viernes, 24 de mayo de 2019
Primer Plano/ Creado el: 2019-03-21 10:09

Minga Indígena del Huila se traslada al Cauca

Desde ayer se levantó bloqueo de vías y se permitió el paso de vehículos de manera constante en la vía nacional Neiva-Pitalito. Concertación entre Gobernador del Huila y autoridades de la Minga, permitió el normal desarrollo de la protesta.

El acuerdo entre las partes lo anunció el gobernador Carlos Julio González Villa y las autoridades de la Minga Indígena.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | marzo 21 de 2019

 

Luego de varios días de bloqueos intermitentes en la vía que comunica a los municipios de Gigante y Hobo a la altura del sector conocido como el puente Pescador, se dio el levantamiento de la protesta por cerca de dos mil indígenas que ocupaban la vía y que  venía ocasionando múltiples afectaciones al sur del país.

Desde que iniciaron los bloqueos en el puente Pescador cerca al municipio de El Hobo, diferentes sectores económicos como el ganadero, hidrocarburos, turismo y transporte terrestre sufrieron afectaciones que se iban incrementando con el pasar de los días, según reporte de Cámara de Comercio de Neiva.

El acuerdo entre las partes lo anunció el gobernador Carlos Julio González Villa y las autoridades de la Minga Indígena, quienes mutuamente sostuvieron que ello fue posible gracias a un diálogo permanente. Las comunidades proseguirán la minga en sus territorios y una comisión se dirigirá al Cauca, al tiempo que se desarrolla una mesa nacional.

El paso de vehículos fue reabierto ayer después de las 7:00 p.m.

 “Los resultados son altamente satisfactorios. No tenemos hecho alguno de violencia, no hay desabastecimiento a pesar de la intermitencia de la movilidad”, subrayó el gobernador González Villa.

“Hemos trabajado bajo este mismo postulado”, agregó el Mandatario: “Diálogo social, construcción de política pública, la presencia y el apoyo de 15 alcaldes, el Gabinete Departamental en pleno, la Policía, el Ejército, la Universidad Surcolombiana, los organismos de derechos humanos y de la sociedad civil, y el Instituto de Bienestar Familiar”.

“Somos ejemplo nacional de cómo la fórmula del diálogo social opera cuando existe credibilidad, confianza, respeto legítimo. Hoy lo que tenemos que decirles a los huilenses es que estamos haciendo todos los esfuerzos para que -respetando la autonomía de la Minga Indígena- podamos llegar a acuerdos y consensos que nos permitan mejorar las condiciones para todos los huilenses”, indicó González Villa.

 

La concertación entre Gobernador del Huila y autoridades de la Minga, permitió el normal desarrollo de la protesta.

La Mesa de Diálogos con la Minga Indígena del Cauca acuerdó continuar hoy la reunión en Mandivá, Santander de Quilichao.

La Ministra del Interior Nancy Patricia Gutierrez y representantes de la minga indígena firman acta que instala mesa técnica para avanzar en ruta de trabajo.

 

Traslado al Cauca

Por su parte, la vicepresidenta del Crihu, María Beatriz Vivas, afirmó que aunque se levanta la protesta “continúa con la minga en los territorios, porque la minga todavía no se ha materializado, tenemos una agenda que hemos venido trabajando desde el suroccidente colombiano y en este momento estamos buscando otras metodologías, como asambleas permanentes en cada uno de los territorios”.

En un comunicado, indicó que aquellas personas de las comunidades que no se trasladan al Cauca, retornan a sus territorios y se declaran en asamblea permanente.

“Seguimos exigiendo que el presidente de la Republica  Iván  Duque Marques, haga presencia en el departamento del Cauca, específicamente en la Mesa Central en el Resguardo Las Mercedes del municipio de Caldono, para que atienda las  exigencias que hace la Minga en cuanto a discriminación, reivindicación de derechos, inequidades y el  cuidado por la naturaleza” sostuvo.

Al tiempo que en el Huila se levantaba la protesta, las comunidades indígenas del Putumayo anunciaban que se unían al Paro Nacional Indígena que se desarrolla en el Cauca.

