martes, 10 de diciembre de 2019
Opinión/ Creado el: 2019-06-03 09:21

Mingas para tapar huecos

Escrito por: Luis Alfonso Albarracín Palomino
 | junio 03 de 2019

Ante el deterioro progresivo de la vía 45 que conduce a Pitalito, les va a tocar a los habitantes de los municipios adyacentes a este importante cordón vial que se organicen a través de mingas comunitarias para conformar brigadas destinadas a tapar los huecos que presenta ésta. Cuando se transita, se detectan vehículos accidentados y otros varados porque las llantas se han estallado o en su defecto, pinchados porque han sido víctimas de estos cráteres. Además del daño progresivo que sufren los vehículos, por culpa de la negligencia e irresponsabilidad de la empresa concesionaria Aliadas para El Progreso, que abandonó la construcción y rehabilitación de esta carretera.

Con la anuencia del gobierno nacional y de los Organismos de Control, los huilenses estamos sometidos tristemente a esta desidia oficial, que cada vez es peor, por la oleada invernal y el alto flujo vehicular. No se vislumbra en el corto plazo, una solución estructural a esta problemática. A esta organización empresarial, solo le interesa el cobro de los peajes onerosos de los Cauchos y de Altamira.

En algunos municipios del país, el inconformismo de las comunidades se manifiesta por el incumplimiento de las promesas que han esbozado los exponentes de la clase política y del gobierno nacional para satisfacer sus demandas, que son prioritarias para su desarrollo municipal. Lo anterior, ha provocado el nacimiento de liderazgos de algunos actores locales que han logrado conjugar sinergias entre las comunidades para buscar soluciones a sus problemáticas. Tal es el caso en el municipio de San Agustín. Desde que asumió la administración el actual alcalde de San Agustín, Ever Bolaños Jojoa, logró articular los esfuerzos de las comunidades, sector privado y la iglesia católica.

El éxito se logró gracias al liderazgo de los sacerdotes Oscar Javier Vargas, párroco de la iglesia central y del presbítero Leiver Cantillo Gaviria, de la parroquia de Nuestra Señora de Lourdes, quienes lideraron este accionar a través del desarrollo de actividades eclesiásticas y cívicas para desarrollar tareas como el arreglo de la vía de acceso a este municipio. Igualmente lo hicieron hace 8 días, de manera artesanal campesinos de la zona de Bruselas y Pitalito, quienes organizaron una minga, que condujeron a subsanar algunos de los puntos críticos sobre el tramo de 20 kilómetros.

Por este motivo, ahora que se nos avecinan las fiestas de San Pedro, vamos a tener un incremento significativo de turistas que nos obliga a repensar estrategias, tendientes a buscar soluciones transitorias, para tapar estos huecos profundos de esta vía y así evitar desencantos de estos  visitantes.

Comentarios