DIARIO DEL HUILA, REGIONAL

Por: Juan Manuel Macías Medina

Ante la posibilidad de que los estudiantes de algunos centros educativos del departamento del Huila regresen a las aulas de clase, la Asociación de Institutores Huilenses, ADIH, manifestó que las instituciones educativas del departamento del Huila, en su gran mayoría, no ofrecen garantías para salvaguardar la vida de los alumnos y estudiantes. El secretario de Educación Departamental, Luis Alfredo Ortiz, señaló que “no hay sitio más seguro para los estudiantes que las aulas de clase”.

Ana Patricia Polanía, presidenta de la ADIH, manifestó que están de acuerdo con la alternancia fijada para los centros educativos, sin embargo, se oponen al regreso a clases bajo esta modalidad debido a que “no están dadas las condiciones” para aplicarla.

El regreso a las aulas, según la ADIH, pone en riesgo la integridad de los maestros y estudiantes.

El regreso a las aulas, según la ADIH, pone en riesgo la integridad de los maestros y estudiantes.

“Nosotros si estamos de acuerdo con la alternancia porque es una herramienta de gestión educativa que permite volver a las aulas, pero nos oponemos porque el retorno, como lo dice el mismo plan de alternancia, debe ser paulatino, programado y seguro, y no están dadas las condiciones de seguridad para que los alumnos y maestros se reúnan en un aula de clase”, señaló.

Así mismo, la representante de la Asociación, resaltó las exigencias puntuales que se hacen a las autoridades municipales y departamentales para poder llegar a una presencialidad segura.

“Nosotros lo que estamos exigiendo a los entes territoriales es que para esa presencialidad, se cuente con todos los elementos de bioseguridad y protección, esto, con el fin de que los niños, maestros y personal administrativo, puedan salvaguardar su vida”, agregó.

Polanía, además, indicó que, a diferencia de los colegios privados, la oficialidad presenta fallas hasta en la prestación de servicios como el agua, por lo que la implementación de protocolos de bioseguridad, no sería viable.

“En Gigante hay una institución educativa que no tiene agua y los niños viven desesperados por los olores porque no hay red de alcantarillado, mucho menos van a tener un personal adecuado para construir un Plan de Alternancia. Para ir a la alternancia no es simplemente tener tapabocas y alcohol, ¿hasta qué fecha del año se van a proporcionar el alcohol y los tapabocas?, en la vida de las IE jamás se ha contado con jabón y papel higiénico”, aseguró.

En precarias condiciones se encuentran algunas instituciones.

En precarias condiciones se encuentran algunas instituciones.

Con respecto a la decisión que tomarían los padres de familia sobre la aplicación de la alternancia educativa en las instituciones, la presidenta, informó que el número de matrículas en el 2021 aumentó, lo que según ella, indicaría que están de acuerdo con el recibimiento de clases de manera virtual.

“Hay 127 instituciones educativas y 1.447 sedes, en Neiva, en las que de las 124.000 matrículas, pasamos a 130.400, eso lo que quiere decir es que los padres de familia quieren a sus hijos seguros, si no quisieran la virtualidad, los padres de familia no los hubieran matriculado bajo este modelo”, enfatizó Polanía.

La líder de la organización sindicalista, aseveró que los niños no están dejando de recibir clase y que, a los docentes “el trabajo se les triplicó”.

“Hay que decir que estamos desarrollando la educación, los niños no están perdiendo clases, al maestro se le triplicó el trabajo, es difícil atender 40 niños y a los papás que llaman a los maestros hasta en días festivos, el maestro perdió su privacidad, no hay horarios y las viviendas de los docentes se volvieron públicas”, finalizó Polanía.

ADIH manifiesta que no se cuentan con las medidas de sanidad necesarias.

ADIH manifiesta que no se cuentan con las medidas de sanidad necesarias.

Más del 50% de los maestros son población vulnerable

Según cifras brindadas por la Asociación de Institutores Huilenses, ADIH, entre el Huila y Tolima 28 maestros han fallecido a consecuencia del Coronavirus, lo que pondría en evidencia el alto grado de vulnerabilidad de la comunidad docente.

