En el país siguen surgiendo versiones sobre que en la reforma tributaria que presentará el Gobierno al Congreso para superar la crisis económica que trajo consigo la pandemia, se incluirá el cobro de IVA a todos los productos de la canasta familiar.

Aunque el tema aún no ha sido confirmado por el Ministerio de Hacienda, desde ya algunos sectores políticos se han adelantado al debate y le han salido al paso a la posibilidad de gravar con este impuesto los productos básicos.

Una campaña poco usual

El Partido Liberal emprendió una curiosa campaña en todo el país para oponerse a este posible gravamen e impulsará una serie de pancartas para rechazar esa posibilidad. Incluso, el liberalismo decidió acuñar la famosa expresión ‘mamola’, utilizada por el fallecido exsenador Horacio Serpa cuando contestó a quienes pedían la renuncia del entonces presidente Ernesto Samper.

“¿IVA a la canasta familiar? ¡Mamola!”, se lee en los mensajes de las vallas que promocionará el liberalismo en todo el país y en las redes sociales.

En un comunicado, el liberalismo anunció que este impuesto a los productos básicos de la canasta familiar, no tendrá el respaldo de ninguno de los 50 integrantes que tiene la bancada en el Congreso de la República. La colectividad considera que es inaudito que se pretenda “arrasar con la paupérrima economía de las familia más pobres de Colombia”, encareciendo los productos que a diario consumen los ciudadanos.