martes, 18 de junio de 2019
Cultura/ Creado el: 2018-12-21 10:50 - Última actualización: 2018-12-21 10:54

Mi sueño se hizo realidad: Róbinson Silva

Desde el inicio de las primeras audiciones el huilense Robinsón Silva encantó al jurado con su voz; de ahí en adelante ha sido un camino de constante aprendizaje.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | diciembre 21 de 2018

Lo que inicio como un hobby y gusto por el canto, se convirtió ahora para el huilense Robinson Silva un complemento más en su tribulada vida.

La historia de este huilense que decidió lanzarse al estrellato luego de que innumerables amigos y conocidos le dijesen que su voz era muy parecida al “Ruiseñor de América” el cantante ecuatoriano Julio Jaramillo, tiene toda clase de matices que representan el colombiano del común el que es echa’o pa lante y cuya procesión de rabia, dolor y hasta tristeza va por dentro

"Yo no conocía al artista, hasta que me dijeron que cantaba igual", recuerda Silva; desde ahí comenzó con lo mínimo que era buscar canciones y aprendérselas para lograr su sustento; mientras cuenta este aparte de su vida evoca el génesis de su carrera musical como cantante en un grupo de música andina en los billares de su pueblo natal Gigante.

"Soy una persona que viene del campo y que ha luchado desde pequeño", en los diferentes capítulos del reality Robinson Silva no solo ha conmovido a generaciones pasadas y futuras con sus interpretaciones cargadas de sentimiento sino que también ha develado ante los maestros del concurso de la escuela ‘Yo me llamo’, conmovedoras historias que lo han marcado a lo largo de su vida.

“Me siento muy orgulloso de ser campesino y mis padres me enseñaron muchas cosas del campo, pero aprendí a tocar guitarra y empecé a participar en concursos de música campesina, hasta que alguien me dijo que tenía la voz parecida a Julio Jaramillo y desde ahí empecé a imitarlo”.

El llegar a la final lo sorprendió porque había a su juicio competidores excelentes y agradece a Dios la oportunidad brindada en llegar a la final y saber que su talento es valorado y querido en todos los rincones de Colombia.

"Gigante se rebotaría", dijo, mientras se imaginó a sus paisanos celebrando su eventual triunfo en el programa.

Un hombre tímido

La vida de Robinson Silva, ha estado marcada por la tristeza en las lides amorosas. En uno de los últimos capítulos lloró al recordar la vil traición de la que fue producto de un amor no correspondido y la humillación que sintió al sentirse traicionado a quien entregó su corazón.

No obstante, como lo dijo en su momento, todo eso fue obra de Dios que sabe cómo hace sus cosas. Algo que no cambiará nunca es el infinito amor por su hijo.

El cantante confesó que en la actualidad es padre soltero y que su mayor dolor es que no ha podido formar una familia. “Fui muy apresurado y me enamoré muy fácil (...) en este momento soy padre soltero de un niño pequeño 2 años y cuatro meses”, expresó el artista.

Finalmente, comentó que hace años trabajaba en un negocio de mariachis y se llevaba al bebé a todos lados porque no tenía quien se lo cuidara. “Aunque no fue fácil superar todos los obstáculos, mi hijo Robin Santiago Silva es mi mayor inspiración”.


La conmovedora historia de Julio Jaramillo de ‘Yo me llamo’ El doble de “El Ruiseñor de América” se ha robado el corazón de todos los televidentes gracias a su gran talento.



Sorprendidos y emocionados quedan todas las noches los jurados y el público de ‘Yo me llamo’ al escuchar la melodiosa voz del imitador de Julio Jaramillo, cuyo nombre de pila es Robinson Silva.



El doble de “El Ruiseñor de América” se robó el corazón de todos los televidentes gracias a su gran talento para interpretar a la perfección al cantante ecuatoriano.

Poca fortuna con las mujeres

"No me llueven las mujeres, pero por lo menos ya me saludan", ha dicho dejando a un lado su timidez que es un rasgo característico de este giganteño que ya es orgullo del departamento del Huila.

Y es que su paso por el concurso no solo transformó su personalidad de a poco sino que también evidenció algunos cambios físicos que eran necesarios para llegar a ser el doble ideal de su personaje. Y a fe que lo logró y uno de esos cambios fue el realizado en el concurso con sus orejas.

"Yo antes me pegaba las orejas con pegaloca.  De pegarme las orejas tanto ya me salía sangre", recuerda Silva  al hacer alusión al antes y después de una cirugía estética que se adelantó para parecerse más a su personaje.

Silva, con su inocencia recordó algunos pormenores del proceso post operatorio. "Duré dos días durmiendo sentado para no dañarme la operación", afirmó.

"Es como cuando se toma unas cervezas, se va quedando dormido poco a poco", dijo fueron las palabras del médico que lo operó, para ayudarle a vencer el miedo a la anestesia.

Elogiado por su elegancia, Robinson Silva, quien ahora es más conocido como Julio Jaramillo, recordó que siempre ha vestido de traje, por su oficio, pero señaló que ahora se siente mucho mejor, pues en el pasado, "usaba vestido completo, pero lo usaba muy grande porque las compraba de segunda para que no me saliera tan caro". 

Así es la vida de Robinson Silva, el huilense que enamora a Colombia con su personificación del ‘El Ruiseñor de América’, el ecuatoriano Julio Jaramillo; hoy, Silva es otro orgullo del pueblo opita.

Comentarios