Diario del Huila

Mire el pasado y proyecte el futuro

Jun 22, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Mire el pasado y proyecte el futuro

Froilán Casas, obispo de Neiva

Hay que aprender de los errores del pasado, ¿para qué? Para no repetirlos. El pasado no tiene arreglo; el futuro será promisorio si asume con responsabilidad el presente. No sea iluso, las cosas no se dan por arte de magia. El futuro depende de cómo vive el presente. No siga caminando mirando al espejo retrovisor, ¡cuidado! Se estrella. Recuerde que la esposa de Lot se convirtió en una estatua de sal por quedarse mirando hacia atrás. Por favor, no busques excusas en el pasado para justificar los errores de hoy; no les eche la culpa a sus antepasados para justificar la pereza e ineficiencia de hoy. Por favor, no sea mentiroso, asuma sus responsabilidades. No sea plañidera del presente cuando ayer no hizo nada por progresar. El que se pone a llorar el ocaso del sol, las lágrimas no le dejan ver las estrellas. La vida es un poco irónica, se aprende más de los fracasos que de los éxitos. Con frecuencia los éxitos nos endiosan. Hay gente que sube como palma pero cae como coco. A veces los éxitos, nos desequilibran, nos hacen perder el sentido de las proporciones. Por favor, soñemos, pero soñemos con los pies en la tierra, siempre polo a tierra. No olvidemos que todos los seres humanos somos más débiles que un pétalo de rosa. ¡Cuidado, los triunfalismos son nefastos! A algunos, el orgullo les obnubila la inteligencia. El libro Santo nos dice: “¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si al final pierde su alma?”. A todo dios le llega su crespúsculo. Hay que descubrir en el devenir de la vida, el secreto de la felicidad. La felicidad está en el deber cumplido, en la alegría de servir. En el ocaso de la vida se nos juzgará del amor. El que sube con arrogancia, bajará con vergüenza. No hay mejor escuela de la vida que nuestras propias experiencias y, solo aprendemos de ellas si las leemos con humildad. Los años no dan sabiduría, es la experiencia leída con inteligencia, la que es capaz de cambar nuestros procesos y estrategias. Cometer errores es propio de humanos, repetirlos es propia de personas poco y nada inteligentes. Recuerde que la terquedad es signo de poca inteligencia. No somos perfectos, somos perfectibles. Lo que hicimos hoy, lo podemos mejorar mañana. Solo los animales no innovan. Por favor, aprenda de los errores de los otros para que usted no los repita. Napoleón y Hitler cometieron el mismo error, se dejaron llevar de su soberbia: invadieron a Rusia y allí comenzó el principio del fin. Luis XVI y el Zar Nicolás Segundo cometieron el mismo error: el despilfarro y la ostentación no les permitió ver el hambre de su pueblo. Tantos errores se hubieran podido evitar si hubiésemos sido inteligentes. Por favor, no pelee con el que nada tiene que perder. Como quien dice, no hay enemigo pequeño. Nunca habremos hecho las cosas perfectas, pero, sí, mejores. Por favor, dele valor agregado al cargo que ocupa. Por favor, tenga autoestima, deje mejor las cosas a como las encontró. No viva criticando la oscuridad, encienda una vela.

Autor: WebMaster

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Tal vez te gustaría leer esto