Desde ayer se levantó bloqueo de vías y se permitió el paso de vehículos de manera constante en la vía nacional Neiva-Pitalito.

Pérdidas estimadas

Según un balance preliminar por parte de la Cámara de Comercio de Neiva, un aproximado de 22 mil usuarios se vieron afectados por la intermitencia en la prestación del servicio de gas natural domiciliario en el Huila, según cifras entregadas por Alcanos de Colombia S.A.

En materia de combustibles, en el sur del Huila se dejaron de vender 15.625 galones de gasolina diarios, que corresponde a una reducción del 25%.

La Terminal de Transportes de Neiva dejó de despachar aproximadamente 980 vehículos en promedio, dejando de movilizar 16 mil usuarios.

Uno de los sectores que más se vio afectado fue el ganadero, debido a que la ruta 45 es la vía principal del clúster ganadero Caquetá – Huila, estos bloqueos impidieron movilizar aproximadamente 15 camiones diarios de ganado en pie para el sacrificio y el transporte de leche.

Ariel Rincón Machado, Presidente de la Cámara de Comercio de Neiva  en representación de los gremios económicos del departamento elevó en varias ocasiones un llamado a los líderes de la protesta convocando al diálogo para tratar de encontrar soluciones oportunas a la situación, sin tener que recurrir a las vías de hecho.

 “Celebramos que se haya levantado el paro y que retorne la movilidad con normalidad al departamento del Huila. Debemos reconocer el liderazgo de nuestro gobernador, Carlos Julio González Villa y la Secretaria de Gobierno, Liliana Vásquez,  que lograron hacer prevalecer el diálogo en lugar de la confrontación”, puntualizó Ariel Rincón Machado, Presidente de la Cámara de Comercio de Neiva.

Agregó además, que “desde el Huila hacemos un llamado a quienes se encuentran protestando en el Cauca y Valle, para que cesen las vías de hecho, que ya cobraron incluso la vida de una persona”.

De igual forma, dirigentes políticos del departamento destacaron que se haya acudido al dialogo por encima de la confrontación.

“Celebramos que el diálogo social, el respeto por la ciudadanía y la conciliadora y efectiva gestión del gobernador Carlos Julio González permitieron levantar el bloqueo indígena en el Huila, que produjo unos perjuicios todavía por calcular. Pero, ojo, está pendiente socializar por el Gobierno Nacional el cumplimiento de acuerdos pasados. Estas comunidades, como las demás vulnerables, necesitan de la atención del Estado. De muestra parte, seguimos atentos a colaborar en lo necesario, personalmente o desde el Congreso de la República” recalcó la senadora Esperanza Andrade.

Minga de Putumayo se une a la del Cauca

Al tiempo que en el Huila se levantaba la protesta, las comunidades indígenas del Putumayo anunciaban que se unían al Paro Nacional Indígena que se desarrolla en el Cauca.

Mediante una carta enviada al presidente Iván Duque y a la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, indican que apoyarán el paro pues, según ellos, el Gobierno no ha cumplido con sus promesas y por esto, exigen “la garantía de los derechos fundamentales de nuestras comunidades instando a que el estado cumpla los acuerdos de orden nacional y regional suscritos con nuestras autoridades tradicionales indígenas”.

Los pueblos indígenas que firmaron el documento son: Siona, Murui, Koreguaje, Cofanes, Inga, Kichwa, Kamentsa, Yanaconas, Pastos, Embera, Awá, Quillasingas, Misak y Pijao,

Las comunidades denuncian incumplimientos de los acuerdos alcanzados en 2012 durante las mesas de territorio, derechos humanos, megaproyectos y consulta previa. Además, piden que se brinden las garantías para el programa nacional integral de sustitución de cultivos de uso ilícitos.

Por último, el documento exige que el Gobierno cumpla con la implementación de los acuerdos de paz con las Farc y le piden al presidente Duque “medidas de protección con enfoque étnico para las autoridades y líderes indígenas (…) Hacemos un llamado a que lidere la ejecución de las acciones que permitan que nuestro estado colombiano siga siendo multicultural”.