Categorías: Opinión

Mejor reducir el Congreso antes que pensar en más IVA

Por: Samuel Gutiérrez 

Por estos días es tema nacional la reforma tributaria que presentará el presidente Duque al Congreso de la Republica. El Gobierno la ha denominado “Reforma social, solidaria y sostenible”, busca a través de ella recursos para ampliar los programas sociales y mantener la gratuidad en Universidad pública para estratos uno, dos y tres. Es claro que la reforma es necesaria, se necesitan más recursos y los impuestos son la principal fuente de financiación del Estado, pero cada vez que salta el tema a la palestra publica, ello es aprovechado por politiqueros que salen sin sustento serio, ni análisis profundo a pedir que esta no se realice.

Que la reforma se necesita es claro, pero hay que hacer un llamado al presidente Duque para que busque otra manera de obtener recursos, para que esta reforma no vaya a ser desastrosa para las familias colombianas. Aunque aún no se conoce por completo el texto de la reforma, si hay que pedirle y casi que exigir que los productos de la canasta familiar por ningún motivo vayan a tener un aumento en el IVA; de nada va a servir que el Gobierno aumente el dinero dado a través de los programas sociales como ingreso solidario, si la gente al salir a comprar encontrará los productos mucho más caros.

También debemos ser claros y críticos con aquellos que exigen y exigen del Estado mayores beneficios, pero al tiempo rechazan se cobren impuestos, sin estos recursos es imposible que se puedan realizar obras o llevar a las familias más vulnerables subsidios.

El Gobierno debería al tiempo que presenta esta reforma buscar un fuerte ahorro en gastos de funcionamiento, exigir a los ministros ahorrar lo más que puedan, vuelos en primera clase, excesos en los gastos por concepto de viáticos, escoltas, camionetas y demás.

Hay que eliminar todas esas consejerías presidenciales, no sirven para mucho y son un verdadero gasto. Se debe buscar una reforma constitucional para la reducción del congreso de la república, donde también se estipule que la Contraloría desaparezca y que la Procuraduría asuma esas funciones, eliminar la JEP y amnistiar a todos los integrantes de Farc que hayan cumplido con el acuerdo de paz.

La reducción del Congreso ha sido un pedido de la mayoría de los colombianos, muchos congresistas y la mayoría poco o nada hacen. Hoy tenemos 108 senadores y 172 representantes en Colombia, cada ellos con un sueldo de $34.417.000 pesos mensuales. Cada departamento tiene derecho a un número determinado de representantes a la Cámara según la cantidad de habitantes; en nuestro departamento del Huila hay cuatro, por ejemplo. Muchos para el poco trabajo que desempeñan. Una reforma constitucional donde haya solo dos Representantes a la Cámara por cada departamento, sumado Bogotá, ello sin importar la cantidad de habitantes, sería lo ideal, pasaríamos de 172 a 66, solo en salarios nos ahorraríamos $3.648.202.000 millones de pesos al año, y si reducimos el número de senadores de 108 a solo uno por departamento más Bogotá pasaríamos a tener 33.

El ahorro en salarios, camionetas, esquemas de seguridad y el pago de sus unidades de trabajo legislativo que hoy está alrededor de los 50 millones de pesos por congresista, sería un ahorro importante que se podría usar para necesidades más apremiantes, como acceso a agua potable en todo el territorio nacional, o mejoría en vías terciarias, tema urgente y de vital importancia para nuestros campesinos.

Si bien reducir el número de congresistas no significaría una obtención de recursos tan importante, si sería un precedente, ejemplo y buen ahorro. Reducir el Estado y el gasto publico es lo primero que debe hacer un gobierno antes de pensar en meter la mano al bolsillo de los ciudadanos. Seguramente mayoría de congresistas no estarían de acuerdo en la reducción del número de curules, pero la verdad es que no hacen falta, con un senador y dos representantes por departamento sería más que suficiente; más visibles, más fácil hacerles un control de cerca de sus funciones, menos gasto, menos ausentismo y un mensaje claro a la sociedad colombiana. Hay que pensar primero en hacer un ahorro en el gasto de funcionamiento del Estado, eliminar unas entidades que poco o nada hacen, unir otras que tienen trabajos similares y mejor reducir el Congreso antes que pensar en más IVA.

DHWeb

Entradas recientes

A la hora de pagar las deudas, primero está la vivienda

  En medio de la pandemia, los colombianos dieron prioridad a los pagos de los…

2 horas hace

A los bloqueos se suma el incremento del precio de insumos agrícolas

  Incertidumbre por el incremento de los precios de los insumos que se afectan con…

2 horas hace

Margie sueña con tener su propia cafetería

  Margie Soto Rivera llegó desplazada a Neiva. Hoy, tiene un negocio de buñuelos y…

2 horas hace

Terminal de transportes de Neiva, aunque está abierta no tiene despachos a ningún destino

  Uno de los sectores más afectados desde el pasado miércoles 28 de abril con…

2 horas hace

Detectan por primera vez una invasión de camalote en el río Guadalquivir

  Así lo ha indicado a Efe el profesor de Biología Vegetal y Ecología de la Universidad…

3 horas hace

Costo de vida creció 0,62% en Neiva

En abril de 2021 la variación mensual del IPC fue 0,59%, la variación año corrido…

3 horas hace