Tras el consejo de seguridad efectuado por la masacre ocurrida en Buga (Valle del Cauca) el comandante del Ejército, general Eduardo Zapateiro y el director de la Policía general, Jorge Luis Vargas, informaron que trabajarán conjuntamente para dar con los responsables de este crimen.

Esta labor se realizará en primera medida bajo la coordinación entre los Gaulas de la Policía y el Ejército, además del despliegue de tropas para efectuar operaciones contundentes con este fin.

También se ofreció en coordinación con la gobernadora y el alcalde del municipio una recompensa de hasta 200 millones de pesos por la captura de los responsables de estos hechos.

Además anunciaron que la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL (DIJIN) trabajará de la mano con investigadores de la Fiscalía.

Esta masacre ocurrió cerca de las 3:00 a.m en una finca del corregimiento Cerro Rico, donde cuatro personas murieron y tres más resultaron heridas .

Las víctimas estarían entre los 18 y 20 años y fueron identificadas Juan Jacobo Pérez, Juan Pablo Marín, Nicolás Suárez y Sara García, quien sería hija de uno de los médicos del Hospital Divino Niño. Dos de los heridos fueron identificados como Ramiro Martínez y Santiago Tascón.

Este grupo especial de la Fiscalía se suma a la decisión del presidente de delegar al comandante del ejército, general Eduardo Zapateiro y el director nacional de la Policía, general Jorge Luis Vargas, para avanzar en las investigaciones.