domingo, 25 de agosto de 2019
Panorama/ Creado el: 2019-08-05 09:58 - Última actualización: 2019-08-05 09:58

María Alexandra Artunduaga, una influyente en Silicon Valley

La médica de origen huilense recibió hace pocos días el reconocimiento como una de las 40 personas más influyentes de Silicon Valley en 2019.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | agosto 05 de 2019

María Alexandra Artunduaga, médica huilense y emprendedora, recibió el reconocimiento como una de las 40 personas más influyentes de menos de 40 años en Silicon Valley.

El reconocimiento fue concedido por el periódico de negocios de Silicon Valley el pasado 25 de julio del 2019.

La huilense fue seleccionada entre más de 500 nominaciones del área de la Bahía de San Francisco.

Ella fue seleccionada por sus múltiples logros profesionales y su continua labor social impulsando a mujeres y minorías raciales en Ciencia, Tecnología, Innovación y Medicina en los Estados Unidos y Latinoamérica.

Importancia del premio

Esta prestigiosa lista incluye a más de 15 fundadores de empresas, ejecutivos de Google y Facebook, así como líderes comunitarios y representantes del sector público.

Artunduaga fue la única mujer sudamericana de la lista; durante el agradecimiento, ella mencionó que su sueño es hacer de su compañía, Respira Labs, el primer laboratorio fundado por una mujer colombiana en Silicon Valley, así como impactar la vida de más de 700 millones de personas en el mundo que están afectadas con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Ella, fundó Respira Labs, en Julio del 2018, inspirada en su experiencia con su abuela materna que falleció de complicaciones de esta enfermedad en la ciudad de Bogotá, en el 2013.

Con este galardón, Artunduaga suma 11 premios en su corta carrera en emprendimiento y negocios.

El pasado 1 de Julio, recibió $225.000 dólares del gobierno estadounidense para continuar el desarrollo de su tecnología digital; ella espera levantar $1.5 millones de dólares para finales del 2020 en capital semilla.

María Alexandra Artunduaga.

Respira Labs, el primer laboratorio fundado por una mujer colombiana en Silicon Valley.

La huilense fue seleccionada entre más de 500 nominaciones del área de la Bahía de San Francisco.

 



Junto a su esposo.

Un digno reconocimiento

La presentación de la huilense estuvo precedida por palabras de halago del diario estadounidense que le dio en la ceremonia el reconocimiento.

“El baile flamenco a menudo se asocia con la pasión, por lo que es lógico que María Artunduaga practique el arte, ya que la nativa de Colombia siempre ha puesto su corazón en sus esfuerzos profesionales, personales y sociales. El año pasado, Artunduaga fundó Respira Labs, cuyo objetivo es revolucionar la atención médica domiciliaria pulmonar y combatir la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Al ser autora de artículos en el New England Journal of Medicine and Nature, también tiene la distinción de ser la primera doctora latinoamericana en ingresar a un programa acelerado de residencia en cirugía plástica y reconstructiva en los EE. UU. (Facultad de medicina de la Universidad de Chicago, 2011).

Más revelador, ella ha abogado por una mayor inclusión en los campos de STEM, incluido el trabajo con U.C. Berkeley (donde recibió una maestría) en reclutar más mujeres de color, presionar por un ministerio de ciencia y tecnología y becas financiadas por el gobierno para la educación superior en su país de origen, y trabajar en programas de monitoria con la Asociación de Mujeres en la Ciencia.

Primer trabajo remunerado

Médica general en las montañas de Colombia. Tenía 23 años, y estaba a cargo de la salud de 18.000 personas con otros dos médicos.

El ejecutivo de negocios con el que le gustaría pasar 10 minutos: Melinda Gates. Ella ha trabajado seriamente en el empoderamiento de las mujeres porque no solo es bueno para ellas, sino para el crecimiento de las economías de los países en desarrollo. Me gustaría discutir con ella algunas ideas que tengo sobre la creación de programas de desarrollo para mujeres y niñas en América Latina.”

Mi mamá es mi inspiración

Esta Casa Editorial, estableció contacto con María Alexandra Artunduaga, para dialogar con ella sobre este reconocimiento que no es fácil alcanzarlo en la meca del mundo de los negocios que van de la mano con la tecnología.

Ella, es una mujer que no olvida sus raíces y se considera una emprendedora de tiempo completo. Piensa a futuro, fortalecer su empresa y seguir en la senda de la innovación.

¿Qué significa este reconocimiento obtenido en Silicon Valley?

