martes, 20 de noviembre de 2018
Muy Personal/ Creado el: 2017-12-26 09:02

Norma Quesada, casta huilense

Esta mujer además de su belleza y clase, es una de las profesionales más exitosas del Huila. Trabajó durante muchos años en el sector financiero.

Escrito por: Jairo Castaño | diciembre 26 de 2017

Norma Quesada es de Campoalegre. Ama con toda su alma al Huila, sus tradiciones, su folclor. Es una mujer sencilla, sincera y elegante; entregada de lleno a su hogar. Casada con Aldemar Quesada, ha formado un hogar donde el respeto y el amor son el pan de cada día. Son padres de dos hijos, Diana y Diego, los dos médicos.

Norma y su calidez humana se han ganado el corazón de los huilenses. Ella es hoy nuestra invitada.

¿Qué hace Norma la noche de Navidad?

Esta es una fecha muy especial para mí. Lo más importante es podernos reunir en familia: Con mis padres que gracias a Dios,  los dos viven y con mis hijos, Diana  y Diego, mi esposo y mis hermanos. Es una ocasión muy anhelada y muy bendecida, llena de amor y felicidad. Claro hay regalos y cena, pero el mayor regalo, nos lo hace el Señor y es poder estar juntos.

¿Qué recuerda de las navidades de su niñez?

La Novena con los demás niños de la cuadra y la espera de los regalos.

¿Qué le gusta que le regalen?

Pues naturalmente, amor y amistad. Pero si de cosas materiales se trata, me fascinan los perfumes.

¿Cuál es la clave para llevar un matrimonio en armonía?

Comprensión, tolerancia, diálogo y la compañía permanente de Dios.

¿Qué es lo mejor de ser mamá?

Mis hijos, verlos crecer, brindarles todo el amor posible, disfrutar de su infancia y ya más grandes, disfrutar de sus éxitos.

¿Se ve cómo abuela?

Aún no ha llegado ese feliz momento. Lo espero con ansiedad y con mucha alegría. Creo que seré muy amorosa, consentidora y dedicada. Eso será de mucha felicidad.

¿Cuál es su lado más Campoalegruno?

Por lo general somos personas alegres, entusiastas y muy trabajadoras,  y  me siento identificada con estas características. 

¿Qué le saca la piedra?

En tantos años de trabajo, aunque en lo posible he tratado de ser comprensiva con las personas, en realidad no he podido con el desorden, la mentira y la deslealtad.

¿Cuál es ese momento irrepetible?

Es difícil determinarlo, son muchos momentos. Especialmente los relacionados con mis hijos, mi mayor orgullo: su nacimiento, sus éxitos académicos, sus graduaciones y fechas especiales.

¿Qué cambiaría de usted?

Soy consciente que uno siempre debe tratar de mejorar cada día. Estoy procurando ser más espiritual.

¿Cuál es su lado más cuadriculado?

Yo creo que ser demasiado perfeccionista.

¿De qué se cuida?

Trato de cuidarme de personas que no ejercen buena influencia.

Un mensaje para los más jóvenes…

Seguir un proyecto de vida, con disciplina, esfuerzo, trabajo honesto, alegría y siempre de la mano de Dios.

¿A qué le tiene miedo?

Sufro mucho al montar en avión.

¿De quién es fan?

El Papa es una persona fascinante.

¿Qué canción la pone a bailar?

En general me gusta toda la música y también me gusta bailar.

¿Qué es lo más atrevido que ha hecho en la vida?

Enfrentarme a la vida laboral desde muy temprana edad, a los quince años.

¿Qué le dejó su paso por el sector financiero?

Aún sigo vinculada al sector. Sin embargo puedo decir que gracias a Dios, este largo ejercicio me dejó mucha experiencia, gratitud, muy buenas relaciones, haberle podido servir a muchas personas, mucho aprendizaje en un oficio tan exigente y la satisfacción del deber cumplido decorosamente.

Un campoalegruno que admire

Sin duda a mi padre, por su cariño, su dedicación y los cuidados con mi madre.

¿Cuál es su restaurante favorito en Neiva?

Ahora hay una oferta muy importante de buenos restaurantes en la ciudad. Sin embargo, me encanta El Solar, Punta de Anca y Cuzco. También  en el Club Campestre se come bien.

¿Qué debe tener una persona para ser amiga suya?

Seriedad, sinceridad, buenas maneras, sanas costumbres.

Un mensaje para los huilenses

Optimismo y seguir empeñándonos en que cada día debemos mejorar en todo aspecto: Salud, educación, empleo, menos pobreza.

Comentarios