El ciclista italiano Gianluca Brambilla ganó la tercera etapa del Tour de los Alpes Marítimos, en la que se coronó como el campeón. Nairo Quintana terminó de noveno a 18 segundos del ganador, cumpliendo una buena carrera en su inicio de temporada.

Nairo, pese a sus operaciones en ambas rodillas, se le vio muy bien en los tres ascensos de primera categoría que tuvo el día. Nunca perdió contacto con sus rivales y máximos candidatos al título.

Estuvo muy bien pegado a las ruedas de Michael Woods y Bauke Mollema. Además, cuando pudo probar sus piernas, lo hizo. En el los descensos mostró su conocimiento de la carretera. En pocas palabras, siempre se le vio bien.

Adelante, el italiano Gianluca Brambilla trabajó siempre por poder coronar la fuga y así fue. En solitario se fue por la victoria de la jornada y terminó llevándose el título de la carrera.

Nairo, que el año pasado ganó el título, finalizó la jornada en el noveno puesto de la jornada y en la misma casilla de la clasificación general.