Jairo Lozada, secretario general de la ADIH, informó que además de los fallecimientos, se han presentado cifras de hasta 53 maestros contagiados por el virus, esto, sin tener en cuenta los que se contagiaron y no lo reportaron.

“Nosotros tenemos una cifra que no está actualizada de 53 maestros contagiados por Covid, han fallecido alrededor de 28 maestros, aunque hay que resaltar que la EPS trabaja en conjunto con el Tolima. Más que las muertes que se han presentado, lo que debemos es defender la vida, nosotros la educación la amamos y la defendemos como ejercicio pero no vamos a arriesgar más vidas, aunque cabe resaltar que hay maestros que han sido positivos y no aparecen en los registros”, manifestó Lozada.

Así mismo, el integrante del Comité Ejecutivo de la ADIH, informó que más del 50% de los docentes del departamento, son mayores de 60 años, lo que pondría aún más en riesgo este sector educativo, pues hacen parte de la población vulnerable ante un posible contagio.

“La mayor cantidad de los maestros están entre los 50 y 60 años, son maestros que tienen enfermedades de base, que al momento de ir a las instituciones, se pueden poner aún más en riesgo. La población de maestros en el Huila, en un porcentaje que supera el 50%, es mayores de 60 años.

Cerca de $8.400 millones fueron destinados por el Gobierno Nacional, según el secretario de Educación, para la implementación de protocolos de bioseguridad en las IE del Huila.

Cerca de $8.400 millones fueron destinados por el Gobierno Nacional, según el secretario de Educación, para la implementación de protocolos de bioseguridad en las IE del Huila.

Gobierno departamental respondió

El secretario de Educación del departamento del Huila Luis Alfredo Ortiz, se refirió a la posición tomada por la organización sindical, según él, la vida de los niños no se pone en riesgo al momento de regresar a las aulas bajo el modelo de alternancia, pues existen estrictos lineamientos fijados para la aprobación de la alternancia en las diferentes instituciones y sedes educativas.

“Las últimas resoluciones que tienen que ver con el tema de los protocolos son la 222 y 223 de las secretarías de Salud y de Educación, en esos protocolos se dice que mínimamente hay que tener cuatro condiciones, el uso adecuado de tapabocas, el lavado frecuente de manos, la aireación y el distanciamiento. Cuando se presentan los protocolos por parte de los directivos docentes, son los alcaldes quienes por medio de sus secretarios de Salud, deben comprobar la condición”, explicó.

El funcionario, además, manifestó que el Gobierno Nacional ha girado recursos por más de $8.400 millones, con el fin de proporcionar a los centros educativos los productos necesarios para la implementación de los protocolos de bioseguridad.

“El Ministerio de Educación ha girado recursos, en el Huila, se hizo por un valor aproximado de $8.400 millones, esos recursos están siendo utilizados para entregar a las IE, lavamanos, tapabocas, jabones, geles, termómetros y elementos de señalización”, sostuvo.

Así mismo, Ortiz, indicó que el deber de la cartera es cumplir con todos los protocolos y garantizar la integridad de los alumnos, por lo que no se dará autorización a las IE que no cuenten con la normatividad exigida para funcionar bajo el modelo de alternancia.

“Nosotros tenemos el deber de que se cumplan los protocolos, respetamos la decisión de la ADIH, pero hay que decir que, mientras un centro educativo no cumpla con los protocolos de bioseguridad aprobados por las autoridades correspondientes, nosotros no aprobaremos ningún regreso a las aulas, estamos en deber de proteger la vida y la integridad de todos”, agregó.

El jefe de la cartera de Educación, aseveró que los niños tienen acceso a diferentes espacios que aglomeran gran cantidad de personas, lo que convertiría a las aulas de clase en un sitio seguro para su estancia, eso sí, con el acompañamiento de los maestros.

“Si se mira, está determinado que en ningún lugar existen más posibilidad de seguridad que en los centros educativos, están en las calles, están en los centros comerciales, en los parques como todo el mundo, la idea es que con el apoyo de los docentes, le ayuden a sus estudiantes al autocuidado, en ninguna parte van a estar más seguros que allá”, puntualizó Luis Alfredo Ortiz.