DIARIO DEL HUILA, NEIVA

Por: Brayan Smith Sánchez

La Oficina de Gestión de Riesgo de Desastre se prepara para hacerle frente a la temporada de lluvias que se avecina en la ciudad de Neiva, hasta el momento cerca de 335 personas han sido damnificadas por el invierno. Actualmente están en proceso de contratación según Armando Cabrera, un acuerdo que permita aunar esfuerzos para garantizar la creación, conformación y capacitación de los comités barriales de emergencias en las comunas, veredas y corregimientos del municipio.

Con el fin de hacerle frente a la temporada de lluvias que se avecina en la ciudad de Neiva, Diario del Huila dialogó con el secretario de Gestión del Riesgo, Armando Cabrera Rivera, sobre cómo se prepara la entidad para prevenir posibles inconvenientes en el municipio generados por el invierno.

Por ello, afirma que cuentan con la indumentaria, maquinaria, personal y demás, para contener una posible emergencia y que estarán al tanto sobre la situación en caso de llamados de emergencia que se registren en la jurisdicción

“La Secretaría de Gestión del Riesgo está a cargo del Cuerpo de Bomberos Oficiales del Municipio de Neiva, el cual está conformado por 30 unidades bomberiles, 6 máquinas para la respuesta a emergencias y diferentes equipos para la atención de las mismas.  Igualmente, realiza la articulación y coordinación con los otros organismos de socorro presentes en el Municipio de Neiva como Defensa Civil, Cruz Roja, Cuerpo Bomberos Aeronáuticos y Voluntarios”, dijo.

Asimismo, dentro de los procesos que se están ejecutando se encuentra el Conocimiento, Reducción y Manejo de Desastres, los cuales se han desarrollado diferentes programas de prevención en los sectores donde se han presentado emergencias, como también, en las comunidades vulnerables por el aumento de lluvias, para así mediante actividades estos tengan claro las rutas de emergencias.

En el momento, está en proceso de contratación según el funcionario un acuerdo que permita aunar esfuerzos para garantizar la creación, conformación y capacitación de los comités barriales de emergencias en las comunas, veredas y corregimientos del municipio de Neiva, permitiendo un contacto y una articulación directa con las comunidades del municipio para ser más ágiles y eficaces al momento de requerir auxilios.

Igualmente, a través de la Estrategia de Fortalecimiento de las Organizaciones Comunales en Gestión del Riesgo (ENFOCA), de la UNGRD se están capacitando a los presidentes de las Juntas de Acción Comunal y líderes de Neiva, para la creación de los Planes Comunales de Gestión del Riesgo en los diferentes barrios y asentamientos que comprenden la ciudad.

Zonas de mayor riesgo

El funcionario menciona que las principales zonas de riesgo en la ciudad son las que están habitadas por comunidades aledañas al afluente de un río o en una parte de posibles deslizamientos.

“Las de mayor riesgo en la ciudad de Neiva, son los asentamientos ubicados en los cauces de las diferentes fuentes hídricas que pasan por la ciudad, como el Río las Ceibas, Río del Oro, Quebrada la Torcaza, entre otras.  Otras zonas de riesgo son las viviendas ubicadas en las laderas que presentan deslizamientos”, expresó.

Recomendaciones

Armando Cabrera, enfatiza que la misma comunidad que está habitando el territorio, son los primeros conocedores del riesgo en que se encuentran ellos, por eso es importante aprender a escuchar las evidencias de las personas que han vivido en las zonas mencionadas y el comportamiento de los fenómenos que los pueden afectar, ya que “de los hechos aprendemos todos y estos pueden ayudar en un futuro a prevenir los mismos inconvenientes”.

Debido a la temporada de lluvias pronosticadas dentro de unas semanas, esta trae consigo un aumento considerable del caudal de los diferentes ríos que posee el municipio, por eso entre las recomendaciones que da la Secretaría de Gestión del Riesgo es estar atento a cualquier anomalía que suceda en los afluentes.

