martes, 18 de diciembre de 2018
Opinión/ Creado el: 2018-10-09 09:03

Medimás a Medimenos

Escrito por: Israel Silva Guarnizo
 | octubre 09 de 2018

La tan anunciada venta de Cafesalud a un consorcio de empresas que aparentemente tenían el musculo financiero, la experiencia y la capacidad para sacar adelante a la más grande EPS del país, por su número de usuarios del régimen contributivo y subsidiado despertaba el entusiasmo del grupo de empresas que decidieron apostarle a la compra. Lo que parecía el mejor negocio para el agente liquidador de Cafesalud, este funcionario recibió casi el cascaron de la antigua SaludCoop que también tuvo otro agente que se dedicó a esquilmarla y despilfarrar el patrimonio que recibió para poder entregársela a Cafesalud EPS-SA. Esta fue la única estrategia que le quedaba al Gobierno para no entregársela a los dueños, veintitrés organizaciones. La historia de estos negociados demuestra hasta donde los funcionarios públicos (Liquidadores), políticos, funcionarios y ex funcionarios se beneficiaron y disfrutaron de asesorías en el época de Carlos Palacino, persona influyentes en el mundo empresarial y político. senadores, representantes, ministros, prestigiosos abogados, algunos de ellos terminaron utilizando la silla giratoria, pero cuando se derrumbó la dinastía Palacino, los que disfrutaron y bebieron las mieles del poder, no reconocieron todo lo que significó ser un aliado de Carlos Palacino, que dirían: Eduardo Montealegre, el mismo Alberto Carrasquilla y Mauricio Cárdenas Santamaría. La lista sería bastante larga para este espacio.    

Lo malo de esta opinión, es que el problema de la salud en Colombia no parece tener solución, si miramos lo que sucede, el Gobierno no ha planteado cuál es su visión y como entraría a solucionar esta situación tan compleja. Todas las EPS, afrontan las mismas problemáticas y no han encontrado como resolver el déficits de recursos y atención oportuna, eficaz y eficiente a los usuarios. La red hospitalaria pública es víctima de las EPS, quienes no les pagan sus servicios, mientras la red privada si recibe sus pagos. En este escenario los grandes perjudicados son los pacientes quienes tienen que esperar a que la EPS autorice los tratamientos y la prestación de los servicios. La entidad que reemplazó al Fosyga, Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES) sigue adeudando a las EPS, grandes sumas que hace poner en dificultades todo el sistema.

Se viene planteando con gran preocupación la grave situación financiera de otra EPS, asfixiada por las deudas del Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES). La situación actual requiere que el Gobierno actúe de manera rápida y presente un proyecto de reforma estructural al régimen de salud en Colombia, que de por terminada la Ley 100 de 1993.  La salud debe ser un derecho, al que todos los colombianos tengan la oportunidad de ser atendidos de manera oportuna, por la red hospitalaria, dependiendo de su necesidad, debe ser preventiva y no buscando que los pacientes lleguen a sus estados terminales donde se vuelven una completa caja registradora para las EPS, a ellos les conviene que sus pacientes  consuman los medicamentos y tratamientos más costosos.    

Comentarios