sábado, 17 de noviembre de 2018
Economía/ Creado el: 2018-07-23 05:53 - Última actualización: 2018-07-23 05:56

Millonarios recursos para producción de pasifloras en Huila

La Gobernación del Huila invertirá $2.800 millones de pesos, con el objetivo de mejorar la calidad de la producción en pasifloras y garantizar su inocuidad para exportar y mejorar su precio.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | julio 23 de 2018

Mejorar la calidad y aumentar la producción de maracuyá, granadilla, gulupa y cholupa son los objetivos del proyecto de certificación de semillas de pasifloras en el departamento que adelanta en la actualidad el Centro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Gobernación del Huila.

Este proyecto, con una inversión de $2.800 millones, está financiado con recursos del Sistema General de Regalías y beneficia a productores de los municipios de La Plata, Algeciras, Santa María, Isnos, San Agustín, Gigante, Campoalegre, Rivera, Suaza, según Adalberto Rodríguez, ingeniero encargado del desarrollo técnico.

En ese sentido, el Gobierno departamental, tiene como objetivo buscar el mejoramiento de estas especies a través de la identificación, producción, acondicionamiento e identidad genética para la obtención de frutos de alta calidad fisiológica, sanitaria y física.

Es así que dieciséis fincas fueron seleccionadas -cuatro por cada especie- para hacer una caracterización más profunda y un seguimiento a su biología, determinando la parte agronómica y nutricional, analizando el color, el peso, la forma, el tamaño, los grados (brix) y diferentes características que se determinan en laboratorio.



Certificación de calidad

La certificación garantizará que la semilla usada para la siembra dé como resultado un cultivo consistente y equivalente, además, asegura que la producción esté libre de plagas y enfermedades para obtener una mejor cosecha y mejores ingresos, explicó Patricia Aranaga, coordinadora del Centro de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Parte de la metodología empleada consiste en una inspección de campo y en un análisis de laboratorio que compruebe la calidad de las semillas desde su origen, proceso de producción y almacenamiento, hasta su comercialización.

Los fruticultores, que en sus fincas tienen viveros donde se ponen a prueba estas semillas, también están siendo capacitados como multiplicadores en temas agro-empresariales.

 

Comentarios