Por Rolando Monje

Aun las medidas de confinamiento decretadas por las autoridades nacionales el sector del consumo doméstico, alimentos y víveres registró comportamientos positivos además de cambios en las dinámicas de consumo de los clientes durante los meses más álgidos de la pandemia.

Hace casi dos meses Colombia entró a una fase de reapertura económica que ha estado marcada por importantes cambios como la configuración de un nuevo consumidor.

Desde el comienzo de la pandemia los colombianos han ido cambiando sus hábitos de consumo y la tendencia por ahorrar sigue vigente en medio de la crisis económica derivada de la covid-19.

Brandstrat, una empresa de investigación de mercados, realizó una encuesta que reveló que la principal tendencia de los colombianos para optimizar el dinero es cambiar las marcas reconocidas por otras más económicas.

Según los resultados del estudio sobre las marcas que impactaron positivamente al consumidor colombiano durante la pandemia, 86% de los encuestados mencionaron que efectivamente alguna marca en particular resaltó positivamente durante la nueva normalidad; mientras que solo 11% de ellos no reconoció ninguna marca, en cambio sí un tipo de producto que lo ayudó durante el confinamiento.

Conductas para optimizar el dinero con relación a las marcas de los productos.

El análisis indica que el 56% de los colombianos, en las principales ciudades del país, ha decidido cambiar sus marcas a unas más económicas (37%) y a unas mucho más económicas (29%). El consumidor de hoy en día es mucho más racional y con mayor sensibilidad al precio.

El estudio reveló que el jabón de lavar la loza (65%), los limpiadores de piso (65%) y los lácteos (55%) son los que tienen la mayor tendencia a ser reemplazados. Sin embargo, hay otras marcas con las que los usuarios tienen una mayor fidelidad como lo son el champú y los licores, con un 42%, y el maquillaje con un 34%.

Incluso, la investigación revela que, por ejemplo, en el caso de los licores, el 42% de las personas prefieren disminuir la cantidad de compra, antes que cambiar la marca.

Una de las razones del cambio de marca a una más económica es la visión que tienen los colombianos a futuro. El 73% cree que el país se va a mantener en una recesión, mientras que un 50% piensa que la situación será mucho peor.

Comercio electrónico

De otro lado, Brandstrat realizó una investigación similar, pero esta vez para identificar los hábitos de consumo del comprador colombiano a través de los canales electrónicos, en esta nueva normalidad.

El análisis reveló que el 65% de las personas de estrato 1 hacen sus compras en redes sociales y solo un 6% lo hace en las páginas oficiales de los comercios.

Los estratos 4, 5 y 6, por su parte, hacen la mayoría de sus compras directamente en los almacenes reconocidos y solo un 13% lo hace en páginas especializadas de descuentos, reveló el análisis.

El análisis reveló que el 48% de las personas tomó la decisión de hacer sus compras por internet en los últimos tres meses.

Pero es importante aclarar que no todas las categorías reaccionan de la misma manera, pues mientras productos como el jabón de lavar la loza (65%), los limpiadores de pisos (65%), y los lácteos (55%) muestran una importante tendencia a ser reemplazados, la mayor fidelidad hacia las marcas la imponen el maquillaje (34%), los licores y champú (42%), que se muestran resistentes.

Entre los principales hallazgos, se destacan los resultados desagregados por el nivel socioeconómico de los consumidores que muestran, por ejemplo, que el 65% de las personas de estrato uno realiza sus compras digitales a través de páginas por internet presentes en redes sociales, mientras que las adquisiciones de este segmento en las páginas propias de los almacenes solo llegan al 6%.

Del lado de los estratos 4, 5 y 6, al contrario, las compras realizadas han sido efectuadas directamente en las páginas de los almacenes reconocidos, y las más bajas son las que se sitúan las páginas especializadas de descuentos (13%) y los puntos de servicio de las mismas empresas.

Finalmente, cabe destacar que el 48% de las personas compraron por internet en los últimos tres meses. “Un incremento de más del doble en la incidencia de compras en línea durante los últimos tres meses, principalmente en Bogotá y Medellín”, señala.

El estudio destacó que entre los principales aspectos esperados por los consumidores en un canal de internet se encuentran la conveniencia reflejada en los tiempos de espera (70%). También resalta que las promociones les generan a los consumidores más valor frente el dinero que están invirtiendo.