DIARIO DEL HUILA, MEDIO AMBIENTE

INFOBAE

El inicio de 2021 ha sorprendido a los colombianos con un espectáculo natural: la caída prolongada de nieve en el Parque Nacional Natural El Cocuy. Las fotos de este fenómeno, que no suele suceder en el mes de enero, tiene maravillados a los usuarios de distintas redes sociales que comparan las imágenes con postales que podrían ser capturadas en otros lugares del mundo como Alaska (Estados Unidos), los alpes Suizos o el Everest (en los límites de China y Nepal).

Unas de las fotos del Cocuy que más se han compartido en Twitter y Facebook fueron tomadas en Güicán de la Sierra, municipio ubicado en la Provincia de Gutiérrez, al nororiente del departamento de Boyacá. En las fotos se pueden ver casas, que están en la parte alta de la montaña, cubiertas de nieve. Así mismo, se aprecia a los animales y un niño que habita la zona jugando con la nieve.

En este territorio está nevando desde hace cinco días y las autoridades resaltan este evento como un espectáculo que debe ser admirado por locales y turistas.

“En enero ver las nevadas en la sierra Güicán El Cocuy y Chita, pues tradicionalmente se presentan en julio y agosto. (…) Es un espectáculo maravilloso para el turismo ver todas las montañas cubiertas de nieve que pocas ocasiones se logra ver esta majestuosidad”, aseguró Juan de Jesús Estupiñán, alcalde de Güicán de la Sierra.

El 81 por ciento de la jurisdicción del Parque Nacional le corresponde al municipio de Güicán, por eso su principal fuente de ingresos proviene de actividades turísticas. Este sector se había visto afectado por la pandemia del covid-19 que obligó a cerrar el Parque durante 9 meses, pero ahora, justo un mes después de reabrir, este fenómeno está atrayendo a más turistas que ayudan a dinamizar la economía local.

Teniendo en cuenta este acontecimiento, la organización Parques Nacionales Naturales (PNN) anunció un aumento en la capacidad de visitantes al nevado de El Cocuy pasando de 123 turistas a 246, lo que representa un 80% de la capacidad. PNN señaló la capacidad máxima de visitantes para los senderos que atraviesan algunos ecosistemas que se encuentran en las más de 306 mil hectáreas que componen el parque: el sendero Ritacuba 40 visitantes diarios, el sendero Laguna grande de la sierra 140 turistas, y el sendero Lagunillas-Púlpito 66 visitantes diarios.

La Alcaldía de Guican, la Cámara de Comercio de Duitama y PNN resaltan que cuentan con la infraestructura necesaria para atender a todos los que quieran visitar este ecosistema. “En Güicán tenemos 85 guías e intérpretes, 25 restaurantes y hoteles para atender a los visitantes”, dijo el alcalde del municipio.

Así mismo, las autoridades aseguran que con esta ampliación del aforo reforzarán las medidas para proteger el ecosistema y los protocolos de bioseguridad para no hacer de este espacio un foco de contagio del coronavirus.

Esta nevada atípica y continua en El Cocuy no solo beneficia la economía, pues en términos medioambientales los expertos aseguran que el fenómeno ayuda a alargar la vida útil del casquete glaciar. “Nos conforta porque entendemos que esta nevada nos va a prolongar la existencia de nuestro parque nacional natural”, dijo Jairo Carreño, guía del Parque Natural Nevado El Cocuy en una entrevista a Noticias Caracol.

Justo por este balance entre el turismo y la preservación del ambiente, las autoridades recuerdan a los visitantes que la exploración del Parque tiene límites. Las personas solo pueden llegar hasta el límite de la nieve porque está prohibido tocar el glaciar. Esta restricción no solo se debe a factores medioambientales, sino también tiene que ver con aspectos culturales de respeto a los indígenas U’wa o Tunebos, que consideran este espacio como un lugar sagrado.

Esta comunidad ha ayudado a preservar el nevado, por eso es importante que los turistas también colaboren con esta actividad y sigan las recomendaciones de PNN para así preservar uno de los ecosistemas nacionales más importantes. En Colombia solo quedan seis nevados y el área glaciar pasó de ser de 348 kilómetros cuadrados en 1859 a 36,6 en 2018.