domingo, 26 de enero de 2020
Regional/ Creado el: 2019-11-19 12:10 - Última actualización: 2019-11-19 12:37

Obras de la 4G Neiva –Santana -Mocoa se reanudarían en enero

Aunque en julio de este año el entonces vicepresidente de Gestión Contractual de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, Luis Eduardo Gutiérrez Díaz ya lo había asegurado, la información habría sido parcialmente modificada por parte de la misma entidad días después debido a la inconformidad suscitada por la comunidad huilense.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | noviembre 19 de 2019

 

La Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, se ha negado a entregar declaraciones acerca del futuro del proyecto de autopista Santana-Mocoa-Neiva, a la espera de que sea hoy en horas de la mañana el presidente de la república Iván Duque quien, en su visita por Pitalito, haga un pronunciamiento oficial.

Sin embargo, varios mandatarios electos del Huila y del sur del país que se reunieron en Santa Marta la semana pasada, aprovecharon que allí estaba también presente la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco, para dialogar sobre la preocupación que los aqueja sobre el estado actual del proyecto, que ya debería estar próximo a inaugurarse, pero que en cambio se convirtió en un ‘dolor de cabeza’.

La Ministra les dio “luces”sobre lo que viene.

 La alta funcionaria también reiteró sobre la importancia de que fuera de voz propia del presidente que los huilenses se enteraran que efectivamente había prosperado el proceso de cesión del contrato, del que se comenzó a especular en mayo después de que no se diera la declaración de caducidad de la concesión ‘Aliadas Para el Progreso’.

Y fue el dos de mayo del presente año cuando también se anunció que en un mes estarían reiniciando las obras, luego de que estuviera concluida dicha cesión; promesa que no se consumó.

El proyecto estará ahora a cargo de la empresa CCA, Colombia Corp. Asimismo, esta empresa atenderá el viaducto que se debe hacer en Pericongo, pero las obras no iniciarán este año, tal cual como ya lo había indicado a los medios regionales del Huila a comienzos de julio un alto funcionario, cuya versión fue modificada ante el descontento de los opitas.  

Para esa fecha la noticia suscitó reparos y rechazos, pues había sido el entonces viceministro de Infraestructura, Manuel Felipe Gutiérrez, hoy director de la Agencia Nacional de Infraestructura, quien había anunciado que el plan remedial en el que se exponían las condiciones para la toma del proyecto vial y que el estudio, que estaría a cargo de la ANI,  se haría en máximo mes y medio.

No obstante, ese estudio finalmente no culminó sino hasta el pasado 15 de noviembre. Los detalles y condiciones sobre los cuales se aprobó, aún no se conocen de manera oficial.

También se había anunciado por parte del Gobierno Nacional, que la cesión se daría a finales de agosto. “Todo estaría listo para que a más tardar el otro mes se realice la cesión del contrato de la vía Santana - Mocoa - Neiva al Grupo Empresarial Ethus”, afirmó el 5 de julio el Diario La República, un medio nacional.

La concesión ‘Aliadas para el Progreso’ estaba conformada por las firmas Carlos Alberto Solarte Solarte S.A.S con el 62,22% de participación, CASS Constructores S.A.S con el 30,78 y Latinoamericana de Construcciones S.A  con un 7,00%.

Quien predijo que las obras no arrancarían en el presente año fue el entonces vicepresidente de Gestión Contractual de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, Luis Eduardo Gutiérrez Díaz. Manifestó el funcionario que en realidad solamente hacia el 15 de agosto tendrían una propuesta completa que permitiría darle viabilidad al contrato para retomar la ejecución de todo el corredor vial, entre Neiva y Mocoa, ¿por qué la ANI cambió la afirmación? Lo que sí se sabe, es que para este año no arrancarán las obras priorizadas: el viaducto en Pericongo  y la intervención en los tramos viales más críticos.

Miembros de la Veeduría de este proyecto también han manifestado que sería el otro año cuando se reanudarían las obras.

El alcalde electo de Pitalito, Edgar Muñoz, aclarando que no se quería adelantar al pronunciamiento del presidente, dijo a este medio de comunicación que la prioridad es que se reactive nuevamente la concesión.

“Se estaba pendiente de un socio que sé ya quedó superado el tema. Lo que dijo la ministra fue que para la primera semana de enero se reactiva el proyecto”.

Para el alcalde, el diálogo es fundamental. “Yo hablé con los alcaldes y el gobernador del Putumayo y le propuse el Gobernador del Huila que aprovecháramos el espacio, nos reuniéramos con la ministra, ella nos atendió como región, porque el tema es de interés para todos”.

