jueves, 22 de agosto de 2019
Cultura/ Creado el: 2019-05-10 11:52

Memoria de la luz

Esta obra literaria logra cautivar al lector de principio a fin con su personaje principal: Simón, el hijo de Simona, sepulturero de profesión. La historia está narrada en forma agradable y divertida, creando un género literario de realismo-poético-mágico a lo Orlando Plazas Motta.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | mayo 10 de 2019

Con respeto y admiración y sin ser un experto en la escritura y literatura me atrevo a comentar el libro escrito en novela por un huilense, paisano y amigo: Orlando Plazas Motta.

Felicitaciones Orlando por haberle entregado una obra escrita en novela a la humanidad, a Colombia, al Huila y especialmente a nuestro pueblo querido, Acevedo, nos hace recordar episodios y personajes de gran importancia y sobresalientes que se salieron de la cotidianidad de la vida de un pueblo, para volverlos a vivir, uno agradables otros no.

Gracias por ese esfuerzo que junto a su familia tuvieron que asumir, para esculpir con gran exquisitez literaria y gramatical esta novela; está elaborada con profundidad técnica y científica en la descripción de los procesos naturales y antrópicos que me deleitaron con su amena narración.

De principio a fin

Logra cautivar al lector de principio a fin con su personaje principal, Simón el hijo de Simona, sepulturero de profesión, narrado en forma agradable y divertida, creando un género literario de realismo poético mágico a lo Orlando Plazas Motta.

Mezcla la mitología universal con la poesía y enseñanzas del maestro Ramón Luna que en algunas partes del libro se funden con la sapiencia dada por la experiencia de vida de Simón, el hijo de Simona.

Orlando, esta obra poética y de profundidad literaria que salió de su memoria en forma grata y amena, es lo que busca el lector universal. Personalmente, mi familia y creo que todos los paisanos se lo agradecemos por siempre.

Esta será la continuación de una vida de escritor que siempre soñó, porque es lo que más le gusta y es hobby en su vida, ya que usted le salió al paso a la vida, pues como lo dice en su libro: “La vida puede ser muy peligrosa si solo nos sentamos a verla pasar”.

Comentarios