Empresarios ven con optimismo la designación de José Manuel Restrepo como el nuevo ministro de Hacienda y Crédito Público. Los actores políticos, sociales y académicos han señalado algunos puntos por los que comenzar a trabajar.

DIARIO DEL HUILA, ANÁLISIS

Por: Rolando Monje Gómez

Un difícil panorama social con altos indicadores de pobreza, desempleo, cierres constantes de la actividad productiva para mitigar los contagios, un nuevo pico de coronavirus y más de ocho días de manifestaciones contra el Gobierno Nacional por la reforma tributaria, entre otros factores mencionados previamente por los que la sociedad ha alzado la voz en las calles, hacen parte del panorama social de Colombia hoy.

El Ministerio de Hacienda arrancó un nuevo capítulo el lunes anterior bajo el liderazgo de José Manuel Restrepo, quien antes se desempeñaba como ministro de Comercio y reemplazó en el cargo al ministro saliente, Alberto Carrasquilla, luego del amplio rechazo de la reforma de ‘Solidaridad Sostenible’, que fue radicada el 15 de abril en el Congreso de la República y su retiro oficial del Legislativo fue solicitado este 4 de mayo.

Desde el primer momento el ministro Restrepo habló sobre la nueva ruta que tomará la tributaria, cuáles son los tiempos que se plantean, cómo será el paquete social y envió un mensaje a la ciudadanía e inversionistas.

Tras la polémica por los puntos del proyecto de ley de ‘Solidaridad Sostenible’ y la renuncia de una parte del equipo económico del Gobierno, el recién escogido ministro de Hacienda, tendrá la labor de escuchar a la ciudadanía, sectores políticos, centros de pensamiento y gremios para armar el nuevo texto de la reforma tributaria con el que se buscaría lograr un recaudo de $14 billones.

Los actores políticos, sociales y académicos han señalado algunos puntos por los que comenzar a trabajar. El foco de las preocupaciones sociales, es el primero, y segundo, en que el foco de las fuentes de financiamiento, puedan estar asociadas a, por ejemplo, la sobretasa de renta temporal en el caso de empresas; prorrogar temporalmente el impuesto al patrimonio, y el incremento al impuesto a los dividendos y a esto hay que sumarle un esfuerzo en austeridad del gasto.

El Ministro se ha trazado tres retos: el social, la estabilidad fiscal y el crecimiento económico. Lo primero es propiciar un diálogo constructivo con diferentes actores de la sociedad para identificar tanto los usos como las fuentes de recursos. Una primera aproximación, son las necesidades para cubrir programas sociales y el déficit fiscal del orden de $14 billones que irían el 50% para cada uno de estos rubros. Es decir, $7 billones para programas sociales y otros $7 billones para el ajuste fiscal.

Las propuestas

Uno de los primeros gremios que presentó su propuesta fue la Andi, centrándose en un mayor aporte por parte de las empresas en medio de la crisis económica. Así, el gremio planteó aplazar la reducción de la tarifa de renta corporativa, con lo que se lograría un recaudo de $6,2 billones, suspender el descuento del ICA en renta ($5,2 billones) y mantener por dos años el impuesto al patrimonio ($1 billón).

El Consejo Gremial Nacional planteó que de forma permanente el ICA pase a ser deducible en la base gravable del impuesto de renta, que se incorpore una sobretasa temporal al impuesto de renta corporativo y que se apliquen tarifas marginales al impuesto al patrimonio y que se aumente la tarifa del impuesto a los dividendos de 10% a 15%.

Para los gremios del Agro, es necesario que se cumpla el compromiso del presidente Iván Duque de no aumentar los precios de los alimentos básicos y de ‘mantener las reglas de juego’. La expectativa es que de manera ágil se logren los consensos, que se tengan presentes las propuestas y preocupaciones que se han manifestado el sector agropecuario en el país y ya con los compromisos ya anunciados, en particular el de no incrementar el IVA a bienes y servicios y mantener las reglas de juego existentes es un muy buen anuncio para consumidores y productores.

El Gobierno debe hacer un esfuerzo en aumentar la austeridad del gasto y en continuar con la lucha contra la evasión fiscal, es uno de los puntos transversales que destacaron la mayoría de los gremios. Además, aseguraron que el proyecto de reforma debe buscar atender a los más vulnerables y apoyar la reactivación.

Para Camacol es importante construir un proyecto que se soporte en tres principios: la atención social prioritaria para los más vulnerables, la reactivación económica y la generación de empleo.

Buena recepción

La designación de Restrepo como ministro de Hacienda, ha sido vista por los gremios con optimismo, pues consideran que hizo una gran labor desde el Ministerio de Comercio, y que una de sus cualidades es tener disposición para el diálogo con los sectores, lo que puede ayudar a la hora de llegar a consensos sobre el nuevo texto de la reforma tributaria.

Además de que cuenta con preparación educativa, experiencia, conocimiento de los sectores y actitud conciliadora para sacar adelante los proyectos económicos y fiscales que enfrenta el país.

Si el recaudo no es de $14 billones sino de menos, se debe tratar de encontrar esa fuente de recursos que garantice una estabilidad de largo plazo tanto en el manejo de la deuda pública como en el déficit fiscal y sería un mensaje de responsabilidad fiscal de Colombia.

A través de los instrumentos sociales, Colombia lograría recuperar o volvería de nuevo al nivel de pobreza absoluta que tenía antes del Covid, o sea que esto permitiría realmente una respuesta a la problemática de pobreza absoluta que se generó como resultado de la pandemia. Esa es la importancia de esos programas sociales. La iniciativa va encaminada a que la temporalidad del Ingreso Solidario sea suficiente para recuperar los indicadores de pobreza absoluta de antes de pandemia.

Además de eso, simultáneamente se diseñan instrumentos que irían encaminados a propiciar la reactivación. Instrumentos como el fondo de empleabilidad para los jóvenes de 18 a 28 años, para las mujeres de más de 40 años y personas en situación de discapacidad, eso ha sido parte de la discusión que se ha recogido desde distintos actores, algo de eso podría incluirse en la iniciativa como instrumento de reactivación del empleo.

Este nuevo proyecto de reforma garantizaría cierta estabilidad de largo plazo y en el futuro se vería si se necesitan de pronto recursos estructurales de más largo plazo para incrementar la capacidad de inversión en el país, que serían por lo menos unos 4 años aproximadamente, dependiendo al final del monto de recaudo que todavía no está definido.

Otros frentes

La reforma también tiene componentes en la línea de control a la corrupción, amplios gastos en viajes, publicidad, armas, entre otras cosas, en por lo menos dos frentes: uno el de austeridad del gasto y el otro, la lucha antievasión.

En materia de evasión se continuaría con el esfuerzo de reducir el orden de 1,1% del PIB ($11 billones) por la vía de modernización de la Dian, facturación electrónica, el fortalecimiento de metodología de big data y otros asuntos.

En la austeridad está el congelamiento de algunos de los gastos de operación, reducir viáticos, controlar algunos costos de arrendamientos. Hay que reconocer que en el país el 80% del gasto es inflexible, entonces es limitado el margen de maniobra.

Se redireccionarán gastos no prioritarios, revisando el presupuesto rubro a rubro. Los recursos para aviones de guerra no estarán en el Presupuesto, sino que se van a dirigir a lo que es un gasto verdaderamente prioritario en este momento que es el manejo de la pandemia.

En esta reforma se contemplan mecanismos de ajuste a la regla fiscal buscando primero, modernizarla, también que haya una hoja de ruta, un camino para llegar a esa estabilidad en las finanzas públicas y reconocer además la trayectoria que se está viviendo en el marco de la pandemia.

Finalmente, respecto a la presentación del nuevo proyecto este se debe acelerar para tratar de lograr el propósito de la reforma lo más pronto posible, haciendo el máximo esfuerzo en esta legislatura (que finaliza el 20 de junio a menos de que se vayan a extras en el Congreso) y hay que lograr esos consensos y discusiones con distintos actores también en el curso de las próximas semanas.

Presidente Duque designa como nuevo Minhacienda a José Manuel Restrepo