miércoles, 26 de julio de 2017
 
OPINIÓN/ 2017-01-07 10:13

Inflación moderada

Editorial

Escrito por: Editorial | enero 07 de 2017

El gobierno nacional ve con beneplácito el resultado de la inflación del 2016 promulgada por el Departamento Nacional de Estadística (DANE), en un 5,75%, que reflejó una disminución desde el mes de julio del año anterior, que presentaba un índice acumulado anual del 9,0%. En ese momento, los productos de la canasta familiar como la papa, hortalizas y legumbres, superaron incrementos durante los últimos doce meses de los servicios públicos, como el gas (18,66%), energía (9,77%) y acueducto y alcantarillado (6,84%), los cuales representaron los renglones que más incidieron para que se presentara este fenómeno económico, que diezmaron los ingresos en mayores proporciones, a las familias de menores ingresos. Factores como el fenómeno del niño, incidieron ostensiblemente en el incremento de los alimentos, que afectaron a todos los agricultores y ganaderos del país, por las intensas sequías que tuvieron que soportar, creando millonarias pérdidas que afectaron la rentabilidad del sector agropecuario. Igualmente, las importaciones de alimentos en la actualidad superan las 13 mil toneladas anuales, cuyos precios se vieron afectados por el incremento del precio del dólar. Igualmente, el paro camionero que duró 40 días, afectó la estructura de costos de los agentes económicos del país y por consiguiente el alza de precios de todos los productos de la canasta familiar.

Otro factor desestabilizante para que se presente este incremento de la inflación en nuestro país, son las decisiones que ha establecido la Junta Directiva del Banco de la República que, en sus sesiones ordinarias de los últimos meses, han tomado la decisión de aumentar la tasa de interés, medida que contribuyó a frenar la tendencia alcista que presentaba la variación del índice de precios al consumidor, que terminó con la cifra enunciada inicialmente. Las expectativas que tiene la economía nacional para muchos analistas, son preocupantes por la incertidumbre que se está presentando en el país dadas las medidas tomadas por el equipo del alto gobierno. Es importante que el gobierno nacional reoriente la aplicación de los instrumentos de la política monetaria y fiscal para mejorar el comportamiento de los indicadores económicos del país. Así como están dadas las condiciones, se puede volver un cultivo, para que se desencadenen sendas protestas sociales y amenazas de paros en algunos sectores que están saliendo afectados con la reciente reforma tributaria estructural promulgada por el gobierno nacional. En las redes sociales circulan masivos mensajes contra la gestión del equipo económico del alto gobierno, que reflejan el inconformismo generalizado de la población, que están demandando reformas estructurales para mejorar el bienestar de los grupos vulnerables de la nación. Sino, se corrigen, se podría llevar al traste todos los pronósticos que se tienen sobre el crecimiento económico en el corto y mediano plazo. Todos los anteriores factores enunciados, han venido creando una desconfianza generalizada entre los diferentes actores de la vida nacional porque no se aplican estos instrumentos de manera coherente, dada la realidad social que estamos viviendo los colombianos.