Es un reconocimiento importante por varias razones. Primero, Silicon Valley es el ecosistema de emprendimiento en negocios más competitivo en el mundo. Menos del 0.2% de Latinas consiguen levantar fondos, sumado al hecho de que soy inmigrante, eso complica aún más las cosas. Segundo, no soy la típica emprendedora, no tengo entrenamiento formal en negocios, estudié medicina y he estado vinculada a academia durante la mitad de mi vida. El mensaje es fuerte, y contundente; para emprender, hay que tener buenas ideas, ser muy curioso y soportar las decisiones con evidencia. Los negocios son un experimento científico a larga escala, y lo disfruto un montón!

¿Cuáles son sus proyectos a corto plazo?

Terminar nuestra prueba de concepto este año y entrar a un acelerador como Combinator, el mejor acelerador del mundo, que también está en Silicon Valley.  Es un sueño, y solo el 2 % de companies entran, estamos trabajando duro por eso. También tenemos que empezar a levantar fondos de capital privado; con los premios del gobierno, estimamos que podamos alcanzar a levantar $5 millones de dólares, pero el proceso toma mucho tiempo porque hay que aplicar con una propuesta elaborada, y solo desembolsan el dinero 6 meses después. Las rondas semillas en Silicon Valley son de $1.5M hasta $3M, dependiendo de las patentes que nos den, y las colaboraciones que logremos consolidar con hospitales y farmacéuticas.

Lo más difícil de lograr reconocimiento en territorio norteamericano

La competencia, poderse diferenciar del resto. Mi estrategia no es la tradicional, tengo claro que hacer tecnología médica toma más tiempo y no tengo afán por sacar un producto rápido como la mayoría de startups en tecnología. Soy muy estudiosa del mercado, todo el tiempo estoy hablando con futuros clientes, y emprendedores. Por mi preparación científica, puedo reconocer patrones mucho más rápido que la mayoría de la gente, y actúo basada en evidencia. Cada decisión que tomo, tiene 80% de validación externa, no dejo que mis propios sesgos influencien el producto. 

¿Quiénes la inspiran?

Mujeres fuertes que desafían las estructuras sociales. Mi mamá, porque fue la primera otorrinolaringóloga formada en su programa de especialización, y la primera en Neiva. Decidió tener cuatro hijos y trabajaba tiempo completo, todavía me pregunto cómo lo hizo, no tenía familia que le ayudara en ese tiempo.

En lo social, Ruth Bader Ginsburg, la primera mujer judía (y solo la segunda mujer) nombrada a la Corte Suprema de los Estados Unidos. A pesar de haberse graduado como la mejor de su clase, no pudo encontrar empleo como abogada, por ser mujer y madre. Durante los 70s, Ginsburg fue una figura destacada en casos legales relacionados con la discriminación de género, escribió docenas de artículos de revisión de leyes argumentó ante la Corte Suprema seis veces, ganando cinco casos.

¿Se considera una revolucionaría en lo que respecta al tratamiento de enfermedades pulmonares?

Más que revolucionaria, innovadora. La forma cómo diagnosticamos enfermedades pulmonares es basada en tecnologías de más de 50 años. Con el advenimiento de los dispositivos móviles, sensores portátiles y la inteligencia artificial, hay oportunidad de modernizar la medicina. Mi meta a largo plazo es democratizar el acceso al cuidado médico, sin importar dónde vivas, tener acceso a datos digitales que te informen sobre tu salud de una manera efectiva y no muy cara.

¿Su anhelo más preciado en estos momentos?

Ser mamá… (Risas)

Un mensaje para las mujeres emprendedoras opitas:

Emprender es un camino largo, son más las noticias desalentadoras que los contratos que se cierran. Encuentren una causa que las mueva, que no las deje dormir, la intención de mejorar las cosas va más allá de los motivos económicos. Es esa obsesión la que genera insistencia, resistencia y persistencia. El emprendedor exitoso es quien logra soportar más tiempo y es capaz de reconocer tempranamente cuando es tiempo de cambiar de enfoque o métodos.

Tengan mente abierta, y entrénense en otras cosas que no conozcan, en el peor de los casos, si las cosas no funcionan, tienen una cantidad de habilidades y conocimiento que es aplicable a cualquier tipo de trabajo, o incluso un nuevo emprendimiento. No les den tanta vueltas a las cosas, nada nunca es perfecto, hagan planes a corto plazo, a cuartos de año y actúen ya!

Pidan ayuda. Sus parejas y familias tienen que estar 100% a bordo, y proveer la ayuda y apoyo necesario para que empezar. Los primeros dos años, no van a tener ventas ni salario, hay que planear acorde.

Todo se puede, el fan #1 de uno, es uno mismo. Échense porras, crean en la misión, enamórense de su trabajo. En los malos momentos, busquen hablar con otras mujeres emprendedoras, hay muchos grupos online en Facebook, empiecen por ahí.