De las empresas que contaron con algún grado de afectación en su funcionamiento, el 43,3% afirmó que este tenía relación con el Covid-19, el 49,3% afirmó que se debía a las manifestaciones o protestas y el 7,5% aseguró que era por otro motivo.

En comparación con el mes anterior, en junio el porcentaje de empresas que están totalmente en funcionamiento aumentó 13,7%, mientras que las empresas que se encuentran parcialmente en funcionamiento y cerradas temporalmente disminuyeron 13,15 y 0,6% respectivamente. El porcentaje de empresas que se encuentran cerradas permanentemente se mantuvo igual.

En los próximos tres meses el 1,8% de las empresas espera realizar un cierre temporal, el 0,8% de las empresas espera realizar un cierre permanente, mientras que el restante 97,5% no planea realizar ninguna alteración en su funcionamiento.

Respecto al mes anterior, en junio la proporción de empresas que esperaban un cierre temporal se redujo 5,7%, mientras que la proporción de empresas que esperan un cierre permanente y ningún cierre en los próximos 3 meses aumentó 0,4% y 5,3% respectivamente.

De las empresas que prevén afectar su operación, en junio el 30,0% afirmó que esta decisión tiene relación con el Covid-19, mientras que el 45,0% aseguró que dicha decisión se relaciona con las manifestaciones o protestas y el restante 25,0% expresó que se debe a otros motivos.

Respecto al escenario prepandemia, en junio el 0,2% de las empresas incrementó más de 50% el número de empleados, el 1,4% de las empresas lo aumentó más de 25%, el 19% lo incrementó entre 1% y 25%, mientras que el 58,6% de estas afirma haber mantenido inalterado su personal.

En contraparte, el 16,9% de las empresas redujo sus empleados en un rango entre el 1% y el 25%, el porcentaje de firmas que disminuyó el número de sus trabajadores entre el 25% y el 50% fue de 2,4%, y el restante 1,6% lo redujo más del 50%.

En comparación con mayo, en junio el porcentaje de empresas en donde ha aumentado el número de empleados aumentó 3,8%. Entre tanto, el porcentaje de empresas en donde se mantuvo inalterado el número de empleados descendió 2,4% y la proporción de empresas en las que el número de empleados disminuyó en 1,4%.

En junio, el porcentaje de encuestados que consideraba tener menos de dos semanas de liquidez para atender todos sus compromisos es 8,7%, mientras que el 26,4% de los encuestados afirmó que tiene entre 2 a 4 semanas de liquidez.

El porcentaje de entrevistados que dijo tener entre 4 a 6 semanas de liquidez es de 19,9%, el 16,1% de los encuestados afirmó que tenía entre 6 a 8 semanas de liquidez, el 6,6% de los encuestados considera entre 8 a 12 semanas de liquidez, mientras que el restante 22,3% afirmó tener la capacidad de cumplir con todos sus compromisos por un periodo superior a 12 semanas.

Respecto al mes anterior, el porcentaje de empresas con liquidez por más de 12 semanas, de 6 a 8 semanas y entre 4 y 6 semanas se incrementó en 3,8 pps, 3,1 pps y 0,2 pps respectivamente. Entre tanto, el porcentaje de empresas con liquidez de 8 a 12 semanas, de 2 a 4 semanas y para menos de 2 semanas disminuyó en 2,0%, 3,5% y 1,6% respectivamente.

Empleo y Percepción de Contrabando

En junio, el balance sobre las expectativas de empleo para el próximo trimestre fue 11,7%, lo que representa un aumento de 2,3 pps frente al trimestre anterior y un incremento de 25,0 pps respecto al mismo periodo de 2020.

Los resultados desagregados por opción de respuesta muestran que el 18,4% de los encuestados cree que el empleo en la industria en el próximo trimestre aumentará, el 6,7% considera que disminuirá y el 74,9% afirma que se mantendrá igual.

En junio, la percepción de los empresarios sobre la presencia de contrabando en la industria tuvo un balance de -5,6%, lo que representa un incremento de 3,3% con respecto al dato del trimestre anterior y un incremento 10,3% relativo a junio de 2020. En particular, 13,5% de los encuestados manifestó que el contrabando en el trimestre abril – junio aumentó con relación al trimestre anterior, 67,4% sostuvo que se mantuvo igual, mientras que 19,1% consideró que fue inferior.

En junio la proporción de empresas que esperaban un cierre temporal se redujo 5,7%.