Decenas de críticas ha recibido el Gobierno Nacional tras la denuncia que hizo la Federación de Pesas (Fedepesas) con la gestión del medallista olímpico Luis Javier Mosquera.

Nuevamente, el Gobierno se montó en el bus de la victoria y destacó la participación del pesista que se colgó la medalla de plata en la categoría 67 kilogramos. El pesista vallecaucano sumó 331 kilos (151 en el arranque y 180 en el envión) para entregarle al país la primera presea en estos Juegos Olímpicos.

Sin embargo, William Peña, presidente de Fedepesas, aprovechó la oportunidad para dejar en claro que Mosquera no tuvo ningún apoyo por parte del Gobierno y que la gestión para que el deportista estuviera en Tokio fue prácticamente autogestionada.

“En el caso de Luis Javier Mosquera para la clasificación de los Juegos Olímpicos, no nos apoyó el Ministerio del Deporte, nos tocó como Federación hacer gestiones por todo el país, hasta que la Gobernación del Valle nos dio la mano y nos permitió hacer el evento en Cali con el que el deportista consiguió su clasificación”, dijo el directivo en diálogo con la W Radio.