En la clínica Perfect Boyd, el lugar donde se encuentra el empresario Enrique, quien es señalado de atropellar y asesinar a seis jóvenes en el sector de Gaira se hará la indagatoria por parte de la juez primera Municipal de Santa Marta.

La visita busca establecer el estado de salud del empresario y determinar si está consciente, con el fin de adelantar la audiencia de imputación.

Para realizar la diligencia, la juez se trasladará con Fiscalía, Defensoría y Procuraduría hacia la habitación del sindicado, mientras que los abogados lo harán de manera virtual. Sin embargo, la condición es que Vives Caballero se encuentre consciente.

La decisión se dio ante la suspensión de la audiencia de imputación de cargos porque el sindicado supuestamente no estaba en condiciones de atender la diligencia.

Cabe señalar que, tras reanudarse la diligencia, Vives Caballero sí se encontraba consciente en ese momento. Este hecho se conoció cuando, minutos después, quedó abierto el micrófono de Zoom y se escuchó una conversación de él, presuntamente con una enfermera, en la que le exponía que se encontraba mareado.

La diligencia también atiende el reclamo de abogados de las victimas ante la juez y el Ministerio Público de revisar el estado de salud verdadero en que se encuentra Vives Caballero.

Así mismo aún no se tiene un pronunciamiento sobre su estado de salud de parte de la clínica Perfect Body ni tampoco uno científico.

Rodrigo Martínez, abogado de las víctimas, relató la razón por la que se suspendió la diligencia para que una Comisión de Medicina Legal examinara a Vives Caballero y estableciera su estado de salud: “El señor se presentó inconsciente en la cama, junto con un custodio que es un patrullero de la Policía Nacional. Lo presentó dormido y dijo que le habían puesto una droga”.

La clínica Perfect Body no ha dado a conocer con claridad su parte médico. Además, el dictamen emitido por Medicina Legal se daría a conocer hasta el viernes 17 de septiembre, puesto que “en Santa Marta no existe profesional en salud mental para la valoración que se requiere, por lo que había que traer a un médico de otra ciudad para realizarla”.

No obstante, el abogado de Vives Caballero, Alex Fernández, posteriormente notificó que su cliente podría ser trasladado a otro lugar: “Existía una circunstancia en la que mi representado podía ser conducido a la clínica Fundación para el niño en Santa Marta, para definir una conducta de carácter Psiquiátrico, por lo que este hombre podría no encontrarse en la clínica Body Perfect”.

Esta situación derivó en que la jueza ordenara enviar una notificación inmediata al gerente de la clínica Perfect Body para evitar la remisión de Enrique Vives Caballero.