Añadió que se expuso sobre el respeto por los términos contractuales que tiene la concesión y tener la vocería de las comunidades que son las que reclaman además de que se reactive, que se prioricen algunos tramos.  “Donde han tenido mayor necesidad, y esperar que la concesión esta vez opere de la mejor manera. Creo que es a través del diálogo y concertación como puede funcionar mejor”.

El acalde, por ahora no está pensando en ejercer presión, pero sí un acompañamiento al manejo que le está dando el Ministerio del Transporte a resolver de la “mejor manera y lo más oportunamente posible la reactivación de la concesión”.

 Proyecto

El proyecto Santana-Mocoa-Neiva, contempla una longitud de 447 kilómetros, en donde se resaltan 22 kilómetros de doble calzada entre Neiva y Campoalegre; variantes en los municipios de Campoalegre, Hobo, Gigante, Timaná y Mocoa; construcción de 1,97 kilómetros en nuevos viaductos; ampliación a un tercer carril entre Hobo y Gigante de 5,2 kilómetros de extensión; el mejoramiento de las curvas en el sitio Pericongo; la construcción de un falso túnel de 390 metros en la vía Pitalito Norte-Garzón; 2 falsos túneles de 90 metros cada uno en la vía Mocoa-San Juan de Villalobos, entre otras obras.

Pero este ambicioso proyecto de infraestructura vial se vio truncado luego de que uno de los socios mayoritarios de la concesión se viera salpicado en el escándalo de corrupción de Odebrecht, como también sucedió con otras concesiones 4G a nivel nacional.

Sin embargo, antes de esta penosa investigación, la iniciativa tuvo varios tropiezos. Después de ser firmada el acta de inicio, el socio impulsor que había certificado experiencia en inversión y capacidad financiera para apalancar el proyecto, manifestó que estaba en crisis financiera. Y luego fue interpuesta una acción popular ante el Tribunal Administrativo del Huila para exigir que los trabajos que realizaran Aliadas no afectaran un tramo llamado el 'túnel verde', en la salida de Neiva hacia el sur del Huila. El primer impase fue superado.

No obstante, Aliadas a junio de 2016 aún no lograba el cierre financiero. Y para septiembre de ese año, cuando por fin lo logró, no arrancaron las obras porque aún no se resolvía la demanda sobre proteger el 'túnel verde'.

Para mayo del 2017 comenzó el padecimiento para el transporte desde y hacia el sur del Huila, a causa de la falla geológica en el sector Pericongo entre Altamira y Timaná. La vía quedó totalmente bloqueada a causa de un deslizamiento de rocas. Y desde entonces el paso estuvo a un solo carril, durante ciertas horas, para lo cual debió ser habilitada una vía alterna por el Naranjal, vía que no está pavimentada y representaba dos horas más de trayecto, además, no es apta para vehículos de carga pesada.

Fue para octubre del año 2017 cuando reventó el escándalo de corrupción con la firma brasileña. Esto sucumbió en que los bancos le cerraran las puertas al socio principal Carlos Solarte. Entre tanto las obras seguían paralizadas, continuaban los deslizamientos en Pericongo que para abril del año 2018 dejaron dos personas fallecidas y una más herida; y la malla vial de la ruta 45 se deterioró y no tuvo dolientes. Los diputados del Huila incluso se encadenaron como acto simbólico en la Plaza de Bolívar en la ciudad de Bogotá. También se han cumplido reuniones, marchas y protestas. 

La noticia de que  finalmente  no se efectuaría la liquidación del contrato, que significaría volver a comenzar de cero con la licitación, fue “alentadora”, pero para algunos alcaldes del departamento el “Instituto Nacional de Vías en el Huila, no ha servido para nada”, dijo el alcalde de Isnos, Rigoberto Rosero, cuando se anunció en mayo pasado que en máximo dos meses reiniciarían las obras. Pero cumplido ese tiempo, se sabe ahora que el reinicio no se dará en el presente año, sino para el 2020.

El proyecto según lo que se conoce hasta ahora, cuenta con las licencias ambientales para continuar.  Pero este es un proceso que debió hacer Aliadas, sobre quien pesan además todas las sanciones impuestas.

Por último, está previsto que se instalen nuevos peajes, pero el número total y el lugar exacto no está claro según la ANI. Hoy se conocerán los términos bajo los que fue cedida la concesión. El doble paso por Pericongo fue nuevamente habilitado hace menos un mes, a finales de septiembre.

Aunque en Huila la autopista de cuarta generación (4G)  está estancada, el gobierno Nacional ya dio los primeros pasos para que se den nuevos proyectos de vías 5G en otros departamentos.

Comentarios