La Asociación Colombiana de Farmacovigilancia solicita a la sociedad no juzgar a priori a los profesionales de la salud inmersos en errores de medicación en la vacuna contra el COVID-19. 

La Asociación Colombiana de Farmacovigilancia (ACFV) recuerda a la comunidad en general que para el análisis de estos eventos deben tenerse en mente varios elementos:

La prestación de servicios de salud, incluida la vacunación se da en un sistema complejo, donde existen múltiples actores (médicos, enfermeras, farmacéuticos, pacientes, etc.) y múltiples interacciones, Adicionalmente los sistemas de salud pueden encontrarse bajo presión por aumento de la demanda, escasez de personal, nuevas tecnologías (incluyendo nuevos medicamentos como las vacunas), lo cual incrementa la probabilidad de errores de medicación.

También señalan que, los errores de medicación, es decir, eventos nocivos relacionados con los medicamentos, generalmente ocurren como resultado de fallas en el diseño de los procesos, tareas, insumos y materiales, más que por acciones aisladas de los profesionales de la salud.