Quienes se han empecinado en vender en la calle, en los mentideros de esquina y en los medios de comunicación, a través de las secciones de chismes, la posible idea de la renuncia del actual gobernador del Huila Luis Enrique Dussán López, tacan burro y faltan a la verdad, porque en ningún momento se ha presentado oficialmente un comunicado, emanado desde el despacho del mandatario de los huilenses, que insinúe tal acción política.

Vamos en el mes diecinueve de un mandato por elección popular de cuarenta y ocho meses, que se legitimó con un registro electoral histórico, jamás antes visto en este departamento (Cerca de 236.000 votos que constituyeron un 47% de los sufragios). Esto generó un inmenso compromiso con todos los huilenses, quienes democráticamente decidieron nombrar como gobernador al ingeniero Dussán López.

Lo que se ha registrado en el departamento del Huila, en el país y el mundo entero, a raíz de la pandemia, no estaba previsto en el horizonte de estos cuatro años, tampoco la más grande movilización social de las últimas décadas en Colombia, que afectaron a todo el país, desde Leticia hasta Punta Gallinas, y desde La Piedra del Cocuy hasta Buenaventura; y una de las más fuertes olas invernales de los últimos tiempos, que sigue haciendo estragos en varios municipios del departamento.

De todas maneras, el gobierno departamental ha hecho frente con mucha responsabilidad a todos estos fenómenos que se han registrado, desarrollando todo un despliegue administrativo y operativo, que ha permitido atender con eficiencia a todas las víctimas del mortal virus, y aunque se ha llegado a unos puntos límite de aforo en unidades de cuidados intensivos, jamás se ha sobrepasado esta capacidad, debido al esfuerzo que se hiciera de manera oportuna por parte de la administración departamental para poder afrontar las diferentes olas de dicha pandemia.

El paro, las manifestaciones sociales, los hechos de vandalismo y los bloqueos, que tanto han afectado el ciclo económico de toda la nación, se han manejado con sumo tacto para que dichas acciones no desborden en actos desmedidos de violencia, eso es algo que, visto con objetividad y cordura, debe ser reconocido. Recordemos la expresión de Martin Luther King, “La violencia crea más problemas sociales que los que resuelve”.

Es claro que el gobernador ha tenido que ausentarse por fuerza mayor en tres oportunidades, una a causa del Covid 19, enfermedad que gracias a Dios pudo superar, otra por una cirugía de urgencia a la que fue sometido, mientras asistía a una cumbre de gobernadores en el departamento del Meta, y la última, para atender una difícil situación de salud de su señora esposa Clarita Moreno de Dussán, por quien elevamos plegarias al cielo para su pronta recuperación.

Pero el gobernador se reintegró y está más activo y empoderado que nunca, atendiendo los compromisos generados en el Plan de Desarrollo “Huila Crece”, revisando las obras que avanzan en todo el departamento del Huila; atendiendo las necesidades de salud, las cuales se registran a raíz de la tercera ola de la pandemia y el significativo progreso en la campaña de vacunación que se adelanta en todo el territorio departamental; el progreso en los proyectos de reactivación económica por sectores, fortalecimiento del tejido empresarial, emprendimiento e innovación; desarrollo de programas y proyectos agropecuarios que convertirán al Huila en uno de los departamentos más importantes a nivel nacional en producción agrícola y pecuaria; progreso en los proyectos de beneficio social y atención a la comunidad, que se despliegan por todos los municipios del Huila, orientados a niños, adolescentes, mujeres, madres cabeza de hogar, madres comunitarias, población afrodescendiente y población LGTBI; entre otros.

Un punto muy importante es el convenio con diferentes municipios para que a través de Fonvihuila se dé la rehabilitación de viviendas afectadas por la ola invernal, así como acuerdos para construcción de vivienda nueva urbana en varios municipios del departamento, mejoramiento de vivienda urbana y rural y muchos otros proyectos que buscan mejorar la calidad de vida para los huilenses.

Falta mucho por hacer y ejecutar en este gobierno, eso es cierto, pero tan sólo ha transcurrido el 39% de este periodo, así que falta el 61% para ejecutar obras y dar cabal cumplimiento al Plan de Desarrollo Departamental “Huila Crece”, con el liderazgo del gobernador Luis Enrique Dussán López y su calificado equipo de colaboradores.