Medellín es una de las ciudades que está en la mira del Gobierno nacional, esto porque los niveles de los contagios por covid-19 no disminuyen y la ocupación en las UCI ya superó el 95% de su capacidad, de las 869 camas disponibles hay 832 ocupadas. Razones suficientes para que se tomen medidas drásticas y efectivas para evitar que el tercer pico de la pandemia afecte mucho más a la capital de Antioquia.

El alcalde de la ciudad, Daniel Quintero, hizo un llamado a la ciudadanía para que sean más responsables con la situación que está viviendo Medellín y aseguró que se tomarán las medidas correspondientes para evitar que haya un colapso con los pacientes que necesiten atención de cuidados intensivos.

Por el momento, la medida de pico y cédula continuará con la misma dinámica que se venía implementando en el departamento los días par e impar, y el toque de queda en el Área Metropolitana y el Valle de San Nicolás regirá del lunes 5 de abril al viernes 9 de abril a partir de las 6:00 p. m. y hasta las 5:00 a. m. del día siguiente.

“La recomendación y el llamado a la ciudadanía y demás actores de la sociedad es a fortalecer las medidas de autocuidado, promover el trabajo desde casa, jornadas laborales flexibles y la detección temprana de síntomas; especialmente si regresan de algún tipo de viaje”, confirmó el mandatario local.

Además de las medidas anunciadas por las autoridades departamentales, es pertinente recordar que de cara a la Semana de Pascua la Alcaldía de Medellín anunció recientemente la suspensión de la alternancia educativa para evitar posibles focos de contagios.