DIARIO DEL HUILA, REGIONAL

Catalina Durán Vásquez

La Asociación de Trabajadores de la Educación del Huila – ADIH, frente al regreso a las aulas para el 2021 bajo la modalidad de alternancia inmediata declarada por el gobierno departamental y del municipio de Pitalito a través de sus secretarios de Educación, ratifican que no existen las condiciones reales para garantizar la vida de la comunidad educativa, exponiendo a un contagio masivo, aumentando considerablemente el número de fallecidos y fallecidas en esta pandemia, razones, por las que consideran que es importante que se tengan en cuenta las consideraciones generadas por la Federación Colombiana De Trabajadores De La Educación Fecode, en cuanto a las condiciones de bioseguridad, compromisos del sector salud, condiciones de infraestructura y evolución de la pandemia en el departamento.

  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • Gmail

la ADIH considera que es de vital importancia programar, planear y ejecutar los levantamientos de los diagnósticos reales.

“La Alternancia decretada por el Ministerio de Educación, significa el retorno a clases presenciales sin los recursos suficientes, desconociendo los conceptos de la comunidad científica y de salud, tratando de imponer el regreso a la escuela, incluso con día y hora, en enero o febrero mientras que se decreta pico y cédula, toques de queda, reuniones familiares de máximo 10 personas y cuarentenas territoriales. Junto a una ocupación de camas UCI está al límite en todo el país”, indicó Ana Patricia Polanía, Presidenta de la Asociación.

De igual manera la ADIH considera que es de vital importancia programar, planear y ejecutar los levantamientos de los diagnósticos reales que involucren a toda la comunidad educativa y a las secretarías pertinentes para saber a ciencia cierta cuales son los efectos de la pandemia en el campo educativo y como se van a dar las garantías constitucionales del acceso a la educación pública en condiciones dignas, priorizando la pervivencia de lo educativo, como parte fundamental dentro de la sociedad.

“Frente a los lineamientos planteados por el Ministerio de Educación Nacional y las orientaciones dadas por las Secretarias de Educación del Departamento del Huila y Secretaria de Pitalito, reitera nuevamente a la comunidad educativa y a la comunidad en general, nuestra posición de no a la Alternancia en el año 2021, porque no existen las condiciones de bioseguridad ni de protección. La organización Sindical solicita respetuosamente al señor Gobernador, Luis Enrique Dussán López, al Alcalde de Pitalito, Edgar Muñoz Torres Y al Alcalde de Neiva, Gorky Muñoz Calderón, convocar de carácter urgente, la JUDE y la JUMES en su ente territorial, tal como lo establecen la ley 115 de 1994, la circular 46 del 31 de agosto de 2017 y directiva ministerial 01 del 28 de junio de 2019 emanada del ministerio de Educación donde exhorta a los gobernadores y alcaldes a dar cumplimiento a la norma y respetando las funciones para lo cual fue creada. De igual manera rechazamos como viene operando el comité de Alternancia del Municipio de Pitalito y del Departamento, por no tener en cuenta que, a nivel departamental, la secretaria de Salud del Huila informó que la ocupación de Unidades de Cuidados intensivos (UCI) adultos llegó al 70% y en Neiva es del 86%, y en el municipio de Pitalito llegó 44.6 %; lo anterior según información dada por medios de comunicación”, sostuvo la Presidenta.

A su vez, invitaron a los demás maestros del departamento del Huila a continuar enarbolando las banderas de la desobediencia civil con el propósito de garantizar la vida y el proceso educativo acorde a las condiciones del contexto de la pandemia.

“Con toda nuestra energía y contundencia llamamos a todos y todas las maestras del departamento del Huila a continuar la desobediencia civil, responsabilizamos, jurídica, administrativa, disciplinaria y organizativamente la presión que viene ejerciendo el gobierno departamental y el gobierno municipal de Pitalito al exponer la vida e integridad de los maestros y población escolar, quienes han declarado públicamente y por medios de comunicación que inician en alternancia; de igual manera algunos rectores (as) que por iniciativa personal y/o atendiendo posibles directrices de superiores jerárquicos, presionan a los maestros- maestras a asistir presencialmente a las instituciones educativas sin el cumplimiento de las condiciones de bioseguridad y de infraestructura; pues no podemos aceptar el chantaje del gobierno nacional, a través del MEN, que se tiene que aplicar la alternancia, para que lleguen los recursos económicos; esto equivaldría a cambiar posibles vidas humanas por dinero”, manifestó Polanía.

Por los anterior, la ADIH recomienda al gobierno del orden departamental y municipal, contratar una empresa consultora para programar, planear y ejecutar mediante diagnósticos reales que involucren a toda la comunidad educativa y las secretarías pertinentes; para saber cuáles son los efectos de la emergencia sanitaria, y cómo se van a dar las garantías constitucionales del acceso a la educación pública en condiciones dignas.

Asimismo, argumentan que la Infraestructura física en las instituciones educativas y en sus correspondientes sedes, estén en condiciones dignas.

Exigen personal de salud en cada una de las instituciones para la toma de temperatura al ingreso, un protocolo de actuación que garantice el retorno seguro al trabajo presencial, el cual hace parte integral del Sistema de Gestión de Salud y Seguridad en el Trabajo, ampliar la planta del personal, y aumentar los recursos del Programa de Alimentación Escolar- PAE.

“Finalmente, llamamos a la desobediencia civil, a la lucha y la movilización con el propósito de garantizar financiación del Estado a la educación y de compensación de todas las deudas históricas que tiene el estado con la educación pública durante varias décadas”, concluyó la Presidenta.