Diario del Huila, Huila Emprendedor

Por: Rolando Monje Gómez

Fotos: Tatiana Ramírez

“Hoy el mundo nos obliga que como ciudades, como entes territoriales, tengamos relacionamiento con otros gobiernos internacionales. No es únicamente una responsabilidad del gobierno central”, es la visión que tiene Rafael Andrés Sánchez Díaz, jefe de la Oficina Internacionalización y Proyectos de la Alcaldía de Neiva, quien viene adelantando una serie de estrategias que les permita a los empresarios y emprendedores de la ciudad, a proyectarse a nivel nacional e internacional.

Sánchez Díaz es un neivano, que estudió comunicación social en la Universidad Surcolombiana, con posgrados en economía social y alta gerencia de la Universidad de York, en Toronto, y actualmente está cerrando una maestría en Innovación.

Lleva diez años dedicado a la gestión de la innovación desde la comunicación. Ha trabajado temas de innovación con el BID, Presidencia de la República, gobernaciones del Huila y Caquetá, Alcaldía de Neiva y con el sector petrolero en responsabilidad social empresarial, siempre muy conectado con cooperación internacional y con procesos de internacionalización de territorios.

DIARIO DEL HUILA dialogó con Rafael Sánchez, para conocer desde su experiencia el proceso deben adelantar los empresarios y emprendedores de Neiva para dar a conocer sus productos y pensar en que éstos puedan ser requeridos por mercados internacionales.

 

¿Para qué sirve la internacionalización en un municipio como Neiva?

Nosotros hemos estado siempre muy alejados de lo internacional, y no es una cosa utópica que se salga de la posibilidad del territorio, pero precisamente por no conectarnos con esa necesidad global es la necesidad de que los territorios se conecten con su entorno internacional. Somos una ciudad muy atrasada en relación a ciudades similares, estamos a seis horas en carro de Bogotá que es nuestro principal puerto de conexión internacional, no tenemos salida al mar, no tenemos una conexión a internet masiva que nos conecte con el mundo, no somos una ciudad bilingüe, no somos una ciudad que exporte masivamente, no somos una ciudad que reciba ayudas internacional, tradicionalmente no lo hemos sido, y eso nos pone en la obligación local de comenzar a trabajar esos procesos.

La internacionalización sirve para muchas cosas. En el escenario internacional como región tenemos que conectarnos con seis líneas de trabajo, por ejemplo, comercio exterior, y es cómo le ayudamos a los empresarios y emprendedores a que lleguen a un mercado internacional, el ente territorial nunca lo ha hecho. Cooperación internacional, nosotros nos hemos alejado tanto del territorio internacional, nos hemos concentrado en que la región sea vista a nivel nacional y ninguna de esas ha funcionado bien.

 

¿Cómo está Neiva en el tema de internacionalización?

En cooperación internacional nunca hemos sido una ciudad importante, no existimos, si existimos es muy chiquitico, entonces era muy importante generar un plan de cooperación internacional para el municipio y eso incluye redes internacionales de ciudades, hermanamientos internacionales con organizaciones y con ciudades, hacer parte de la agenda internacional del país, el relacionamiento directo con otras partes culturales, académica y económicamente es importante, y es lo que hemos intentado hacer, conectarnos con regiones del mundo con las que Neiva puede tener una relación directa: turística, cultural, geográfica y económicamente.

Hoy el mundo nos obliga que como ciudades, como entes territoriales, tengamos relacionamiento con otros gobiernos internacionales, no es únicamente una responsabilidad del gobierno central. Bogotá viene haciéndolo hace 40 años, Medellín 19 años, Ibagué lo lleva haciendo unos ocho años, Tunja, Manizales Cúcuta, ciudades muy similares a nosotros por lo que era importante generar ese escenario

A ello se le suma el bilingüismo, el mercadeo internacional de ciudad, la formulación de proyectos internacionales, la atracción de inversión internacional, nosotros no teníamos agenda internacional de inversión, los Investing (plataforma de mercados financieros) existen en el país hace nos quince años en el país y Neiva nunca lo ha tenido porque siempre hemos creído que la región es la que jalona y realmente el diagnóstico nos arrojó que la que debe jalonar es la ciudad capital de la región.

 

¿Qué costo tendría arrancar y que tenga un resultado real?

Realmente nada, es comenzar a planear la ciudad a 15-20 años. Cuando hicimos el diagnóstico de ciudad nos dimos cuenta de todo eso, que esa realidad nos iba a obligar a hacer un plan que no iba a ser corto. Lo socializamos con muchos líderes locales y les decíamos que los procesos de internacionalización son largos y el de Neiva incluso tiene que ser más largo, por eso hicimos un plan a veinte años que arranca con una policía pública de internacionalización, una apertura a todas las redes internacionales de ciudades posible, con una presentación permanente a las políticas internacionales que tiene Colombia, con unas alianzas con cámaras de comercio internacional y con un proceso de formación en segunda lengua muy importante para estos temas.

 

¿El objetivo es generar identidad hacia el mundo?

Que Neiva se conozca en esas líneas. A Colombia llegan un montón de empresas a invertir, y nosotros nunca estábamos en la agenda, lo cual no solamente era triste, ni que las otras ciudades tuvieran más cosas que nosotros, era porque esa gestión administrativa nunca se había realizado y si se había hecho era sin apoyo institucional que permita llegar a unos acuerdos claros.

 

¿Cómo está Neiva frente al Huila en este aspecto?

