La presencia de elementos de la canasta básica tendió a la normalidad ayer martes, día tradicional de mercado en la central mayorista y la plaza minorista en Surabastos y Mercaneiva. Se encontraban todos los productos y los precios con tendencia a la baja.

DIARIO DEL HUILA, NEIVA

Por: Hernán Galindo

Tras la amenaza de emergencia alimentaria que se presentó el pasado fin de semana en Neiva como consecuencia de los bloqueos en las vías que ha generado el paro nacional que lleva dos semanas, regresamos a Surabastos y Mercaneiva para conocer la realidad del mercado de perecederos y no perecederos en la ciudad.

Diario del Huila les preguntó a los vendedores y consumidores sobre lo que se encontraron al llegar a la central de abastos y cómo han vivido estos días de dificultades generadas por el paro.

Lo primero que observamos es que había buen surtido de toda clase de productos, tanto de la región como de otras zonas del país. Productos como la papa que escaseó en el fin de semana se encontró con facilidad y con el precio a la baja. La libra alcanzó a estar en $3000 y ya está en $1500. Caso similar al de la cebolla que estuvo por los tres mil y ya está en mil.

En el caso de las frutas llegaron en las últimas horas unas 10 toneladas de las 25 que normalmente ingresan en un día a la central, nos cuenta Fernely Castro en uno de los puntos de venta de la central mayorista. Los precios se mantienen en el doble, la piña estaba a $1200, está en $2 500 y la patilla de $800 pasó a $1400.

Mario Tovar un transportador que trae frutas desde la Argentina Huila, hoy llegó con naranja a $60 mil y costaba $35 mil. Dice que los precios se han incrementado por el costo de los fletes que se han duplicado. En su caso viene desde el occidente del departamento y le tocó traer los productos por trochas, lo que incrementa los costos. Espera aprovechar el corredor “por la vida” de este miércoles para traer otro poquito de fruta, agrega.

Haniela Murcia vendedora de verduras, nos atiende con amabilidad y manifiesta que “ha llegado de todo y los precios están con tendencia a la baja. Los productos, hortalizas que se las traen de la sabana de Bogotá llegaron en cantidad suficiente y a buen precio; La Batavia que estuvo por los $50.000, bajó a $25.000, así mismo la espinaca y todas las hortalizas se consiguen sin dificultad y con precios en tendencia a la baja”, agrega.

Al caminar por la Central se ve surtido de todos los productos que en nuestra visita del fin de semana escaseaban. La dinámica del mercado se da de manera normal.

Autoridad vigilante

Coincidió con la visita de Diario del Huila el operativo que adelantaron las autoridades de Neiva para evitar la especulación y el abuso con los precios. Jacqueline Cachaya, inspectora de precios y medidas llegó a varios de los puntos de venta en la central mayorista para cerciorarse de los precios al por mayor.

Declara que en varios Fruver de Neiva se ha encontrado costos muy elevados y hoy hemos llegado a Surabastos ante todo a saber los precios de los productos que se han visto más escasos y por ende más caros.

El consenso de todos en general es que el incremento de los costos se debe a los fletes y la necesidad de utilizar vías alternas por que las principales están bloqueadas. Es entendible que tienen que recuperar la inversión. No es lo mismo con los productos de la región que vienen de más lejos como Boyacá o de Cundinamarca. Han perdido carga por robo o por daños. Hay que entender la situación, reflexiona.

Hizo un llamado a los consumidores para que miren en donde les favorece más para comprar. “Los precios de los productos de la canasta familiar no están regulados y los controles que hacemos es para que no haya especulación y unos precios exagerados”, concluye

En la plaza minorista Carmen helena Pérez que tiene un punto de venta de toda clase de productos de la sabana de Bogotá cuenta que los precios tienden a bajar y normalizarse. “La papa que el domingo llegó a estar por los $3000, hoy está a $1500, la criolla de $3500 a $2000, el tomate que superó los $3500, bajó a $2000. Las hortalizas se venden igual que las verduras desde $1000 pesos o lo que pida el cliente. Ya casi se normaliza el precio del mercado “resume.

La otra cara de los productos

Lo que si no tiene aún solución y sigue en crisis es el sector de las harinas y productos para la producción de comida concentrada para la alimentación de aves, porcinos y los peces, estos últimos como productos de exportación del Huila.

En las últimas horas los piscicultores enviaron un llamado urgente al gobernador para que haga valer sus derechos y les permita llevar sus productos a los puertos y evitar así perder de un lado buena parte del mercado internacional que tanto les ha costado conquistar y de otro los cerca de tres mil empleos que genera este sector de la economía en el Huila.

Uno de los mayoristas comenta que todos los productos como la soya y el sorgo que llegan directamente de los puertos, no han llegado y no alcanzan a llegar con el corredor alimenticio de 24 horas que se anuncia para este miércoles. “Llegaran solo los productos de la región o de las más cercanas, pero lo de importación que llega a Buenaventura en su gran mayoría o Barranquilla en otros casos, no les alcanza el tiempo para llegar, por lo que la dificultad persiste”, Sostiene.

Ahora toca seguir pendientes de la evolución de los productos y de los precios. Hoy se puede dar un parte de relativa tranquilidad para los consumidores por el abastecimiento de los productos de la canasta familiar tanto en los perecederos como no perecederos. Pero no se puede dejar a la deriva el tema de los productores de arroz, pollos, cerdo y peces que siguen en alerta de emergencia alimentaria con las consecuencias que esto implica para el consumidor final.

Diario del Huila se mantendrá   a la expectativa de los mercados y la manera como se comporta para dar la información de manera oportuna y evitar de un lado pánico por el tema escases y de otro que los bolsillos de los consumidores se vean afectados por los precios descontrolados generados en muchos casos por acaparamiento o especulación.

Este miércoles desde las cero horas se puso en marcha el denominado “corredor por la vida”, que en medio de nuevas marchas que se tienen previstas en la ciudad anunciadas por los promotores del paro se espera sirva para que se pueda aliviar la falta de productos esenciales en la vida normal de los habitantes de la región.