Diario del Huila

Medidas para intentar frenar las alzas

Ene 13, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Análisis 5 Medidas para intentar frenar las alzas

DIARIO DEL HUILA, ANÁLISIS

Por: Rolando Monje Gómez

Fotografías: José Rodrigo Montalvo

Los diferentes ministerios se estima que expidieron entre 65 y 80 decretos, resoluciones y actos administrativos ordenando que estos ajustes tarifarios estén atados a la inflación o la Unidad de Valor Tributario (UVT), que para este año equivale a $38.004. Los sectores más afectados son los de la comida y la bebida. Los precios en los restaurantes desde el ‘corrientazo’ hasta el almuerzo ejecutivo y a la carta ya comienzan a reflejar un incremento entre el 15% y el 20%. El Soat subió 12.04%, superior al salario mínimo.

Controlar la inflación es uno de los grandes retos de los países para este año. El incremento en los precios de los productos, sobre todo de los alimentos, derivado de la pandemia del covid-19, es un fenómeno global que los gobiernos deben atender con prontitud, y Colombia no es la excepción.

Luego del incremento histórico del salario mínimo de 10,07%, se pensó que los trabajadores podrían tener un colchón durante unos meses con mayores ingresos, pero con la cifra de la inflación registrada el año anterior esto no se podrá lograr.

Por esto, durante las negociaciones que permitieron incrementar en 10,07% el salario mínimo para 2022, se expidieron en los últimos días de 2021 una serie de normas que buscaban desligar de ese aumento sus cobros, entre ellos multas, sanciones, tasas y tarifas tales como honorarios que se liquidaban con base en la remuneración mínima y sus ajustes anuales, es así como el Gobierno emitió decretos, resoluciones y actos administrativos que atan los cobros de multas, sanciones, tasas y tarifas a la inflación y a la Unidad del Valor Tributario.

Los diferentes ministerios se estima que expidieron entre 65 y 80 decretos, resoluciones y actos administrativos ordenando que estos ajustes tarifarios estén atados a la inflación o la Unidad de Valor Tributario (UVT), que para este año equivale a $38.004.

El Ministerio de Vivienda modificó, mediante el Decreto 1890, la fórmula para el cobro de las expensas por licencias y modalidades de las licencias urbanísticas, que deberán aplicar los curadores. El cambio abarca cobros asociados a licencias de subdivisión, expedición de licencias de construcción individual de vivienda de interés social (VIS), prórrogas de licencias y revalidaciones, y tarifas aplicables copias certificadas de planos, aprobación de planos o movimientos de tierras.

Por su parte, el Ministerio del Trabajo estableció, a través de la Resolución 4277, que todas las multas, sanciones, tasas y tarifas tales como honorarios deben ser calculadas en términos de la UVT.

La alta cifra de inflación, más el incremento de la gasolina se ven reflejados en el precio de los alimentos.

Así mismo, el Ministerio de Agricultura dictó las disposiciones para fijar en UVT las cuantías de las sanciones por la defraudación en el recaudo y consignación de la cuota de Fomento Algodonero y por las infracciones a las normas sobre la actividad pesquera.

El Ministerio de Justicia, con el Decreto 1885, regula las tarifas máximas para los centros de conciliación, las notarías y los honorarios para los árbitros de los centros de arbitraje, así los cobros aplicables por los servicios notariales como la liquidación de herencias y sociedades conyugales, o la protocolización de los procesos judiciales de sucesión, se ajustaron en valores equivalentes a la UVT.

De igual forma, el Ministerio de Salud emitió el decreto que adoptó el manual de tarifas para el cobro de la tasa de los servicios prestados por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, que aplicará tarifas calculadas en términos de UVT, con cobros diferenciales para las pequeñas y medianas empresas interesadas en obtener los registros sanitarios por primera vez, para los productos objeto de competencia de esa entidad.

Los criterios para la fijación de honorarios, en UVT, de los miembros de juntas o consejos directivos, comités o comisiones de establecimientos públicos, empresas industriales y comerciales del Estado, sociedades de economía mixta o sociedades en que la Nación posea una participación mayoritaria, fueron ajustados a través de decreto del Ministerio de Hacienda.

El Ministerio de Transporte actualizó las tarifas de 145 trámites prestados por el Registro Único Nacional de Tránsito (Runt), a través de la Resolución 48735, para lo cual se aplicó una fórmula que tiene en cuenta, la variación en el índice de precios al consumidor y la variación del ingreso esperado.

