Diario del Huila

Mira adelante sin excusas

Nov 3, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Mira adelante sin excusas

Hay personas que tienen disculpas para todo, nunca reconocen que se equivocan; su sobreestima les impide emprender un plan de mejoramiento. Podríamos decir que se sienten la divina perfección andando. Con estas personas no se puede dialogar, siempre tienen la razón. La persona que tiene excusas para todo no es confiable. Querido amigo,  permíteme preguntarte, ¿qué es fácil? Prácticamente nada, todo exige un mínimo de esfuerzo. Las personas exitosas para llegar al éxito, han tenido que sortear múltiples dificultades, -para llegar a los gloriosos hay que pasar por los dolorosos; para llegar a la florida primavera, se debe haber pasado el crudo invierno-. Es paradoxal, pero en donde mejor se aprende es en el fracaso, como que la buena vida cansa y la mala, amansa. El ser humano suele ser arrogante en el triunfo y al no saberlo manejar le puede pasar aquello de subir como palma y bajar como coco. Hay gente que va para el cielo y va llorando, a todo le encuentran dificultad; son inconformes con todo; se parecen a la gata angola: si la meten chilla y si la sacan llora. Esta clase de personas, frenan la empresa. ¿Por qué la generación que sufrió la terrible conflagración de la segunda guerra mundial, sus hijos fueron tan proactivos, silenciosos, serios, responsables, trabajadores, disciplinados, austeros, nada exigentes, religiosos -en Europa al final de la década del cuarenta y en las décadas del cincuenta y sesenta, se llenaban los templos, ¡qué gente tan practicante!-, echados para adelante, fueron tan exitosos?; el plan Marshall no fue empleado para repartir el dinero a los pobres; todo fue invertido en proyectos productivos y, vean las consecuencias, en tres décadas llegaron a tener un nivel de vida con cero desempleo y excelente calidad de vida. Ellos entendieron que no se debe subsidiar la mendicidad sino la productividad. Los que padecieron la guerra y sus terribles secuelas entendieron que solo el trabajo productivo los sacaba de la miseria y pobreza. ¡Y lo lograron, con creces! Nuestra cultura en Colombia, es una cultura del despilfarro, del abuso de los recursos naturales: se desperdicia y se contamina el agua, la luz, la comida; se contamina la tierra con las toneladas de plástico que la envenena. ¡Qué horror! Pregunto: ¿qué han hecho los grupos ecológicos y verdes para darle vida al planeta? Aquí en Neiva, ¿qué se ha hecho para descontaminar el río del Oro y aún del Magdalena? Mucho ruido y pocas nueces. Las nuevas familias emergentes, ¡cómo malcrían a sus hijos! Hay que ser como el sol, levantarse temprano y no acostarse tarde; o, comportarse como la luna que brilla en la oscuridad, pero se somete a una luz mayor. ¿Por qué no intentamos parecernos a los pájaros? Ellos comen, beben y, sobre todo, siempre vuelan. ¿Qué tal imitar las flores? Ellas son enamoradas del sol, pero fieles a sus raíces. Hagamos lo que hace el día, llega sin avisar y se retira sin alardear. ¡Cuánta gente es efectiva sin hacer ruido! Apuéstale a ser como el oasis, que le da agua al sediento. Copia a la luciérnaga, aunque pequeña, emite su propia luz.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila 👋
¿En que podemos ayudarte?