En lo que va corrido del año, en la alcaldía de Neiva se han adjudicado cerca de 1.300 contratos para servicios por la suma de 23.811 millones. En el mimo periodo el año anterior fueron 539 contratos por 16.481 millones (42% más). Solo en los 15 días que llevamos de protestas, el gobierno de Gorky Muñoz realizó 113 procesos de contratación por un valor total de 62.341 millones. De estos, 79 procesos fueron para contratar más servicios.

Yo entiendo que esto no escandalice a nadie y menos ahora que hay tanto desempleo, pero con el roto fiscal que han hecho por el mal manejo financiero, al final no va a haber plata para pagarles. Deberíamos estar preocupados, porque la alcaldía es la entidad encargada de gerenciar el desarrollo del territorio y si dedicamos el presupuesto a contratar personal, no quedaran recursos para financiar las labores básicas de mantenimiento, como las vías, los colegios, la seguridad, los parques, etc., y menos para las obras que transformen la ciudad; todo a cambio de que el candidato de Gorky llegue fortalecido con la burocracia a las elecciones de Congreso.

Algunas personas que contratan al parecer ni van a trabajar allá. Un ejemplo de esto se revela ahora tras la trágica suerte del escolta de un supuesto periodista de la ciudad con fama de extorsionador, que falleció en un lamentable atentado. El señor Carlos Ariel Galvis Bermúdez, muy reconocido y querido en la ciudad (QEPD), al parecer tenía contrato como Mensajero y Auxiliar de la Oficina de Archivo del Concejo, pero trabajaba de escolta del periodista encargado de hablar bien de Gorky y mal de quienes denunciamos lo que nos parece mal, ante lo cual finalmente terminará respondiendo el municipio.

En medio de estos contratos se adjudicó el empréstito que autorizó el concejo por 60 mil millones. De manera extraña no hubo la puja normal que los Secretarios de Hacienda hacen para mejorar las tasas de interés. El contrato se firmó sobre dos grandes fuentes, una por valor de 49.949 millones a una tasa de IBR +2.45 por ciento. La segunda por 10.051 millones por línea Finagro con una tasa de IBR -0.85; en ambos casos frente a propuestas de otras entidades financieras con tasas mucho mejores que la escogida. El chistecito le costará al próximo gobierno un sobrecosto de cerca de 3 mil millones.

También han seguido con la costumbre de cambiar por decreto la destinación de recursos que están en el presupuesto y comprar a los encargados de ejercer control. De eso hablaremos luego con mayor profundidad.