Diario del Huila

Neiva al mediodía

Jul 17, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Neiva al mediodía

El termómetro marca 34 grados.  Los pitos de motos y carros se escuchan en todas las direcciones, y se combinan con gritos, silbidos y voces de vendedores de agua, de periódicos y de los limpiadores de vidrios.  Los semáforos, casi en cada esquina del microcentro, contribuyen a la formación de trancones y desvíos de motociclistas que se suben a los andenes y hasta en contravía.  Es nuestra capital.

Es la dinámica de una ciudad emergente que alberga a ciudadanos de todas las regiones del país.  Los policías no aparecen.  Los agentes de tránsito tampoco. Claro, a no ser que haya un accidente, o que las movilizaciones estudiantiles generen caos vehicular.  O, cuando llega algún dirigente político o gubernamental.

De lo contrario, ese es el panorama.

En verdad a veces hay policías en las esquinas. Pero, se observan cabeza gacha entretenidos con su celular, mientras a su alrededor sucede todo esto, además, del transitar de vehículos dejando una estela de humo, lo que, al parecer, tampoco les genera preocupación.

La gente sale y entra a sus trabajos y ocupaciones. Lo hacen con afán, con hambre, con estrés, y con un claro objetivo: llegar a su destino.  Y, quieren hacerlo a como dé lugar.  Sin importarle las señales de tránsito, sin importarle la otra gente, sin importarle los otros conductores, sin importarle los transeúntes.

Es una verdad fehaciente que el parque automotor ha crecido considerablemente. También, que las vías son casi las mismas que estaban antes de ese impresionante crecimiento de vehículos. Y, como si fuera poco, las empresas tienen casi los mismos horarios de entrada y salida de sus trabajadores. Coinciden sorprendentemente.  Algo, que es tiempo de cambiarlo urgentemente. Neiva no es la misma del año 2.000.

Claro, que esta congestión es durante todo el día. Lo que pasa es que se acrecienta a las doce horas.  Al mediodía.  Inclusive, los fines de semana el fenómeno es igual o peor.

Todo este panorama se recrudece con la indisciplina de conductores de vehículos de servicio público y privado, mototaxistas, y peatones que tampoco respetan la señalización ni utilizan los senderos y puentes exclusivos para su desplazamiento.

Una simbiosis que genera ese caos en una ciudad tan bella como calurosa. Una ciudad en la que los turistas son siempre bienvenidos y se les atiende con entusiasmo y sencillez.  El neivano está presto a ofrecer información. A colaborar, a apoyar, casi que sin ningún interés. Neiva es una ciudad pujante.  Un nicho ideal para la economía y para el turismo. Como dicen los expertos, Neiva es una buena plaza.  Aunque, estoy convencido de que puede mejorar muchísimo.

Si esta es Neiva en pocas palabras, contribuyamos a minimizar las falencias descritas y proyectemos una ciudad más progresista y con mejor calidad de vida.  Si todos apoyamos, se puede lograr.

¿Está usted dispuesto a hacerlo?  Su respuesta es fundamental.

Autor: WebMaster

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto