Por: Juan Manuel Macias Medina

Aunque la comunidad ha creado brigadas para recoger los desechos arrojados en las zonas verdes aledañas al sector, no ha sido posible generar conciencia ambiental entre los residentes de Mansiones de Norte, que son los mismos encargados de arrojar basuras en estas zonas que se encuentran en el completo olvido. Además, estos sitios son el lugar perfecto para el consumo de drogas.

La contaminación es la principal problemática a la que se han enfrentado, desde hace varios años, los habitantes del barrio Mansiones del Norte, según manifestaron, los neivanos han escogido las zonas verdes aledañas al barrio para arrojar las basuras.

Clara Inés Trujillo, habitante de Mansiones del norte, indicó que esta problemática de salud pública, no se puede permitir en una zona tan transitada como lo es la carrera 48, una arteria vial que comunica al centro de la ciudad, con el norte de la misma.

“Este sitio es un basurero, no hay otra forma de describirlo, toda la ciudad viene a botar la basura acá. Todos esos desechos que la gente bota lo que genera son enfermedades para los que vivimos en este sector”, indicó Trujillo.

Jornadas de recolección

Según habitantes de este barrio perteneciente a la Comuna Uno de Neiva, debido a que las basuras son un foco de enfermedades, decidieron en algún momento crear jornadas de recolección de basuras, sin embargo, la decisión no fue la más acertada, pues a la semana, manifestaron, las zonas verdes estaban en las mismas condiciones de antes de las recolecciones.

“Nosotros ya nos aburrimos de limpiar para que a la semana otra vez ya estén los lotes igual, la gente no tiene conciencia ambiental y vienen a la madrugada a botar la basura y los escombros, entonces no sabemos que hacer”, sostuvo Clara Inés Trujillo.

La comunidad exigió a la ciudadanía, tener más conciencia ambiental con las zonas verdes de Neiva.

La comunidad exigió a la ciudadanía, tener más conciencia ambiental con las zonas verdes de Neiva.

Focos de drogadicción

Aparte de ser un espacio donde se propician enfermedades, malos olores y mal aspecto del sector, estos sitios son utilizados por los habitantes de calle y algunos jóvenes, para consumir sustancias alucinógenas.

“Como los habitantes de calle ven esos sitios sucios, pues se meten a meter vicio, eso es oscuro y nadie viene a molestarlos. A veces también se meten los jóvenes a meter droga por lo mismo”, manifestó Rocío Cedeño, residente del barrio.

Así mismo, la comunidad en general exigió a las autoridades realizar más patrullaje en el sector, para no permitir que unos pocos, vulneren el desarrollo normal de los habitantes del barrio Mansiones del Norte.

Los habitantes pidieron a las autoridades realizar más patrullajes en este sector, según ellos, el abandono de las zonas verdes propicia el consumo de droga.

Los habitantes pidieron a las autoridades realizar más patrullajes en este sector, según ellos, el abandono de las zonas verdes propicia el consumo de droga.

Lotes sin dueño

La comunidad manifestó desconocer quienes son los propietarios de los lotes aledaños al barrio, sin embargo, exigieron a los dueños, hacerse cargo de estos sitios que no son más que un problema para las personas que allí residen.

“Esos lotes llevan muchos años así y no hemos visto que vengan a poner cuidado como están, entonces necesitamos que los dueños vengan y miren, recojan esa basura o hagan algo, porque en realidad es un problema muy grave que eso pase en pleno siglo XXI, cuando se supone que debemos ponerle atención al medio ambiente”, indicó Israel Cáceres, habitante del lugar.