No obstante, muchos precios no dependen de la normatividad y se rigen por el mercado, por lo que el Gobierno no puede influir. Uno de ellos es el precio del combustible, que subió desde el 1 de enero, en promedio, $176 por galón de gasolina, mientras el diésel aumentó, en promedio, de $166 por galón.

Así que el precio promedio de la gasolina, para las 13 ciudades principales, será de $9.048 por galón, mientras que el precio promedio del diésel quedará en $8.884 por galón. Es de resaltar que, a pesar de los incrementos que tendrán los precios de los combustibles para enero de 2022, tanto la gasolina como el diésel se mantienen $123 y $79, respectivamente, por debajo de los precios de marzo de 2020.

Los nuevos precios de los combustibles, de acuerdo con el Ministerio de Minas y Energía, incorporan la actualización de los rubros de tarifas de transporte por poliductos, transporte terrestre y tarifa de marcación, ajuste conforme al IPC del 4,86% reportado por el Dane para lo corrido del año 2021 y meta de inflación del 3% del Banco de la República para el 2022.

Otro ítem que tuvo un aumento, incluso superior al del salario mínimo, fue el del Soat, que subió 12.04%, valor que sumado al alza de los combustibles será un gasto, no menor, para los propietarios de vehículos, tanto privados como de servicio público. El incremento se explica en que éstos están regidos por leyes, para las que se presentarían las respectivas reformas para que el Congreso tramite las posibles reformas.

Al respecto, la Superintendencia Financiera indicó que este seguro tendrá una variación promedio de 12,24% para este año. Las compañías de seguros evidenciaron el año anterior que el comportamiento de la frecuencia (número de accidentes) y siniestralidad (valor del pago de gastos médicos e indemnizaciones) de los accidentes de tránsito con cargo al Soat observaron aumentos del 2,4% y del 23,7%, respectivamente, con relación a 2020.

Además, aumentó el parque automotor asegurado, el cual pasó de 8,13 millones a 8,73 millones, principalmente en categorías de vehículos que concentran los mayores aumentos en sus tasas siniestralidad.

Los más afectados

Por culpa de la alta inflación, los sectores que dicen estar más afectados son los de la comida y la bebida, por lo que gremios como Acodres y Asobares han alzado la voz para explicar cómo este fenómeno económico no permitió reactivar el empleo de estos sectores en el último trimestre del año, pues los altos precios no se pueden trasladar de lleno al consumidor, y cómo ahora la reactivación del Impuesto al Consumo hará que los precios crezcan más, por lo que los precios en los restaurantes desde el ‘corrientazo’ hasta el almuerzo ejecutivo y a la carta ya comienzan a reflejar un incremento entre el 15% y el 20%.

Como consecuencia de este efecto, se terminaría en desincentivar el consumo y aumentar la inflación, que es sobre lo que el Gobierno dice que trabaja en prevenir desde el año pasado. Una de estas medidas es la necesidad de desindexar algunos elementos, que permitieran al consumidor sentir el alivio de la subida del salario mínimo y que este aumento no se viera absorbido por el rápido incremento en los precios de algunos bienes y servicios básicos.

De manera que, en líneas generales no solo el gasto de los hogares ya viene por defecto con un alza, sino que todo combinado podría desencadenar en un rápido aumento del precio a los consumidores.

Otras opciones

El Gobierno tiene a su mano otras alternativas, además del manejo de las tasas de interés. Una será que el Banco de la República siga incrementando la tasa de intervención, pero además puede optar por restringir la demanda de bienes y servicios y con ello reducir el gasto público. Todas estas decisiones contribuirían también a reducir el déficit en cuenta corriente.

La intervención de precios es una medida en la que el Gobierno ha sido claro, diciendo que no lo hará. Por otro lado, ha estado generando políticas y leyes como la de insumos agropecuarios, que alivien el alto costo de las materias primas para los productores y que así el precio no se incremente por efectos externos.

Esas medidas junto a desarrollar una mayor productividad, así como estabilizar la balanza de pago y tomar decisiones frente al aumento del precio del dólar, son algunas de las opciones que quedan para prevenir una inflación acelerada durante el primer semestre de este 2022.

A partir del primero de enero la gasolina en todo el país incrementó su valor.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto