viernes, 21 de septiembre de 2018
Primer Plano/ Creado el: 2017-10-29 08:59 - Última actualización: 2017-10-31 11:35

Minas: ‘Un enemigo invisible’

Según cifras oficiales, las minas anti personal en Colombia han dejado desde 1990 a la fecha, 11.508 víctimas de morbilidad o mortalidad; de estas 248 son del Huila. En el Desminado Humanitario realizado en el departamento participan algunas de estas víctimas.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | octubre 29 de 2017

Por: Caterin Manchola
Diario del Huila, Especial

“Tuve un suceso con unas minas antipersonal, donde perdí a mi compañero el soldado Ángel Amaya.  Estábamos en El Tarra, Norte de Santander, lo tengo muy presente, fue un 5 de mayo a las 5:00 p.m. Nosotros llegamos a un punto estratégico para subir la pendiente de un cerro, nos encontrábamos en una zona de desventaja ya que nos rodeaban los Elenos, el EPL y la guerrilla. Había una casa debajo de la carretera de donde nos hallábamos, a la cual nos dispusimos ingresar. Íbamos caminando y no nos percatamos que había un cable de tensión y unas minas en el aire tipo abanico, así que el primero en la fila, se llevó por delante el cable, dio dos pasos y pisó la mina anti persona donde se encontraba un tanque de cilindro. Lo desapareció totalmente. Yo era el tercer hombre que iba y quedé con esquirlas en las manos, pies y labios; aún las tengo”; cuenta Jorge Enrique Domínguez Ayala, Cabo Tercero.


Jorge Enrique Domínguez Ayala, Cabo Tercero.

“Quedé atónito y con sordera por un momento. El segundo en la fila, Águilo Papamija, quedó sordo de por vida. Así mismo, hubo un soldado herido en el tórax y esto le perjudicó la movilidad del brazo y mano izquierdo”.

Domínguez Ayala, quien trabajó en el Catatumbo Norte de Santander, y nació en Barranquilla, a pesar de haber pasado por este tan desafortunado suceso, actualmente se encuentra trabajando en el Desminado Humanitario. 

Lo más lamentable del hecho, es que, según él, un campesino había comentado a su sargento que no se instalaran en el lugar porque hacía dos días había escuchado ‘cosas raras’.  Pero se hizo caso omiso.  

Víctimas

“No pudimos entregar a mi compañero a su familia porque no encontramos nada, solo sangre. Así que su mamá solo recibió una caja metálica vacía. Es algo tenaz porque yo trabajé con él y era mi amigo desde que inicié el proceso. Jamás voy a olvidar esos momentos, todos los planes que teníamos no se pudieron cumplir. Se perdieron sueños y sólo quedó una familia con un inmenso dolor. Cada vez que recuerdo esto me da duro, y para mi pena, lo hago todos los días, es algo que vive en mí”, concluye Domínguez Ayala con llanto y la voz quebrada.

Pero las víctimas no son solo integrantes de la Fuerza Pública sino también civiles inocentes. Lo más terrible de la situación, es que cualquiera puede ser víctima de una mina anti personal, niños, jóvenes y adultos.

“Nosotros estábamos llegado a una escuelita y nos dimos cuenta de que la guerrilla nos estaba esperando, así que montamos una red de inteligencia para evadirlos.  Ellos se fueron, pero dejaron todo el camino minado. Estábamos visualizando la zona cuando de pronto a uno de los niños que estaban jugando con un balón, se les desvió y uno de ellos corrió para atraparlo, pero no se percató y acto seguido perdió sus extremidades inferiores. Todo pasó muy rápido”; comentó Domínguez Ayala.

Las cifras

En Colombia, desde 1990 a la fecha, se han registrado 11.508 víctimas de morbilidad y mortalidad a causa de minas anti personal. En donde 7.029 fueron integrantes de la fuerza pública y 4.479, civiles. De estos 248 son del Huila, 50 civiles y 198 miembros de la Fuerza Pública.  En lo corrido del año 2017 se han registrado 37 a nivel nacional.

Al igual que el Cabo Tercero, John Fredy Gallego Salazar, Soldado Profesional proveniente del Cairo - Valle, recuerda que tuvo experiencias bonitas, pero también otras que le hicieron la vida muy amarga, a causa de las pérdidas de compañeros y amigos en combate o en campos minados.

Amor a la profesión



John Fredy Gallego Salazar, Soldado Profesional.

Gallego Salazar, quien ingresó al Ejército como soldado profesional en el 2006, manifiesta que a pesar de las pérdidas humanas, los temores, miedos y noches iluminadas por los constantes destellos de tiroteos en enfrentamientos con fuerzas armadas revolucionarias, no se arrepiente de haber optado por esta profesión.

“Mi primera experiencia desafortunada fue con un compañero cuando él, se disponía a realizar un registro de la zona en la que nos encontrábamos. Él se fue solo y lo perdimos de vista por un momento, pero acto seguido la exposición de una mina nos indicó dónde estaba. Cuando lo encontramos tenía mutilada la pierna derecha. Mi reacción al ver cómo quedó mi compañero, con su equipaje al hombro, su uniforme salpicado de sangre y los ojos llenos de desconsuelo; sentí temor y rabia de ese ‘enemigo silencioso’ que no podíamos observar, solo quedaba aferrarse a Dios, y más que nunca, caminar con cuidado”.

“Mi compañero estaba consciente, así que nosotros tratábamos de darle moral para que siguiera luchando, pero él lloraba porque sabía que no nos vería de nuevo”.

Gallego Salazar, perdió también dos amigos en combate, “uno dice, pues es la guerra; y en la guerra habrá muertos y heridos, pero ver morir a un compañero de una forma tan violenta es algo de lo que pocos se reponen. De hecho, uno no lo logra. La esperanza es pensar en el país que le podemos brindar a nuestros hijos”.



En el departamento del Huila se están interviniendo con estudios no técnicos los municipios de Colombia, Baraya, Tello Neiva.

Desminado

Domínguez Ayala y Gallego Salazar, expresan que el objetivo del Desminado Humanitario es entregarle al país una Colombia despejada milímetro a milímetro de sospecha de minas anti personal, y que es un trabajo largo pero necesario.  

“Sé a lo que me afronto, conozco en carne propia cómo puede terminar un evento adverso, ya sea con una mina, cilindro, o lo que se encuentre. Desde luego se siente temor porque es algo muy arriesgado, pero genera satisfacción hacer este tipo de oficios, porque los beneficiados somos todos. Una vez limpio e terreno, puede pasar cualquier persona sin temer por su vida”, expresa El Cabo Tercero.

En el departamento del Huila se están interviniendo con estudios no técnicos los municipios de Colombia, Baraya, Tello y Neiva; gestión a cargo del Batallón de Desminado Humanitario N.o 5.

Según informé oficial, hasta el momento solo se está realizando intervención de estudios no técnicos (investigación), con lo cual se proyecta antes de finalizar el año la entrega de cuatro sectores libres de contaminación de sospecha de minas en el municipio de Baraya.

Adicionalmente, los resultados de las investigaciones o estudios no técnicos han dado como resultado hasta el momento 01 área peligrosa y 01 área peligrosa confirmada que actualmente se encuentran en revisión por parte del Mecanismo de Monitoreo, las cuales serán intervenidas mediante la técnica de desminado manual y están ubicadas en el municipio de Baraya.

“A nosotros nos brindan ayuda psicológica, pero, aun así, uno no deja de lamentarse en el ‘¿Qué hubiera pasado sí?’ por eso creemos en el desminado, porque si esto hubiera existido desde antes, se habrían salvado muchas vidas”, expresó John Fredy Gallego Salazar.



Los campesinos dan razón de lo que sucedió en el lugar con respecto a combates o concentración guerrillera.  

Técnicas de Desminado

Manual: Proceso que realiza un desminador, que con un detector de metales y una sonda o equipo de excavación localiza y deja al descubierto una mina o munición sin estallar para que luego esta sea destruida o neutralizada por personal experto, de acuerdo con los estándares nacionales e internacionales.  

Mecánico: Consiste en utilizar equipos barreminas, que pueden ser tripulados o a control remoto, que realizan destrucción de minas antipersonal, de acuerdo con los estándares nacionales e internacionales.

Canino: Son una herramienta adicional y complementaria en la definición de la extensión de la contaminación empleados únicamente para los siguientes propósitos:

  • Reducción de áreas peligrosas y delimitación de perímetro de las AP/APC en procesos de Estudios Técnicos
  • Despeje de áreas peligrosas o áreas peligrosas confirmadas.
  • Control de calidad interno (entrega de tareas) a las áreas despejadas con técnica manual y/o técnica mecánica y/o canina

Quiénes hacen el Desminado Humanitario

Hoy en Colombia pueden adelantar operaciones de Desminado Humanitario las Fuerzas Militares y las Organizaciones Civiles de Desminado Humanitario - OCDH acreditadas.

A mayo de 2016, las organizaciones que realizan operaciones de Desminado Humanitario en Colombia son:

  • Brigada de Ingenieros de Desminado Humanitario N°1 - BRDEH
  • Agrupación de Explosivos y Desminado de Infantería de Marina - AEDIM
  • The HALO Trust
  • Handicap International
  • Ayuda Popular Noruega - APN
  • Campaña Colombiana Contra Minas - CCCM
  • Asociación Colombiana de Técnicos y Expertos en Explosivos e Investigadores de Incendios y NBQR - ATEXX
  • Perigeo NGO
  • Danish Demining Group - DDG

 

Comentarios