Diario del Huila

¡Nunca es tarde para inventar, para emprender, para soñar!

Sep 8, 2022

Diario del Huila Inicio 5 DH Crónica 5 ¡Nunca es tarde para inventar, para emprender, para soñar!

Aurelio Osorio Ruiz, es un campoalegruno que, a sus 86 años, no deja de soñar y de realizar toda clase de emprendimientos. Emprender como adulto mayor no es fácil, algunos no “le paran bolas”, otros no creen y no dejan de aparecer los que se quieren aprovechar del conocimiento de lo inventado por Aurelio. Actualmente presenta un prototipo para lo que sería un tren gravitacional como solución al problema de transporte masivo. 

“Yo tengo 86 años y nací en el municipio de Campoalegre”, comienza su relato este octogenario, que hizo el llamado ‘bachillerato’ por radio, que promocionó en su momento la desaparecida Radio Sutatenza. 

“Tengo mi título validado por el Ministerio de Educación, luego estudié en el Sena, me hice técnico agropecuario, pero siempre me gustó leer e investigar”, comenta Aurelio Osorio Ruiz, mientras recuerda que su papá Ángel Maria Osorio Ruiz era agricultor, trabajaba en el campo, y que su mamá Herlinda Ruiz se dedicaba al hogar. 

Desde muy joven fue inquieto por la lectura y de paso propuso una teoría que fue publicada en su momento a nivel nacional, lo que motivó a un ingeniero italiano que vino y le manifestó que coincidía con la búsqueda del movimiento perfecto. 

Luego participó en varios concursos, entre otros el ‘Inspira’ en Betania, en esa oportunidad presentó un ascensor hidráulico que se movía a base de agua, recibió una mención de honor y hace unos diez años comenzó con el prototipo del metro tren gravitacional.

El inventor ha participado en eventos regionales. 

El prototipo para trasporte masivo  

“Yo tengo el prototipo funcionando, tengo por escrito también la forma como realicé el trabajo e incluso este trabajo fue presentado por el Sena en el fondo Emprender, pero no pasó por la dimensión de la financiación, es muy costoso”, indica Aurelio. 

Como argumento dice que, “por ejemplo para unos veinte metros el costo no sería mayor a $2.000.000 millones de pesos, lo que se necesitan son unas torres y unos cables que son accesibles para conseguir, pero ya a mayor escala por encima de los 1.000 a 2.000 metros para colocarlo en ciudades que no tengan tanto tráfico, que sean nuevas y desarrollen su transporte con base en este sistema, para desarrollarlo por calles y carreras su costo sería muy alto”. 

Insiste en que su proyecto es viable y que lo que se requiere es el apoyo y la voluntad de quienes tienen los recursos, comenzando por el Estado.

Aurelio Osorio Ruiz, ya ha tocado puertas, pero la respuesta ha sido poca, “pasé el proyecto del prototipo a la administración en Campoalegre y duró diez años y ni lo miraron, pedí apoyo del concejo municipal y la respuesta es que no hay plata, pero si se quisieron aprovechar para que en el día del campesino, lo sacara y que me daban algún premio o reconocimiento”, dice con resignación. 

En otra oportunidad en acercamientos por los lados de la Gobernación le indicaron que se presentara al programa de emprendedores y terminó dándose cuenta que está orientado es más para el lado comercial, “es para negocios que estén instalados y proyectos como el mío, de pronto no los han mirado, yo no se qué es lo que pasa, pero quedaron de avisarme si clasificaba dentro de unos créditos, o algo así, tengo entendido”, sostiene Aurelio.  

Para Aurelio Osorio Ruiz, el apoyo de la familia ha sido fundamental.

Una de las dificultades adicional que ha encontrado Aurelio para el desarrollo de su proyecto, “es el temor a que lo plagien y hasta que se le roben la idea”, manifiesta abiertamente, pero ahora se decidió a publicarlo y a mostrarlo.

Lo de la patente está pendiente, por los altos costos, pero sí lo tiene registrado en notaria, “lo tengo registrado, igual que los otros trabajos que he realizado, averigüe por la patente y el costo de tres a cuatro millones y de paso se demora de dos a tres años, son muchos requisitos y altos costos”, agrega. 

Con respeto le indagamos si lo han tildado de loco o de iluso, a lo que responde con tranquilidad y sin molestarse para nada, que por el contrario, son muchos los elogios que recibe, “la gente me dice que han visto los videos y que muy bien que siga adelante”. Actualmente vive de los recursos que le entregan sus hijos que lo apoyan.

Autor: Hernán Galindo

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila 👋
¿En que podemos ayudarte?