lunes, 16 de julio de 2018
Opinión/ Creado el: 2014-10-04 07:21

Crónica de un viaje a la Polinesia Francesa y Oceanía

Hemos convertido en obligatoria presentación semanal la crónica de nuestros contertulios cuando realicen viajes que puedan redundar en generosa información para el grupo y para la comunidad en general. Este pasado martes tuvimos la agradable participación de nuestro contertulio el Dr. José Vicente Ortiz quien recientemente realizó un periplo envidiable que todos debiéramos algún día repetir. Esta fue su versión :

Escrito por: Redacción Diario del Huila | octubre 04 de 2014

RINCON DEL BOTALON

Independientemente de la incomparable belleza de la Polinesia Francesa, el conjunto de hermosos archipiélagos ubicados en el continente oceánico, cercanos al subcontinente Australiano, lo constituye su conformación volcánica con exuberante vegetación, soleadas y extensas playas, al igual que las minas de níquel en algunas y las legendarias perlas negras que ejercieron junto con sus encantadoras aborígenes tal magnetismo sobre el pintor impresionista Paul Gauguin que abandonó por completo el continente europeo donde residía, radicándose de por vida en Tahití en su capital Papeete con las indescriptibles aguas del océano pacifico, fuente de su asombrosa inspiración, cuyos cuadros continúan admirando los amantes de la pintura.  

Nuestro recorrido se inicia en la ciudad de Bogotá con destino a Los Ángeles California  con  escala en el Aeropuerto de Fort Lauderdale Florida. La circunstancia de ser un aeropuerto más pequeño que el de Miami hace que los impuestos sean más bajos y en consecuencia los pasajes aéreos más económicos. Llegamos a nuestro destino final desplazándonos a la ciudad de Las Vegas Nevada, la ciudad del pecado, de las costumbres paganas que viven las 24 horas del día como una pequeña Nueva York en la quinta avenida. El derroche de dinero, prostitución y vicio que a nadie sorprende. Sus lujosos hoteles que incluye helipuertos y hangares para aviones privados de los magnates que se desplazan a la moderna ciudad construida en el corazón del desierto, hacen parte de sus atractivos. Hicimos una excursión al legendario Gran Cañón del Colorado donde la majestuosidad del fenómeno natural causa una inocultable admiración del turista. Se ha construido un semicírculo en vidrio del que se observa caminando sobre el mismo el fondo del cañón en un verdadero paisaje de vértigo. 

De regreso al puerto de Los Ángeles abordamos el colosal barco Carnival Legend, con capacidad para más de 3.000 pasajeros, de doce pisos, restaurantes, casinos, oratorios, gimnasio, deportes extremos, biblioteca, lujosos teatros, discotecas, salones de baile, así como un confortable sector en la proa del barco que invita por su apacible serenidad a la lectura y al bronceado del cuerpo consentido bajo un sol calcinante y abrasador. Nuestra primera escala fue en el puerto de Vallarta en México con una imponente capilla en honor a la virgen de Guadalupe con unos vitrales hermosos que describen la vía dolorosa en una verdadera obra de arte. En una cercana Hacienda conocimos el procesamiento del tequila, bebida que se extrae de una planta llamada agave. Abordando de nuevo el barco con destino a la Polinesia Francesa constituida por una colectividad de ultramar francés localizado en el sur del pacifico, visitamos Tahití en las islas de la Sociedad más famosa con su capital Papeete. Fiji con su capital Suva es paradisiaca, en Bora Bora y Nueva Caledonia, Islas en su gran mayoría rodeadas por arrecifes coralinos donde se puede interactuar con gigantescas rayas y pequeños y aparentemente inofensivos tiburones de arrecife. Su belleza resulta indescriptible, la policromía del océano pacifico y sus cálidas playas son un verdadero privilegio poderlos visitar. Continuamos nuestro recorrido a la ciudad de Sídney Australia, su hermosa  bahía, el emblemático puente de Sídney Harbour y el edificio de la Opera House con una acústica que se percibe “el ruido de las hojas al caer”. 

Una población muy joven, muy bella y una admirable cantidad de niños.  

Una calidad de vida formidable un poco costosa pero con muchas oportunidades laborales, especialmente para los jóvenes que van a aprender el idioma inglés.

Fueron 23 días navegando, partiendo, repito, desde los Ángeles a Sídney, una experiencia enriquecedora por los conocimientos que se adquieren y una conclusión: los cruceros se han constituido en la más barata opción de recorrer el mundo.

Nota : invitación a nuestro espacio radial  en Radio Sur colombiana todos los domingos a las 9 am