Neiva es el centro logístico, la ciudad de servicio y creo que esa conexión entre ciudad y región es importante, y la estamos tratando de hacer, articulada con Cámara de Comercio y Gobernación. Por ejemplo, con Investing Neiva, que es una agencia de atracción de inversión que hoy está en formación y un plan vinculado a las tres entidades, porque no podemos desconocer que Neiva es la entrada al territorio y potenciar a Neiva desde el territorio es interesante pero es mucho más fácil que el territorio se potencie desde la ciudad capital, sin centros logísticos, administrativos, bancarios, hoteleros, el territorio se convierte en un territorio aislado de la realidad nacional e internacional.

 

¿Qué se quiere con esto?

En comercio exterior, que el empresario no tenga que salir de Pitalito a Bogotá a vender su cholupa, su café, sino que Neiva se convierta en el centro logístico y catalizador de ese ejercicio y que sea reconocida para hacer negocios, porque tenemos gente que es bilingüe, que entiende los mercados internacionales, que reciba apoyo técnico, y que podamos ir dirigiendo a la región.

Consideramos que Neiva como Ciudad Región, como lo hemos llamado hace muchos años, es un proyecto necesario y que debe ser articulado urgentemente como el centro y la entrada logística y económica del departamento.

 

¿Cómo han hecho los productores de cholupa, café, de tilapia para hablar de exportaciones?

Con unos esfuerzos gremiales muy importantes. El sector de tilapia es increíblemente resiliente y juicioso, que ha hecho un trabajo con un buen producto y que les ha tocado defenderse ellos solos con el mercado, ese ejemplo es importante, pero estoy seguro que si hubieran tenido más apoyo técnico e institucional hubiera sido más rápido, que es lo que queremos hacer con los empresarios de Neiva.

Neiva tiene el 97% de su territorio en la zona rural, y ese es un territorio fácilmente explotable para productos agrícolas y ese trabajo debe empezarse a hacer con esos empresarios y emprendedores apoyándolos, alistándose y capacitándose técnicamente y en un plan a cuatro cinco años empezar a exportar, algunos ya lo están haciendo, a otros se les demora un poco más el proceso. Lo han hecho con mucho esfuerzo y queremos que ese esfuerzo se reduzca y puedan avanzar más rápidamente en el apoyo institucional para poder llevar esos productos al mercado internacional.

 

¿Cuál debe ser el proceso que debe adelantar un emprendedor que está arrancando?

A través de Nexport hicimos un diagnóstico y nos dimos cuenta que era un proceso que no podía tomarse de manera rápida, si un emprendedor o empresario quiere exportar no podrá hacerlo ya, en seis meses, a menos que ya tenga un producto listo, con registros, pero si acaba de arrancar tiene que capacitarse, entender su producto, el mercado y todo un proceso de certificaciones, de búsqueda logística, de socios, etc.

Nosotros hemos hecho un plan con Nexport que dura aproximadamente 36 meses, totalmente gratuito, y tiene tres aliados la Cámara de Comercio Colombo China, la Cámara de Comercio Americana y la Cámara de Comercio Colombo Holandesa. A ellos los buscamos porque son los que entienden los mercados internacionales directamente, capacitan a los empresarios en módulos que duran cuatro meses, luego viene un proceso de alistamiento con certificaciones sanitarias para ese mercado, con certificaciones agrícolas internas y la Alcaldía apoya ese ejercicio con capacitaciones en bilingüismo y en un proceso final de otros seis meses es participación en ruedas de negocios, estrategias de venta directa.

 

¿Cómo se hace la selección de las empresas y de los productos?

Tenemos un equipo que hace el perfilamiento empresarial y hemos encontrado joyas que llevan un espacio ganado y ya distribuyen a nivel nacional.

 

¿Qué tipo de personas buscan esta ayuda?

Personas que tengan un producto con calidad de exportación y si le hace falta un poco en la calidad, la buscamos, pero hagan parte de todo el proceso.

 

¿Ese producto debe aportar a la imagen de la ciudad de origen?

No necesariamente. Pensando en imagen de ciudad, lanzamos la estrategia de mercado de ciudad, que arranca con la creación de una marca internacional de ciudad, para eso tenemos una marca turística que se llama ‘Neiva, capital del río Magdalena’, es una marca local, entonces diseñamos ‘Neiva, vida y paz’ (Neiva, Life and Peace), marca que se lanza ahora en octubre y va a ir acompañada de toda una estrategia de mercado de ciudad, de eventos internacionales y de divulgación de la ciudad como producto. Si los gobiernos territoriales entienden a los municipios como producto es mucho más fácil porque entendemos que hay que hacer las cosas bien, que hay que usar los recursos públicos de manera correcta, que como ciudadanos ni debemos hacer uso de los espacios públicos de manera errada, etc. El producto nos obliga a que todo ese entorno esté bien y que todos hagamos, parte de esa construcción de producto. El plan de mercadeo de ciudad busca que nosotros nos identifiquemos con esa marca y que esa marca también vaya en los productos que exportemos, entonces sí tiene que ver con nuestra identidad.

 

¿Cómo garantizar que al terminar esta administración este trabajo tenga continuidad?

La política pública, es la herramienta que nos da la Constitución Política para que la continuidad de los procesos no se corte, la presentaremos al Concejo en julio y es un documento que llevamos construyendo hace un año. No solo da continuidad sino que garantiza la financiación.

Rafael Andrés Sánchez Díaz, jefe de la Oficina Internacionalización y Proyectos de la Alcaldía de Neiva.