“En el caso del aumento de las luvias que está pronosticado, es importante que no se construyan viviendas cerca de las fuentes hídricas, en zonas que presentan inundación; los habitantes de estos sectores deben estar pendiente del comportamiento de los ríos y quebradas vecinas, para evidenciar si hay una disminución drástica del flujo de agua, lo que puede ser por un taponamiento aguas arriba qué puede provocar una avalancha y así evacuar a zonas seguras”, recomendó la Secretaría.

Por otra parte, advierten que si observan el aumento de las lluvias en la parte alta y un acrecentamiento del flujo de agua de las fuentes hídricas, se deben tomar medidas como la evacuación, salvaguardar los bienes que se tienen y realizar la comunidad el informe ante la entidad para que estos estén prevenidos y al tanto de la situación.

¿Se plantean posibles evacuaciones?

La Secretaría de Gestión del Riesgo está encargada de realizar el Monitoreo del Río Las Ceibas, mediante la Red de Monitoreo Hidrometeorológico de Alerta y Alarma Automatizada en la Cuenca del Río Las Ceibas (RIMAC), de la Corporación Autónoma del Alto Magdalena CAM, lo que permite un conocimiento previo de esta fuente hídrica, y al momento de presentar un aumento de su cauce, tomar las medidas necesarias en las comunidades aguas abajo, y así realizar la evacuación al momento de necesitar tomar dicha medida.

El funcionario sostiene que en las otras fuentes se realiza un monitoreo con las comunidades que viven en su cuenca, mediante la comunicación permanente con líderes comunitarios y así tomar las decisiones correspondientes en pro de salvaguardar.

Sobre los damnificados

Actualmente en la ciudad de Neiva se registran alrededor de 335 damnificados por las lluvias que se han presentado en los últimos días a lo largo y ancho del municipio, las principales zonas afectadas son las rurales, explica el funcionario que mediante el concepto favorable del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres (CMGRD), el alcalde Gorky Muñoz Calderón, emitió el Decreto No. 0281 del 30 de abril de 2021.

“Por el cual se declara una situación de calamidad pública con ocasión a la temporada de lluvias en el municipio de Neiva, Departamento del Huila”, generando esto un plan de acción específico de recuperación, “lo que ha permitido la Gestión ante la UNGRD de ayudas humanitarias representadas en 83 tanques para almacenamiento de agua de 500 lt, 280 colchonetas, 500 frazadas, 357 kit de aseo, 357 kit de alimentos, 403 sábanas y 2252 láminas de zinc de 3.05 ml; las cuales han sido entregadas a los afectados por las lluvias, especialmente en el Corregimiento de San Luis”, indicó Armando Cabrera.

Igualmente, la Secretaría de Gestión del Riesgo ha adelantado los procesos para la adquisición de ayudas humanitarias tales como; elementos de ferretería, subsidios de arrendamiento por un valor de $128.528.800, para apalear las afectaciones a los damnificados en el municipio de Neiva.

En cuanto a la gestión ante la UNGRD, la entidad ha ejercido un trabajo de 1.800 horas de máquina amarilla, permitiendo la intervención de la red vial afectada, así como la canalización de fuentes hídricas que han generado emergencias en diferentes sectores del municipio.

Por último, expresa Armando Cabrera que Neiva cuenta con la maquinaria que tiene a disposición la Secretaría de Infraestructura para el mantenimiento vial rutinario y en el caso de ser necesario la intervención en zonas afectadas por las lluvias. Sin embargo, si se llegase a exceder la capacidad de respuesta del municipio se solicitará a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y al Consejo Departamental de Gestión del Riesgo, maquinaria que permita restablecer la normalidad en los sectores afectados.

‘Neiva preparada para la temporada de lluvias’

Se espera que los afluentes aumenten su caudal.