lunes, 17 de junio de 2019
Internacional/ Creado el: 2019-01-12 10:56 - Última actualización: 2019-01-12 10:57

Maduro desestima acciones del Parlamento

El dictador dice que seguirá ejerciendo funciones "con firmeza y valentía, expresó en el Palacio de Miraflores.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 12 de 2019

Por: EFE

El “Presidente” venezolano, Nicolás Maduro, desestimó las acciones que adelantó esta misma jornada la Asamblea Nacional para desalojarlo del poder y aseguró que continuará ejerciendo sus funciones al frente de la Presidencia, pese al desconocimiento de buena parte de la comunidad internacional.

"Allá ellos con su show, su juego y su burla, porque se burlan de su propia gente, acá nosotros con nuestro trabajo, tenemos mucho trabajo por hacer (y) yo seguiré cumpliendo mis funciones para las que ustedes me eligieron, con firmeza, con valentía", dijo Maduro a periodistas en el Palacio de Miraflores, sede del Ejecutivo.

Maduro juró el jueves un nuevo mandato de 6 años que lo mantendrá en el cargo al menos hasta 2025, y cuya legitimidad cuestionan la oposición y la comunidad internacional, que tachan de "fraudulentos" los comicios de mayo pasado, que ganó con holgura.

En ese sentido el Parlamento, el único poder que controla el antichavismo, organizó un cabildo abierto en el que su jefe, Juan Guaidó, pidió ayuda militar, civil y extranjera para tomar mando en Venezuela pues, consideró, el poder está "usurpado" por Maduro.

"Debe ser el pueblo de Venezuela, las Fuerzas Armadas, la comunidad internacional (lo) que nos lleve a asumir claramente el mandato que no vamos a escurrir, que vamos a ejercer", dijo el diputado ante un millar de personas que se concentraron en el este de Caracas para denunciar la "ilegitimidad" de Maduro.

Guaidó dijo que la Cámara se apegará a la Constitución venezolana y, en este sentido, asumirá "las competencias de la encargaduría de una Presidencia de la República", no sin advertir que el mero decreto no será suficiente para sacar del poder a Maduro.

Pero Maduro insistió en que estas acciones constituyen un intento de desestabilizar a su nuevo Gobierno, y que son adelantadas por "el mismo grupo que dirigió las guarimbas", en referencia a las protestas violentas que sacudieron el país durante 2017, y que se saldaron con más de 100 muertos.

"Mientras nosotros estamos trabajando todo el tiempo, como estamos trabajando, hay mentes locas, mentes improvisadas, mentes inmaduras que están a la cabeza de la oposición, viendo a ver que inventan, desesperados", añadió.

En ese sentido, señaló que "la mejor vacuna frente a las mentes inmaduras y alocadas es el pueblo movilizado" y el Gobierno "trabajando", como dijo que ha estado haciendo su nueva Administración desde ayer.

La nota oficial reitera que Maduro fue "reelecto por el soberano pueblo venezolano" en mayo pasado, en unos comicios que la oposición y numerosos países de América y Europa señalan como fraudulentos.

Venezuela condenó también "las prácticas de coerción" utilizadas por Estados Unidos en Latinoamérica "para promover su criminal campaña de agresión" y "para avanzar sus políticas de cambio de régimen" en el país caribeño.

De igual forma el mandatario venezolano, pidió a la Unión Europea (UE) el cese de las "agresiones" contra su Gobierno, cuyo segundo período de seis años inició esta misma jornada, al tiempo que acusó a los líderes europeos de "intolerancia" y "racismo".

Durante su acto de investidura, el Mandatario fue duro con el bloque: "Párate ahí, Europa, basta de agresiones contra Venezuela. Unión Europea, respeta a Venezuela.

Unión Europea o la historia te cobrará esta deuda", dijo ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en Caracas. "Unión Europea, detente, no vengas con tu viejo colonialismo, no vengas con tus viejas agresiones (...), con tu viejo racismo", agregó el Mandatario.

La UE, crítica con la Administración de Maduro, lamentó hoy a través de la jefa de su diplomacia, Federica Mogherini, que el gobernante venezolano iniciara un nuevo período luego de ganar unas elecciones "no democráticas".

"Las elecciones presidenciales celebradas el pasado mayo en Venezuela no fueron ni libres ni justas. Sus resultados carecieron de credibilidad, ya que el proceso electoral no proporcionó las garantías necesarias para la celebración de elecciones integradoras y democráticas", dijo en un comunicado.

La UE lamenta, señaló Mogherini, que Venezuela ignorara el llamado para unas elecciones presidenciales "de conformidad con las normas democráticas internacionalmente reconocidas y el orden constitucional venezolano" y que el Presidente Maduro "emprenda hoy un nuevo mandato sobre la base de elecciones no democráticas". Días antes, Mogherini ya había expresado su rechazo a un nuevo gobierno de Maduro, la que fue apoyada por el resto de los países europeos, vinculados al grupo, quienes no enviaron a representantes a la investidura.

Críticas a la OEA

El Gobierno venezolano rechazó la postura asumida por la mayoría de los países que integran la Organización de Estados Americanos (OEA) en la que no reconocen la legitimidad del Presidente, Nicolás Maduro, pues se sienta un "peligroso precedente" en la región.

En un comunicado, la llamada revolución bolivariana "rechaza los resultados" de la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA, celebrada "en la que se adoptó una resolución que sienta un peligroso precedente en la región, pues pretende desconocer la legitimidad del Presidente".

Además, el Gobierno de Maduro expresó su agradecimiento a los "países amigos que decidieron no acompañar la resolución" en la OEA, "conscientes de que tal manipulación jurídica atenta contra el derecho a la paz de nuestros pueblos y coloca en peligro la estabilidad de América Latina y el Caribe en su conjunto".

Poco después de que Maduro jurara este jueves para un segundo período de seis años, el organismo interamericano instaló una reunión extraordinaria para discutir una resolución presentada por Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Perú y Paraguay.

El documento final fue respaldado por 19 países, entre ellos 13 de los 14 integrantes del Grupo de Lima, Estados Unidos, República Dominicana, así como Bahamas, Barbados, Jamaica y Haití.

Por su lado, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Dominica votaron en contra, mientras que México, San Cristóbal y Nieves, Trinidad y Tobago, Uruguay, Antigua y Barbudas, Belice y El Salvador se abstuvieron.

Comentarios