DIARIO DEL HUILA, ECONOMÍA

Por: Rolando Monje Gómez

Fotografías: José Rodrigo Montalvo

En octubre de 2021 se dio el primer día sin IVA del año, y que como característica atípica del mes, tuvo cinco fines de semana, en adición a la semana de receso, festivo del día de la raza y el Halloween. Los hogares comienzan a sentir el impacto de la inflación en su gasto y lentamente reducen su dinámica de compra.

Con un crecimiento del 9,0%, frente al mismo mes del año pasado, el gasto de los hogares colombianos en octubre de 2021 fue de $67 billones, y en términos reales fue de 4,2%, que es una cifra que ya está afectada por los datos negativos del 2020, y con una inflación de 4,6%. En lo corrido del año 2021, el gasto de los hogares colombianos ha sido de $66 billones de pesos, con un crecimiento corriente de 8% frente al acumulado de enero a octubre del año pasado.

La colocación crediticia en los hogares por parte del sector financiero en tarjetas de crédito, consumo e hipotecarios creció en octubre de 2021 un 52,4%, frente al mismo mes del año pasado; donde el valor de las transacciones con tarjetas de crédito creció 45,3% en octubre frente al mismo mes del año pasado.

El servicio de deuda registra un crecimiento del 10%, respecto al mismo mes del año anterior, por lo que el crecimiento del servicio de la deuda, alcanzado en octubre, ya se empieza aproximar a los niveles que este tenía previo al aislamiento.

La tarjeta de crédito dentro de la dinámica de gasto de los hogares sigue mostrando una tendencia mucho más positiva a la registrada el año anterior, demostrando así, que parte del gasto que hacen los hogares mes a mes se viene apalancando en las tarjetas de crédito, lo que podría generar mayores costos en el servicio de deuda de los hogares lo que empezaría a reducir el porcentaje de disponible que tengan las familias.

Por su parte, la inflación de 4,69%, tasa que supera el aumento del salario mínimo, ha causado un decrecimiento anual de la capacidad de compra del SMLVR de 1,04%, lo que afecta a la población de bajos ingresos, que también fue impactada por el aumento del precio de los alimentos desde abril de este año.

El salario mínimo anual no decrecía desde septiembre de 2016. La mayor variación se presentó en la ciudad de Neiva con -3,90%, seguida de Cúcuta, -3,31% y Barranquilla con -2,18%, por su parte, Bogotá, Cartagena y Montería, con 0,20%, 0,61% y 0,84%, fueron las ciudades con registraron menor variación.

Día sin IVA

El primer día sin IVA de 2021 fue realmente exitoso, lo que se une a una mayor facturación electrónica en la Dian, dejando ver un importante avance en formalización del comercio. Si bien, los hogares no gastaron 9,8 billones de pesos en los productos exentos de IVA ese día, se puede ver que causó que muchos comercios vendieran cerca de tres veces sus ventas diarias, lo que deja que el costo fiscal que se causó no es tan alto y seguramente está compensado en ICA, Renta y en la oportunidad de dar un subsidio temporal directo a los hogares para acceder a bienes durables y semidurables para el hogar y las personas.

Las canastas de consumo que mejor dinámica registran son: Moda y electro en medio de menores restricciones, semana de receso, y el incentivo por parte de la primera jornada de día sin IVA. Entorno a las fechas especiales y celebración de Halloween, los hogares realizaron un mayor gasto en comidas por fuera del hogar.

Históricamente el crecimiento del gasto real de los hogares se daba de manera homogénea entre No Durables y Servicios; sin embargo, en los confinamientos lo que creció fueron los No Durables y en los últimos meses los servicios.

En octubre de 2019 los hogares compraron cien productos de la canasta de electrodomésticos, se evidencia que en noviembre de 2020 (mes en el que se implementó la última jornada sin IVA del año anterior), no se superó el nivel de gasto que se tenía previo a la pandemia. Sin embargo, para octubre el gasto fue mucho mayor, teniendo en cuenta la recuperación de ingresos de los hogares y la buena dinámica que dejo la primera jornada de día sin IVA del 2021.

Todas las ciudades presentaron una dinámica positiva para octubre, superando el nivel pre pandemia, y la dinámica de un año atrás. En efecto Neiva es la ciudad de mayor crecimiento ubicándose por encima del gasto a nivel nacional. En octubre registró 101,97%, mientras que un año después en 2021, el índice fue de 108,20%.

Percepción de compra

La escalada en los precios durante los últimos meses, sin duda, han generado una alarma en el consumidor que percibe durante el mes de octubre que cada vez puede comprar menos bienes y servicios como se evidencia al contrastar los datos del 2021 con el mismo periodo en 2020.

Sí bien, en los distintos niveles de ingresos, se refleja un crecimiento significativo en la variable “menos cosas que el mes pasado”, el contraste también demuestra que en los hogares de ingresos bajos el aumento de precios en la canasta familiar impacta significativamente su percepción frente a la capacidad adquisitiva del hogar. Siendo estos los hogares más afectados en la dinámica de gasto en octubre de 2021 y siendo los hogares con ingresos medios los que menos han sentido el impacto de los precios.

La percepción de gasto no necesariamente implica que los hogares hayan gastado menos, también podría indicar, que notan que pueden comprar menos con la misma cantidad de dinero con la que antes compraban más bienes y servicios.

Motivos de compra

Los motivos de compra durante el mes de octubre de 2021 en comparación con 2020, en contraste, reflejan un cambio en las prioridades del consumidor. Producto del cambio en los precios teniendo en cuenta que para octubre del año pasado estos tendían a la baja y este año tienden al alza, lo que hace que los consumidores se replanteen la forma en la que distribuyen y priorizan los gastos.

En hogares con ingresos medios y bajos, el precio y la costumbre ganan participación este año, lo que podría indicar que los hogares están buscando sostener el gasto en los productos indispensables sin que esto implique necesariamente gastar más.

En los hogares con ingresos altos motivos como necesidad y gusto ocupan más del 60% de los motivos de compra, lo cual podría deberse sobre todo al gasto por valor.

En 2019, los compradores redujeron su búsqueda de promociones y precios bajos, consolidando esta tendencia en 2020 con la búsqueda de valor ante las nuevas condiciones de compra; sin embargo, en 2021 comienza a sentirse un nuevo cambio a buscar menores precios como consecuencia de la inflación y la menor capacidad de compra que hace que también los consumidores dejen de probar nuevas categorías.

Los encuestados reportan que están haciendo compras cada 5,2 días, continuando con una disminución de la frecuencia de compra que se vio en el primer semestre, mostrando que la capacidad de compra no es la misma, y el comercio está recibiendo este impacto.

La inflación le está pasando la “cuenta de cobro” al Valor Percibido de las marcas, que entra a terreno negativo, causando un efecto positivo en el Valor Aceptado de las mismas.

El Retorno de Inversión del Consumidor se reduce desde los altos valores de los aislamientos y deja ver que no solo estamos buscando precios bajos, sino comienza la “caza” de marcas rentables.

Los hogares están buscando sostener el gasto en lo indispensable sin que esto implique necesariamente gastar más.