Nicolás Maduro ofrece petróleo a cambio de vacunas. El presidente venezolano, que la semana pasada rechazó las vacunas de AstraZeneca del mecanismo Covax, está dispuesto ahora a intercambiar parte de la producción petrolera del país a cambio de dosis para hacer frente a la nueva ola de contagios.

«Venezuela tiene los barcos petroleros, tiene los clientes, para que nos compren el petróleo y dedicaría una parte de su producción para garantizar todas las vacunas que necesita Venezuela. ¡Petróleo por vacunas!», sentenció el mandatario.

El Gobierno de Maduro reconoce que Venezuela hace frente a una segunda ola de la pandemia y clama contra la imposibilidad de poder acceder a los fondos congelados que el país tiene en el exterior.

El viernes pasado, el mandatario dijo que inmunizaría masivamente a la población con las vacunas cubanas Soberana 02 y Abdala, pero ninguna de ellas está disponible, pues aún se encuentran en la última fase de pruebas.