miércoles, 25 de abril de 2018
Opinión/ Creado el: 2018-04-15 11:29 - Última actualización: 2018-04-15 11:30

Maduro se queda solo

Escrito por: Luis Alfonso Albarracín Palomino
 | abril 15 de 2018

 

 

 

 

Por: Luis Alfonso Albarracín Palomino

[email protected]

 

Nunca se había presentado una desbandada de venezolanos para atravesar la frontera hacia Colombia, para que puedan abastecerse en Cúcuta de alimentos y medicinas, que se encuentran escasos en su país. El hermano país, se encuentra en la cuerda floja por la situación social, política y económica que está enfrentando, por la aplicación de erradas políticas macroeconómicas que están desestabilizando los principales indicadores económicos. Se ha venido creando un panorama crítico para el bienestar de un pueblo que, en otrora, se enorgullecía de ser una de las mejores economías latinoamericanas. Además, la euforia y las bravuconadas del dictador Nicolás Maduro, para atender el clamor de su pueblo que busca afanosamente una salida democrática y soluciones al desabastecimiento de los principales productos de la canasta familiar y del suministro de materias primas para el desarrollo industrial de este país, no encuentran respuestas coherentes para atender la demanda interna de bienes y servicios.

Igualmente se ha venido presentando un ambiente hostil en toda la comunidad internacional que le ha exigido al dictador Maduro garantías constitucionales para volver a recuperar la democracia y mejorar las condiciones socioeconómicas del pueblo venezolano, que se ha visto obligado a migrar hacia los demás países vecinos, para buscar su supervivencia. El país presenta una severa crisis política, económica y humanitaria. Es tal, el desespero del pueblo venezolano para encontrar una forma de superar la escasez de víveres y medicinas, que en las ciudades colombianas hacen presencia, desarrollando diversas actividades del sector informal.

Además las salidas en falso ante los medios de comunicación para buscar los culpables de la crisis interna de Venezuela, que con respuestas infantiles y hostiles contra algunos países de la comunidad internacional, que anteriormente eran considerados sus aliados para satisfacer sus mercados, están generando un ambiente de rechazo por las economías desarrolladas del mundo, creando un aislamiento que se convierten en una preocupante sintomatología de un bloqueo comercial, para obligar a un cambio en la dirección del gobierno. En la versión VIII de la Cumbre de las Américas que se desarrolló en Lima Perú, donde no fue invitado el dictador Maduro por la OEA, 15 presidentes del continente y el vicepresidente de los Estados Unidos Mike Pence, firmaron una declaración conjunta, donde persuaden a la dictadura venezolana para que se garanticen los instrumentos institucionales para que la sociedad de este país tenga unas elecciones libres el próximo 20 de mayo.

Comentarios