<ins data-revive-zoneid="2" data-revive-id="e0f695b1b9e71c7e090345072026c701"></ins>
sábado, 22 de julio de 2017
 
OPINIÓN/ 2017-01-08 11:39

Afrenta el terrorismo

Editorial

Escrito por: Editorial | enero 08 de 2017

Mientras en nuestro país, se empieza a respirar un aire de paz, dadas las nuevas condiciones que se han generado con el Acuerdo Renegociado de Paz con las Farc, porque han suspendido definitivamente los actos terroristas desde el año anterior, en algunos países europeos, del medio oriente y en los Estados Unidos, no cesan los hechos violentos que están colocando en jaque a las fuerzas de seguridad de los mismos. En la noche de año nuevo, Turquía fue objeto de un ataque demencial provocado por un islamista que huyó del lugar de los hechos. Las causas de este homicidio múltiple, obedece a las frecuentes amenazas que están recibiendo de estos grupos religiosos, porque se han aliado con los cristianos, en alusión a la incursión del ejército turco en el norte de Siria para combatir a los grupos extremistas del Estado Islámico (EI) y las milicias Kurdas. A finales del año anterior, se perpetró una masacre en Berlín, por una célula tunecina, quienes fueron detenidos recientemente y los demás fueron abatidos por la policía italiana en Milán. Pero continua la preocupación por la ocurrencia sucesiva de estos eventos que están afectando la seguridad de las potencias mundiales. El viernes anterior, cinco personas murieron y ocho resultaron heridas, en pleno corazón del aeropuerto de Fort Lauderdale, distante 50 kilómetros al norte de Miami en la Florida Estados Unidos. Este ataque criminal se produjo en la zona de recogida de equipajes del mencionado terminal aéreo, que provocó un pánico masivo en todo el aérea aeroportuaria y la paralización por más de 24 horas de las operaciones áreas.

El nuevo panorama que se está presentando en la geopolítica mundial, está generando una fuerte reacción de todos los líderes de los países más grandes del planeta. Inclusive con la llegada de Trump a la Casa Blanca el próximo 20 de enero, se espera que las condiciones van a cambiar sustancialmente. La sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror, que se han venido presentando durante décadas, para coaccionar a sociedades o gobiernos, son ocasionados por una amplia gama de organizaciones políticas en la promoción de sus objetivos. Entre ellas, se encuentran partidos políticos nacionalistas y no nacionalistas, de derecha como de izquierda, así como también por grupos religiosos, racistas, colonialistas, independentistas, revolucionarios, ecologistas y gobiernos en el poder. En nuestro país, estamos hastiados de tanta violencia que hemos sufrido por organizaciones insurgentes de izquierda y de grupos paramilitares patrocinados por el narcotráfico. Todos los colombianos debemos propugnar por buscar crear las condiciones sociales, económicas y políticas para superar todos estos escenarios que hemos vivido en otrora. No podemos seguir permitiendo que algunas minorías atenten contra los derechos humanos esenciales, como el derecho a la vida y a la integridad física, a la tranquilidad, honra, a la participación en política y a la libertad de expresión y comunicación, como el soporte principal para buscar la verdadera reconciliación nacional que necesita este país.